Todo lo que Audemars Piguet se puede permitir

Estuvimos en Milán en la presentación de novedades de Audemars Piguet y de Ilaria Resta como CEO y estas son nuestras impresiones

Ilaria Resta se subió al escenario en Milán de verde jade, como la pradera fértil de Le Brassus que verá en primavera. “Buongiorno a tutti e benvenuti a Milano”. Vestida entre la sastrería y el flow de su visión hacia adelante. Es mujer como Carolina Bucci, la florentina de los martelinados frosted o Sofia Candeias, la directora de producto. Ya me imagino a tres mujeres reunidas sensibilizando complicaciones. Y es italiana igual que Alessandro Bongliolo, presidente de Audemars Piguet. Aquí hay pistas de lo que se avecina. Reffinatezza italiana con insospechada mirada de mujer. Bravo por Audemars Piguet que se atrevió. Hay que aclarar que las primeras creaciones con el sello de la nueva CEO no llegarán hasta 2026. 

Escenario de lanzamiento de las nuevas piezas de AP en Milán.

En las 21 piezas que vimos en el AP Social Club 2024 para el primer semestre el toque Ilaria estaba por omisión. “Los relojes que ven están pensados hace tres años. No son míos. Yo solo alcancé a retirar algunos (sonríe)”. Dos tercios son Royal Oak y el resto Code 11.59. Otra pista. Ilaria dice que cambia de reloj según el atuendo, pero menciona entre sus preferidos dos RO, uno con calendario perpetuo y otro con tourbillon. Seis meses en la casa y ya ha asumido el last-style de los creadores maduros que hacen lo que les da la gana, siempre un poco hungry, siempre un poco foolish, como una start up de 150 años. AP lleva años a contracorriente y eso le ha convertido en la manufactura con mayores ingresos detrás de Rolex, Cartier y Omega.

AP Social Club en Milán

En la nueva colección hay un bestiario cromático de 14 tonalidades en 21 modelos. En Le Brassus llevan décadas afilando el arte de sugerir sin salirse de los patrones de un octógono. Como el RO Tourbillon de acero con carátula borgoña ahumada, una locura para ser infiel hasta con lo mejor guardado de tu bóveda. A sus creadores les hubiera bastado esto, que aún destila el sello Bennahmias, para justificar el año. También lo acompaña otra versión de oro rosa con carátulas gris arenada y minutería color marfil. Puro waiting list.

John Mayer con el Royal Oak Perpetual Calendar creado en colaboración con Audemars Piguet

La otra sorpresa es una obra: un RO Perpetual Calendar John Mayer Limited Edition (200 unidades). Ese firmamento Crystal Sky entre lo glitter y lo comedido a nadie la ha pasado desapercibido. Para John su carátula “es como la ventana de un cuadro. No la miras a ella. Miras dentro de ella”. Para Ilaria “un instante de infinitud”. Esta co-creación del cantante, guitarrista y coleccionista de relojes no es el primer RO Perpetual Calendar azul con carácter (recuerdan el Ref. 25820ST Electric Blue) pero sí un irresistible cielo estrellado que nos hace olvidar la decoración tapisserie y está condenado a batir récords especulativos, como el Rolex Daytona 116508 ‘John Mayer’ o el Royal Oak Cactus Jack de Travis Scott.

Royal Oak Perpetual Calendar John Mayer Limited Edition

Mayer subió al escenario en la presentación para hablar con Yoni Ben-Yehuda, el director de Audemars Piguet en Material Good. “Me gustan los calendarios perpetuos porque son la complicación definitiva”, dijo. La colaboración con el pop star ha permitido la apertura de miras sin rayar en los impulsos primarios de un superhéroe. Soy fan de Mayer desde su álbum Room for Square de 2001, el mismo año del primer Royal Oak Concept y tal vez no es una coincidencia.

Emoción y función

La carátula texturizada estampada cristalina del reloj es una conexión cósmica que rige los días, semanas, meses y años bisiestos sin estridencias innecesarias. Eligió el oro blanco porque es perpetuo y el 31 de los días, que normalmente viene en rojo, aparece en blanco con tamaño reducido y escalonado para diferenciarlo del 1. La fase lunar microestructurada va sobre aventurina y el interior de la carátula lleva un aro de oro blanco. Todo bello. Emoción y función como en el arte Dadá donde lo inútil es lo imprescindible.

RO Tourbillon Volante con esfera burdeos y esfera gris con minutería marfil.

