Richard Mille se toma en serio a las mujeres

La firma relojera amante de las hazañas deportivas y los atletas de alto rendimiento lanza la primera colección deportiva para mujer.

El relojero de élite siempre ha incluido como cómplices de sus relojes a deportistas masculinos de alto rango, como Rafa Nadal. Hasta ahora. Por fin, Richard Mille ha creado una extraordinaria colección que tiene como protagonistas a las atletas, con relojes con materiales de vanguardia y prestaciones solo aptas para acompañar las proezas deportivas en distintas disciplinas. Es la primera línea deportiva de Richard Mille solo para mujeres.

La firma relojera siempre ha esforzado en adaptar cada uno de sus modelos a las necesidades de sus aliados. Es con este espíritu que la RM 07-04 Automatic Sport ha sido imaginado por la firma. Es de sobra sabido que el apoyo de Richard Mille a sus atletas es inquebrantable. Templado por un deseo compartido de lograr un rendimiento sin precedentes, esta relación se refleja en la creación de relojes que desafían los límites de la relojería.

De esta manera, seis deportistas lucen con emoción las distintas declinaciones del recién lanzado RM 07-04 Automatic Sport. Dos corredoras de autos (Margot Laffite y Aurora Straus), una golfista número uno del mundo (Nelly Korda), dos campeonas de atletismo (Yuliya Levchenko y Nafi Thiam) y una triple medallista de oro en los Juegos Olímpicos del Invierno (Ester Ledecká) son las flamantes socias de la marca relojera. Perfectamente adaptados a las limitaciones de sus distintas disciplinas, estos relojes afirman el rendimiento puro y la sofisticación técnica.

Apuesta arriesgada

La creación del RM 07-04 Automatic Sport requirió tres años. En este tiempo hubo que desarrollar un nuevo movimiento automático de diseño propio muy compacto y esqueletado; garantizar una alta resistencia a los golpes; integrar perfectamente el exterior en el movimiento dejando visible su funcionamiento… “No hemos adoptado un enfoque minimalista en este diseño, hemos elegido un movimiento etéreo que revela su complejidad a primera vista. Ofrecer un reloj deportivo esqueletado para mujer es una apuesta arriesgada que pocos se han atrevido a hacer. Esta colección es tanto estética como técnica”, explica Cécile Guenat, directora creativa y de desarrollo de Richard Mille.

El CRMA8 es un nuevo movimiento automático in house con horas, minutos y selector de funciones. La platina y los puentes son de titanio de grado 5 con tratamiento PVD negro. Para ganar sus credenciales deportivas, el movimiento se sometió a una serie de rigurosas pruebas para confirmar su resistencia a 5,000 g de aceleración, una hazaña importante para el más compacto de todos los calibres desarrollados por Richard Mille.

Un selector de funciones fuera de serie

El acabado a mano, que incluye ángulos pulidos, secciones fresadas, molduras microgranalladas y superficies satinadas, realza la elegancia de su mecánica. La complejidad del selector de funciones evita tensiones en la tija de remontuar. Combinado con un pulsador TPT® de cuarzo situado a las 4 horas, una simple presión permite elegir entre las posiciones de punto muerto (N), cuerda (W) o puesta en hora (H). Su cinemática también es visible, ya que su montaje está invertido, en comparación con los demás selectores de la marca. La aguja situada a las 5 horas indica la función elegida en una pestaña de titanio de grado 5. En definitiva, una simbiosis entre movimiento y decoración.

Materiales del futuro

Según la versión, la caja está fabricada en Quartz TPT® o Carbon TPT®. Característico de los relojes deportivos Richard Mille, las combinaciones de colores de estos compuestos técnicos ultraduraderos expresan energía, fuerza y emoción. La identidad de esta colección, impregnada de afán de éxitos deportivos y de la euforia de la competición, se revela a través de su paleta de colores. Del negro para el modelo Carbon TPT® al crema, morado, rosa salmón, verde o azul oscuro para las cinco piezas Quartz TPT®, nada altera las características de estos materiales: ligereza, propiedades antialérgicas y resistencia a los golpes, a los rayos UV o al desgaste.

Por tanto, la nueva y ligera colección RM 07-04 Automatic Sport (tan solo 36 gramos incluida su correa de Velcro®) ofrece a las atletas la libertad de estar en sus mejores momentos en cada una de sus disciplinas. En el mundo cada vez más amplio de los relojes femeninos de Richard Mille, la alta competición empieza a ganar terreno.

Yolanda Ruiz

Periodista todoterreno, llevo más de una década tomando el pulso a la industria relojera. “De los relojes lo que más me asombra es cómo actúan como instrumento de identidad. Son testigos de los cambios sociológicos y culturales».

Artículo anterior

La Esmeralda, el reloj más mítico de Girard-Perregaux, ahora en oro blanco

Siguiente artículo

Un disparo certero al corazón del coleccionista

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share