Besos de azúcar para mamá

¿Una esfera de cristales de azúcar? Lo ha hecho posible Bovet. Una técnica inédita con pintura en miniatura que captura ternura, amor, nostalgia, coquetería y romanticismo. Ideal para regalar a mamá.

La esfera de este reloj no la puedes comparar con nada. Bovet ha innovado con un material que se convierte en poesía y nostalgia. Miss Audrey Sweet Art nos adentra en un enigma colorido y atractivo. Bovet 1822 ya ha usado en sus relojes metales preciosos, esmaltes, pintura en miniatura, guilloché, grabados, madreperla, aventurina, diseños esqueletados… ¿Pero de qué está hecha la carátula del nuevo reloj femenino? La técnica es la primera vez que se usa en relojería. Está fabricada con azúcar y lo ha conseguido Bovet. 

Los cristales de azúcar de Bovet representan la dulzura y la pureza. Todo esto se fusiona con el savoir-faire de la casa relojera de más de dos siglos. El cerebro imaginativo detrás de esta pieza es Pascal Raffy, que este año cumple dos décadas al frente de la casa relojera. Y sin duda, ha logrado trasladar al nuevo diseño la pureza del amor y la nostalgia que siempre despierta en nuestra mente el algodón de azúcar.

Un toque romántico

Los retos para obtener este material inédito han sido varios. Han conseguido que la estructura de los cristales de azúcar no alteren su color o forma al exponerse a la luz o el calor. Así que no tienen que preocuparse, porque estos granos especiales y dulces no se derriten. Después de lograr esto, los artesanos seleccionan los cristales por tamaño y se mezclan una una pintura especial. Todo acaba con el toque especial de un experto en pintura en miniatura que los aplica sobre la carátula a mano.  

Este proceso está patentado por la marca. La peculiaridad y mimo con que se ha concebido este modelo, hace que cada pieza sea única. Además hay una amplia gama de colores sólidos y también con efecto degradado. El resultado, un toque dulce, coqueto, juguetón y muy original que fusiona brillo y textura con un guiño romántico.

Un corazón especial

También las agujas son especiales, con una forma es única. Una vez por hora, cuando el minutero alcanza a la manecilla de las horas, un corazón nos emociona. Este modelo se une a la saga icónica de la colección Miss Audrey. Le distingue su icónica caja convertible Fleurier Amadéo con un diámetro de 36 mm y se declina en acero inoxidable con 103 diamantes talla brillante. Esta caja única y patentada se convierte en un reloj de pulsera, de mesa o de bolsillo sin necesidad de herramientas.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Miss Audrey Sweet Art

    
Movimiento:
   
Automático, 28,800 alt/h, 42 horas reserva de marcha
   
Función:
   
Horas y minutos
   
Caja:
   
Acero, 36 mm, sistema convertible Amadéo® que se transforma en un reloj de pulsera, de mesa o de bolsillo sin uso de herramientas, arco y bisel con 103 brillantes.
   
Carátula:
   
Pintura en miniatura con cristales de azúcar, en diferentes colores: morado, azul, negro, gris, verde, rosa, amarillo, o una gradación de colores. Agujas serpentinas Bovet en forma de corazón.
   
Correa:
   
Piel o satén.
   
Precio:
   
CHF 25,000
Artículo anterior
China

China se convierte en el gran laboratorio digital (I)

Siguiente artículo

Tráfico de almas

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share