Sutileza opulenta

Carolina Bucci está detrás de la nueva creación del aniversario del Royal Oak. En 34 mm y con una esfera inédita rinde homenaje al motivo ‘Tapisserie’.

Los 50 años del Royal Oak de Audemars Piguet se han convertido en un ejercicio de creatividad. El resultado es un repertorio tan extenso como llamativo de propuestas que engrandecen el contenido de la celebración de este medio siglo de vida. La última incorporación lleva la firma de una colaboración que no es nueva en la manufactura. Se trata de Carolina Bucci y el resultado es tan espectacular como acostumbra la relación con la diseñadora de joyas italiana.

Declinado en 34 mm, este Royal Oak automático se ha ejecutado en cerámica negra. Aunque lo distintivo se halla en la esfera, con un singular efecto espejo multicolor que se convierte en homenaje al motivo ‘Tapisserie’. Un atractivo añadido para un reloj que maneja la elegancia del Royal Oak con ese punto de espectáculo que siempre acompaña a Bucci. Estamos ante una edición limitada que ha sido concebida tanto para hombre como para mujer.  Royal Oak Selfwinding Carolina Bucci Limited Edition / 34 mm es una interpretación osada pero equilibrada de un mito.

No está de más recordar que esta es la tercera colaboración relojera entre Audemars Piguet y Carolina Bucci . En las dos primeras, la protagonista fue la técnica de martillado conocida como Frosted Gold. Pero en todas ellas lo que ha quedado claro es que el nuevo diseño ha enriquecido la fisonomía reconocible de Audemars Piguet. Ahora, aporta un punto diferencial y sorprendente a la esfera, que se muestra repleta de contrastes. En un primer vistazo la esfera parece de color negro. En realidad, cuando se examina en profundidad aparece el espectro multicolor que infunde vida al efecto ‘Tapisserie’. Todo gracias al efecto de la luz sobre la superficie.

El desafío ha sido grande y la propia diseñadora lo comenta con Tiempo de Relojes: “Los tres relojes han sido muy diferentes. El primero fue un desafío abrumador en sí mismo: alterar un diseño icónico. El segundo fue más sobre declinar la primera colaboración en una nueva dirección. Ahora, con este tercero, se trata de comenzar de cero nuevamente y volver a imaginar las posibilidades de este diseño icónico. Ha sido un honor participar en este año tan importante para Royal Oak. Pero ha sido más satisfactorio profesionalmente que hayan confiado en mí para ir más allá del Frosted Gold y jugar con materiales completamente diferentes”.

Iridiscencia Tapisserie

Para conseguirlo, lo que se ha hecho es incorporar sobre la placa de latón otra de zafiro adornada con pequeños cuadrados microestructurados en tonos arcoíris y cambiantes según le de la luz. En el reverso de la placa de zafiro, se ha aplicado un tratamiento metalizado dorado creado específicamente para generar un efecto espejo y potenciar los reflejos en la esfera. El monograma AP ha desaparecido de la carátula para ceder el protagonismo a la firma larga grabada sobre la placa de zafiro y rellenada con laca blanca, dada la singularidad de la esfera ideada por Carolina Bucci. Hay un último detalle importante: su iridiscencia varía de una esfera a otra, por lo que cada diseño se convierte en único. 

La inspiración de Bucci para esta pieza es inusual e increíble. “La inspiración original fue muy random… en una calle de Londres: ver aceite flotando en un charco y pensar que me gustaría crear ese tipo de arcoíris como esfera. A partir de ahí, fue un pequeño salto pensar que podríamos hacer algo interesante con el famoso diseño tipo Tapisserie. Pero llevó un par de años pasar de ese primer charco aceitoso a una especie de prototipo”, recuerda la diseñadora italiana.

Cerámica negra y oro rosa

Por su parte, la caja y el brazalete de cerámica negra se resaltan mediante tornillos hexagonales de oro rosa. Estos se fijan al bisel y crean un elegante contraste cromático. Todos los componentes de la caja y el brazalete tienen el acabado satinado icónico de la manufactura. También tiene cantos pulidos para potenciar ese juego de luz que en esta ocasión es tan importante.  Por lo que respecta al brazalete, éste se ha revisado para mejorar su efecto visual. Los pasadores que conectan los eslabones a los pernos ya no están visibles desde el lateral, sino que se han integrado en los pernos. 

