Bajo el puño de la chamarra, Mille Miglia

“Gentleman drivers” de los años 1950 y 60 con ganas de sentir las vivas emociones de pilotar bellos carros en un bello escenario. La pasión de Karl-Friedrich Scheufele por el automovilismo se mantiene viva en la Mille Miglia desde que Chopard se convirtiera en patrocinador y crono oficial desde 1988 ininterrumpidamente. Y en 2020, la firma presenta dos nuevos pilotos para las 1,000 millas que transcurren desde Brescia a Roma en el recorrido de ida y vuelta de estos históricos automóviles clásicos. Bajo el puño de la chamarra, renace el espíritu Mille Miglia.

Mille Miglia Azzurro Power Control (500 piezas).
Mille Miglia Azzurro Power Control (500 piezas).

Para la conocida como “la carrera más bella del mundo”, Chopard lanza en edición limitada el Mille Miglia GTS Azzurro Chrono (750 piezas) y el Mille Miglia Azzurro Power Control  (500 piezas). La inspiración se mantiene en los autos clásicos, como el diseño de las subesferas del crono, que remite a los contadores vintage. Y el color para esta nueva edición 2020 toma el color azul (“azurro”, azul en italiano) en contraste con los detalles rojo Mille Miglia” de las manecillas y la característica flecha que enmarca la ventana de la fecha.

Otros detalles son los acabados acanalados de las cajas de acero que recuerdan a los pistones de un motor. La corona sobredimensionada es como el tapón de un depósito de gasolina. Y los pulsadores del cronógrafo, en particular, presentan un grabado como el patrón geométrico antideslizante de los pedales de los coches. Las asas de las correas, ligeramente inclinadas, apuntan al aerodinamismo de las antiguas carrocerías fabricadas a mano. El clásico cuero perforado de las correas se combina con un forro de caucho interior que reproduce el dibujo de los neumáticos de carreras Dunlop.

Mille Miglia GTS Azzurro Chrono (750 piezas)
Mille Miglia GTS Azzurro Chrono (750 piezas)

Los dos nuevos Mille Miglia GTS presentan un rediseño deportivo elegante más robusto. Mille Miglia GTS Azzurro Chrono ofrece en 44 mm un bello diseño clásico con tres contadores —60 segundos, 30 minutos y 12 horas—. Su bisel giratorio cuenta con escala taquimétrica para calcular velocidad y distancia a la vieja usanza. Con un movimiento automático certificado COSC, el fondo de la caja trae grabada la bandera de cuadros con la flecha Mille Miglia y la inscripción ‘Brescia > Rome > Brescia’, más el número de la pieza de esta serie limitada.

Por otro lado, el modelo GTS Power Control mantiene su aspecto bicolor con la caja de 43 mm de acero y detalles en oro rosa. El bisel interno es de aluminio barnizado con una graduación 12 incrementos en 5 minutos para el control del tiempo. Monta el calibre in house 01.08-C con 60 horas de reserva de marcha —presenta el indicador a las 9 h—. Un calibre certificado por el COSC que se puede observar gracias al fondo de cristal de zafiro.

Artículo anterior

Amor por Patek Philippe

Siguiente artículo

Elegancia y precisión en la pista central

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share