AP lanza tres esqueletados de doble volante de 41 mm con contrastes cautivadores

Nueva panorámica del calibre esqueletado de doble volante del Royal Oak de AP en cajas de 41 mm. Contraste de materiales para una contemplación sublime.

El versátil Royal Oak tiene inagotables versiones que siempre se superan a sí mismas. Su último lanzamiento es un trío del modelo Royal Oak Doble Volante Esqueletado de 41 mm. Tres declinaciones estéticas: acero inoxidable, cerámica negra y oro amarillo. Todas laten con el Calibre 3132 esqueletado, de cuerda automática. Un movimiento concebido para mejorar la cronometría, pero también para el placer contemplativo.

Este icónico modelo con el Calibre 3132 vio la luz en 2016 (una variación del calibre 3120 que latía en el Esqueletado Automático Ref. 15305). Aunque Audemars Piguet no ha sido el primero en la industria en desarrollar un doble volante, sí lo hizo con un enfoque propio. En su caso, colocó los dos volantes y dos espirales en el mismo eje, conectados por un eje volante central. El doble volante, visible por ambos lados de la caja, y los puentes esqueletados en ambas caras dejan ver algunos componentes del tren de rodaje. La masa oscilante esqueletada, a juego con la caja en los modelos de acero y oro amarillo o en armonía con el movimiento de oro rosa en el diseño de cerámica negra, completa la estética contrastada de estas tres referencias.

Contraste cautivador

Lo más llamativo de la apuesta estética de los nuevos modelos RO Doble escape Esqueletado es el contraste. Ya había versiones en acero, cerámica y oro, pero lo que cambia es el material del mecanismo y los tornillos del bisel, que acentúan el contraste de los modelos. En concreto, en las versiones de acero y cerámica negra destaca un nuevo tono de oro rosa que aporta al reloj un toque cálido.

Los ocho tornillos hexagonales del bisel de oro rosa aportan sincronía con el movimiento. Por si fuera poco, en la versión de acero, los índices y las agujas son de oro blanco. En el modelo de cerámica tienen acabado radiado ennegrecido. Por último, la indicación de los segundos y la firma «Audemars Piguet» se han estampado en negro sobre el realce. Además, la referencia de cerámica negra lleva grabada la inscripción «Limited Edition of 150 Pieces» en el fondo de titanio y zafiro.

Por su parte, la referencia de oro amarillo tiene una estética audaz que mezcla el preciado material con un movimiento esqueletado gris antracita con un realce a juego con la escala del segundero y el logotipo «Audemars Piguet» estampados en blanco. Los índices aplicados y las agujas de oro amarillo luminiscentes resaltan el diseño bicolor.

El arte del esqueletado

El esqueletado es una especialidad de la firma de Le Brassus desde la década de 1930. Un dato es que en 1978 la manufactura produjo 300 relojes esqueletados con el Calibre 3120. Al principio, el Royal Oak fue una colección que no mostraba los calibres. Fue la crisis del cuarzo la que impulsó a la relojería tradicional a apostar por la belleza de la mecánica a la vista. El primer Royal Oak esqueletado vio la luz en 1981, pero no fue hasta 1992 cuando realmente tomó protagonismo en la línea Jumbo. Actualmente, la colección Royal Oak tiene unas 50 referencias esqueletadas en múltiples versiones.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Audemars Piguet Royal Oak Doble Volante Esqueletado 41 mm

    
Movimiento:
   
Calibre 3132, automático, 245 componentes, reserva de marcha de 45 horas, 21,600 alt/h, 38 rubíes.
   
Función:
   
Horas, minutos y segundos centrales.
   
Caja:
   
Acero inoxidable, cerámica negra u oro amarillo. Sumergible 50 metros, fondo de cristal zafiro, 41 mm.
   
Carátula:
   
Acero/realce color rosa, índices aplicados, agujas Royal Oak oro blanco luminiscentes. Cerámica/realce oro rosa, índices aplicados y agujas Royal Oak rodiados ennegrecidos luminiscentes. Oro amarillo/realce gris antracita, índices aplicados y agujas Royal Oak de oro amarillo luminiscentes.
   
Correa:
   
Brazalete acero, cerámica u oro amarillo según el modelo.
   
Versiones:
   
Versión de cerámica: edición limitada de 150 piezas.
Yolanda Ruiz

Periodista todoterreno, llevo más de una década tomando el pulso a la industria relojera. “De los relojes lo que más me asombra es cómo actúan como instrumento de identidad. Son testigos de los cambios sociológicos y culturales».

Artículo anterior
Longines Majetek titanio

Longines Pilot Majetek vuela más alto con fuselaje de titanio

Siguiente artículo

Regulador horizontal, el nuevo look de Chronoswiss

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share