La manufactura hizo honores a su eslogan Seek Beyond. Por eso gran parte de la atención mediática en Milán estaba puesta en ese territorio sin demarcaciones que es el nuevo RO Tourbillon Volante Automático Esqueleto de oro arena (ni blanco, ni rosa, sino todo lo contrario). ¿Será casualidad que en la milla del oro de la moda de Milán me crucé con un Rolls Royce del mismo tono y un Lamborghini Arena después de la presentación? 

RO Tourbillon Volante Automático Esqueleto de oro arena, con Calibre 2972 automático, 271 componentes, 21,600 alt/h y marcha de 65 h

Desde 1972 el icónico Royal Oak ha sido un LAB de continua experimentación que ha usado cerámica (1981), tantalio (1986), titanio (1997), alacrita (2002), carbón forjado (2007), cremet (2010) o Bulk Metallic Glass (2021). Como si el R+D fuera un metanivel para planear sin vértigo sobre los clásicos. El Sand Gold se suma a esa lista de oros con apellido que ya forman parte del ecosistema relojero: Everose, Sedna, Moonshine, King, Magic, Hard… Se ha logrado mezclando el oro puro con un 25% de cobre y paladio.

50 referencias esqueletadas

Esta casa, que actualmente cuenta con 50 referencias esqueletadas, tiene la culpa de que el estilo open worked haya ido ganando adeptos también en otras firmas. Mismo juego de contraste de cantos pulidos y cepillados y los acabados espejo como un sello de marca en los Oaks. Las manecillas y los índices de oro blanco son luminiscentes, un gesto casi generalizado en los recientes lanzamientos. La caja es de 41 mm, aunque eso en Audemars Piguet nunca es ley. Desde el origen ha habido RO en 29, 34, 35, 37, 38, 39 y 41 mm, sin contar los Offshore. Otro signo extra-ordinario.

Lucas Raggi, director de Research & Development, nos presentó otra sorpresa. Una cerámica camouflage lograda mediante un sistema de SPS (Spark Plasma Sintering) que permite combinar colores y hornear la cerámica en minutos en lugar de horas y que abre múltiples posibilidades también para crear un oro camouflage mezclando blanco, amarillo, rosa y arena. En un prototipo de Offshore se veía perfecto para los amantes de lo edgy

Ilaria Resta nos dijo que le gusta la innovación, el poderío técnico de la casa con Giulio Papi al frente de las grandes creaciones, el espíritu libertario del AP que ha roto paradigmas, la frescura de los indies que elevan el listón de la creatividad y la Generación Z que son el target a considerar. Ha tomado el rumbo rápido.

Royal Oak Jumbo Extraplano Esqueleto/39 mm

En Le Brassus solo hay una cosa que supere a un Royal Oak, y es un Royal Oak Jumbo. El Jumbo Extraplano Esqueleto Ref. 16204 que celebró el 50 aniversario de Royal Oak en 2022 se presenta ahora en una versión de oro blanco inmaculado. Mismos 39 mm, pero ligeramente más plano que los Jumbos de carátula cerrada (Cal. 7121 de 3.2 mm) puesto que esta versión esqueletada (Cal. 7124 de 2.7 mm) no incluye fecha. La caja mantiene el mismo grosor de los últimos Jumbo. La firma hace esqueletados desde 1930 y en el Royal Oak desde 1981 (modelo 14811).

RO Frosted Gold Automático

Y no podían faltar dos de los patrones inconfundibles de AP. El RO Frosted Gold Automático de oro amarillo y carátula rayos de sol que nos recuerda que los 70 están de regreso con su ostentación del alto impacto. Misma voluntad de no pasar desapercibido vimos en el RO Cronógrafo en 41 en oro amarillo total con rostro ahumado y detalles para sus fans como la fecha en negro sobre oro amarillo y el logo de oro de 24k rodiado en negro. 

Resgreso del ‘Bleu Nuit, Nuage 50’

Hubo más: un musculoso Offshore tres agujas, un RD#3 de oro blanco con baguettes para expresar que los 37 mm son hoy una frontera de género y siete nuevos Code 11.59 en los que abundan las combinaciones de color con el oro rosa y donde lo más entrañable fue el regreso del azul ‘Bleu Nuit, Nuage 50’ del primer RO 5402

Code 11.59 con el azul Bleu Nuit, Nuage 50 del primer Royal Oak 5402

Ilaria ha entendido que lidera una firma de destino y eso se nota con la naturalidad que presentó sus no-creaciones. Esta mujer va a dar de qué hablar.

Carlos Alonso

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

Artículo anterior

Fusión de pasiones

Siguiente artículo

Así se crea un reloj mediante Inteligencia Artificial

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share