Pureza acústica

El nuevo A. Lange & Söhne es una edición limitada a 50 piezas. Una nueva interpretación clásica la sonería.

En la manufactura de A. Lange & Söhne hay una rica tradición de mecanismos de sonería que se remonta a los relojes de bolsillo de finales del siglo XIX. En este siglo, el primero fue un Grand Complication de 2013. Este modelo dotado además con funciones de repetición de minutos, cronógrafo ratrapante y un calendario perpetuo. En 2015, destacó una pieza con un sistema acústico decimal coordinado con la indicación digital del Zeitwerk Repetición de Minutos. 

Hoy, la manufactura ha optado por un Richard Lange Repetición de Minutos centrado únicamente en el mecanismo de la sonería. Eso sí, conteniendo tres particularidades técnicas que obedecen a la aspiración de la manufactura sajona de alcanzar la perfección. La sonería incluye una supresión de pausa que anula la habitual parada entre el tono de las horas y el de los minutos. Esto sucede cuando no se ha activado ningún tono doble de cuartos durante los primeros 14 minutos de una hora completada.

Para evitar posibles daños en la sonería, los relojeros de A. Lange & Söhne la ha dotado de un mecanismo de seguridad que impide que se active la repetición de los minutos con la corona extraída. Está, además, no se puede sacar cuando la sonería está activa. El bloqueo patentado de los martillos hace que, después de golpear el timbre, permanezcan un segundo en la posición inicial. Al retroceder no pueden volver a oscilar, para evitar que golpeen de nuevo los timbres.

Basada en el sistema acústico tradicional, el mecanismo de la sonería percute las horas, los cuartos y los minutos cuando se acciona la corredera integrada en el lateral de la caja. Las horas suenan con un tono profundo, los cuartos con uno doble y los minutos transcurridos desde el último cuarto, con un tono más alto.

A través del fondo de cristal de zafiro se pueden ver a los martillos ejecutar la secuencia correspondiente en los dos timbres rodeados por el mecanismo compuesto por 191 piezas y controlado mediante un refinado sistema de rastrillo, escalones, palanca y ruedas.

La caja de platino, de 39 mm de diámetro y sólo 9.7 de altura, presenta los típicos laterales satinados y unas asas curvadas. La esfera tripartita esmaltada en blanco de fabricación propia tiene un núcleo de oro macizo. El anillo exterior, la parte intermedia de la esfera principal y el pequeño segundero están hechos a mano. Un laborioso proceso de fabricación antes de unir las tres partes.

Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Espíritu indomable de aventura

Siguiente artículo

Arte telúrico y perpetuo

Notas relacionadas
Leer más

Gerald Charles, impulso hacia el futuro

Gerald Charles llega a SIAR Summer Experience. Sus líneas Masterlink y Maestro en vivo en el salón relojero que se celebra en Ciudad de México.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share