Precisamente la elección de cerámica negra fue algo muy reflexionado. Carolina Bucci asegura que “quería una ausencia total de color como fondo para la esfera. El oro tiene una calidez que pensé que no era apropiada. Mientras pensaba en la mejor manera de hacer que una esfera de arcoíris resaltara, pensé en el negro. Y conociendo el dominio de la cerámica de AP, le pregunté a Francois Bennahmias si me dejaría intentar hacer algo con cerámica negra”.

El fondo de titanio y zafiro lleva grabado la inscripción ‘Limited Edition Carolina Bucci’ y al mismo tiempo deja al descubierto el calibre 5800, un movimiento automático que ofrece horas, minutos, segundos y fecha. En sintonía con los tornillos, los índices y las agujas, la masa oscilante de oro rosa presenta elegantes acabados arenados, pulidos y satinados. Esta edición limitada viene en un estuche de presentación también diseñado por Carolina Bucci. Para esta ocasión especial, la diseñadora ha utilizado el motivo ‘Tapisserie’ en relieve. Es su particular homenaje al Royal Oak de 1972. 

Primera colaboración

Carolina Bucci empezó a colaborar con Audemars Piguet en 2016. La excusa fue el 40 aniversario del Royal Oak para mujer creado por Jacqueline Dimier en 1976. En aquella ocasión reinterpretó el diseño original de Gérald Genta. Aplicó a la arquitectura compleja del Royal Oak la antigua técnica florentina de martillado Frosted Gold. Un trabajo en el cual se abren minúsculas hendiduras en el oro con una herramienta con punta de diamante. Así crea un brillo como de polvo de diamante. Inicialmente se lanzaron dos modelos: el 15454 de 37 mm y el 67652 de 33 mm, disponibles en oro blanco y oro rosa. Desde 2016, el acabado Frosted Gold se ha aplicado a distintas colecciones y complicaciones relojeras. 

“Siempre he pensado mucho en tratar de encontrar el equilibrio adecuado entre causar un impacto en el diseño de Royal Oak, pero dejarlo intacto y reconocible. El diseño de relojes a menudo se trata de ajustes muy pequeños. Tal como yo lo veo, ese no es mi trabajo. Pero mi trabajo tampoco es dejar una huella tan grande que haya echado a perder la integridad del diseño original. Con todo lo que he hecho, siempre he mantenido ese diseño original de 1972 en mi mente”, admite sobre los límites a la hora de abordar un icono como el Royal Oak.

En 2018, Bucci firmó una edición limitada de 300 unidades, todas en oro amarillo Frosted Gold y con una esfera única. En lugar del diseño ‘Tapisserie’ característico del modelo, Carolina Bucci optó por una superficie espejo que recuerda a la de un lago en calma reflejando el paisaje circundante. Aunque parecía un trabajo sencillo, la realidad es que planteaba varios retos técnicos. 

Una alianza duradera

En 2020, Carolina Bucci diseñó la colección K.I.S.S., compuesta de pulseras de oro en dos tallas y numerosos tonos con collares a juego que se inspiraban en sus proyectos anteriores con la manufactura. Estas creaciones reinterpretan los códigos estéticos de un muelle de reloj mecánico estableciendo un vínculo entre la alta joyería  y la alta relojería. Ahora, la diseñadora ha apostado por ofrecer su propia visión de uno de los elementos emblemáticos de los relojes Royal Oak, su esfera ‘Tapisserie’, y  lo hace con un espectáculo que no solo sorprenderá por su imagen, sino que seducirá por su elegante y sobria imagen. Esta edición limitada está reservada a las AP House y boutiques de la marca en todo el mundo.

Artículo anterior

Placeres de la vida burguesa

Siguiente artículo

Detroitwatchguy, pasión amateur

Notas relacionadas
Leer más

Cima y simas heladas

Montblanc 1858 Iced Sea es un diver con dotes ortodoxas y estilo más clásico. El efecto visual de la esfera evoca las profundidades de un glaciar.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share