Hublot

Placeres de la vida burguesa

Perrelet presenta una versión más refinada y funcional de su rotor en la carátula.

Siempre llega un momento en el que hay que sentar la cabeza. Perrelet acaba de sacar el LAB Peripheral Dual Time Big Date, un modelo que rompe con la imagen transgresora que la firma ha manifestado ultimamente. Lo era gracias al Turbine, un concepto bastante llamativo con el cual la firma creaba un juego dinámico de carátula por medio de un segundo rotor de aspas colocado justo en el frontal. Movido rápido como la hélice de un avión, la ‘turbina’ revelaba el dibujo que escondía la carátula mediante un juego visual sorprendente. El éxito de la fórmula ha permitido a la firma probar mil y una variaciones. No faltaban las deportivas o las eróticas. Todas ellas han contribuido a fomentar la imagen de Perrelet de casa arriesgada. El LAB Peripheral Dual Time Big Date rompe con esa estrategia para ofrecernos la cara más amable y burguesa de Perrelet.

Frente a la heterodoxia del llamativo Turbine, el LAB Peripheral Dual Time Big Date nos ofrece la cara más tranquila Perrelet.

Aunque conviene hacer una pequeña introducción antes de entrar en profundidad sobre el nuevo reloj. Perrelet es sinónimo de movimientos automáticos. La razón es muy simple: al fundador de la firma (Abraham-Louis Perrelet) se le considera el inventor de este tipo de carga, allá por 1777. Este legado se homenajeó y perpetuó con la aparición del mecanismo de Doble Rotor, patentado por la propia firma en 1995, y alcanzó su cénit creativo con el mencionado Turbine, cuya primera referencia salió a la calle en 2009. 

Práctico con un toque diferente

Por supuesto, el LAB Peripheral Dual Time Big Date conserva el concepto de rotor desplazado a la carátula que ha hecho famosa a Perrelet entre los aficionados, aunque de un modo refinado. El reloj se suma a la corriente actual de modelos versátiles y urbanitas, pensados para ser el mejor compañero las 24 horas del día. Es bonito, pero también funcional. En su trabajada carátula encontramos en la parte superior la doble ventana de gran fecha y, justo debajo del eje, el contador de segundo huso horario, completado con un indicador día/noche. El generoso tratamiento luminiscente asegura su correcta visión en espacios de poca iluminación. 

Claro, que estos atributos (gran fecha y segundo huso horario) son habituales en la oferta relojera actual. Lo que es más difícil de encontrar es un dispositivo de rotor desplazado. Si nos fijamos en la carátula, un anillo metalizado separa al disco del realce. Este espacio está ocupado por un el denominado rotor que baila libre en la carátula según el ritmo que imprime su dueño. Lo interesante en esta ocasión es la forma periférica del rotor. Su desplazamiento no perjudica nunca la visión de la hora. Por lo demás, el fondo del movimiento queda liberado de la presencia del rotor, razón por la cual se puede disfrutar de su decoración sin ningún obstáculo. Divertido, pero bien pensado. Lo normal si tenemos en cuenta que detrás de Perrelet se esconde uno de los grupos relojeros más punteros de Suiza. No en vano, la firma pertenece a Grupo Festina, lo que le permite acceder a maquinarias de alto nivel técnico. En este caso, el LAB Peripheral Dual Time Big Date monta un movimiento P-421 manufacturado y decorado con un rotor con grabado de oro 3N. 

Al desplazar el rotor a la carátula, el fondo del calibre P-421 se puede disfrutar como si fuera un movimiento mecánico.

El LAB Peripheral Dual Time Big Date se ha presentado con versión única de caja de acero de 42 milímetros, aunque las opciones se amplían en la elección de la esfera: azul, plateada o negra. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Perrelet LAB Peripheral Dual Time Big Date

    
Movimiento:
   
P-421, movimiento de carga automática de rotor periférico, 302 componentes, 30 rubíes, reserva de marcha de 42 horas.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos, gran fecha, segundo huso horario con indicador día/noche.
   
Caja:
   
Acero, 42 mm de diámetro, hermético hasta 50 metros, cristal de zafiro antirreflejos.
   
Carátula:
   
Azul, también disponible en plateado o negro.
   
Correa:
   
Cuero azul o negro.
Artículo anterior

Leyendas para conquistar el cielo

Siguiente artículo

Velocidad retro-cool

Notas relacionadas
Leer más

Un atril turquesa

Un bello homenaje significativo a la fundación de la firma el 1 de mayo de 1822 por los tres hermanos. Y nuevos colores que alegran el alma.
Leer más

Pasarela en dubai watch week

Dubái es el centro relojero del mundo durante esta semana. Estos son algunos de los lanzamientos más destacables.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share