Quién no disfruta un verano eterno

El azul del mar marca la personalidad del nuevo Riviera, disponible en tres versiones diferentes, una de ellas con el movimiento manufactura Baumatic

Presentado en 1973, el Riviera es uno de los modelos que ha cimentado la fama de Baume & Mercier como firma de entrada al mundo de la alta relojería. Desde sus orígenes fue concebido como un reloj para disfrutar del tiempo libre (de ahí su nombre, en homenaje a la famosa Riviera francesa), con un diseño muy característico y con la capacidad para mimetizarse a la perfección en cualquier ambiente y época. A quién no le gustaría vivir un verano eterno.

Baume & Mercier recuperó Riviera el año pasado. Desde entonces, la firma ginebrina ha convertido esta colección en su principal arma para conquistar el segmento de relojería deportiva. El nuevo diseño del Riviera mantiene las características básicas que hicieron de él la gran estrella de Baume & Mercier a principios del siglo XXI. La caja de acero en acabado satinado y un poderoso bisel dodecagonal, fijado con tornillos vistos, que marca la personalidad del reloj. El Riviera se nutre este año de nuevas referencias con el azul de gancho visual. Las referencias son obvias: es el azul del mar, el entorno en el que nació el reloj y el entorno ideal para disfrutar de él. También ayuda a este cometido la elección del material de las correas, realizadas en caucho con efecto lona, un material ideal para los ambientes marítimos. 

Modelo estrella

El modelo estrella de la colección es el modelo equipado con el movimiento Baumatic. Hace años que Buame & Mercier dio un importante paso técnico con la incorporación de su primer calibre exclusivo. El Baumatic es un calibre de moderno diseño que destaca por sus estupendas prestaciones. Destaca su precisión de -4/+6 segundos por día, su protección contra los campos magnéticos y su reserva de marcha de 120 horas. El Riviera Baumatic se diferencia del resto de referencias por su carátula de zafiro azul ahumado que permite vislumbrar el calibre. 

El Riviera Automático comparte la caja de acero de 42 milímetros de la versión Baumatic, aunque en este caso se acompaña de una carátula opaca, en acabado azul soleil. Una buena ocasión para disfrutar de los detalles icónicos de la colección, ya sean las agujas caladas con tratamiento luminiscente o los índices romanos, tan característicos del modelo. Mención especial también a la correa, también de caucho, pero con un acabado bicolor y acompañada de una etiqueta de tela turquesa que aporta al reloj un perfecto estilo desenfadado.

Artículo anterior

Sentimiento patrio

Siguiente artículo

Un SIAR con récord histórico de firmas

Notas relacionadas
Leer más

Hielo sobre nieve

Es temporada de esquí, así que fuimos a Jackson Hole con un reloj que resulta el cómplice ideal, el Montblanc 1858 Iced Sea.
Leer más

Su próximo reloj será usado

Según la consultora LuxeConsult, el mercado de relojes de segunda mano triplicará su tamaño en la próxima década y superará incluso al mercado de relojes nuevos.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share