fbpx

Carambola a tres bandas

Bajo el mando terrenal de Julien Tornare y la tutela espiritual de Jean-Claude Biver, Zenith ha emprendido una cruzada para recuperar la relevancia que una manufactura con una reputación nunca debió perder. En los últimos meses ha vuelto a apoderarse del estandarte de la innovación con desarrollos como el ultrapreciso Defy Lab y su oscilador monolítico de silicio monocristalino, que empezará a producir en serie el año próximo. También ha firmado alianzas con socios como la armadora Land Rover y el evento mundial de motociclismo dandy Distinguished Gentleman’s Ride, para posicionarse en el lado cool de la relojería.

Como parte de la misma estrategia, en junio de 2017, la marca anunció que el británico George Bamford se convertía en su customizador oficial. Estigmatizado por la industria como un enfant terrible desde que en 2003 comenzó a intervenir guardatiempos de Rolex y otras firmas, Bamford ha creado un estilo único que llamó la atención no solo de Zenith, sino de Bulgari y TAG Heuer, sus hermanas en el gigante LVMH. Así, Bamford Watch Department ha salido de esa especie de clandestinidad en la que operaba para entrar al mundo corporativo por la puerta grande.

 

Su nueva colaboración con Zenith involucra a un tercer protagonista de esta época. Se trata de Mr. Porter, la boutique en línea de moda masculina más importante, convertida en un refugio para las casas relojeras de prestigio que buscan canales digitales de distribución confiables. El reloj en cuestión es el Chronomaster El Primero Solar Blue Limited Edition, una edición limitada de 25 piezas que únicamente se venderá por Mr. Porter.

El modelo está basado en el Heritage 146 de 2017, que a la vez surgió a partir de otra edición limitada hecha a finales de 2016 con el sitio especializado Hodinkee. Su inspiración son los cronógrafos que Zenith fabricaba en los años 60 con dos contadores y sin ventana de fecha, en especial el A271 que funcionaba con el calibre 146d. La caja de acero, de 38 mm de diámetro, es muy similar a la de El Primero original de 1969, mientras que la escala taquimétrica proviene de otro El Primero de 1971.

El toque Bamford es notorio en la esfera realizada en un color llamado “Solar Blue”, con el sutil contraste de la aguja roja del pequeño segundero a las 9 h y el blanco de las otras agujas, los índices bastón, el taquímetro y el borde del totalizador de 30 minutos del cronógrafo a las 3 h. Esta combinación cromática se refuerza con la correa de Alcántara azul marino con costuras blancas. La carátula, por cierto, está firmada por Zenith a las 12 h y por Bamford a las 6 h. Se trata de un cronógrafo de rueda de pilares elaborado con 254 componentes y 35 rubíes, que garantiza un mínimo de 50 horas de reserva de marcha. Tiene aguja central del cronógrafo, totalizador de 30 minutos a las 3 h, pequeño segundero a las 9 h y escala taquimétrica. Una pieza deportiva hermética hasta 100 metros.

No Comments Yet

Comments are closed