fbpx

Carrera Heuer 02T Tourbillon Nanograph, la última revolución contra el silicio

Y Guy Sémon lo cuenta con suma naturalidad. El cerebro mecánico de TAG Heuer menciona sin sobresaltos nada menos que la primera invención que puede revolucionar el corazón de la relojería y superar el omnipotente silicio. Es una nueva espiral de carbono patentada que TAG Heuer presenta en este Carrea Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph. “Es menos costoso de producir, igualmente antimagnético y, además, más resistente a los choques. Incluso se puede trabajar mejor porque no es tan frágil como la espiral de silicio a la hora del montaje, que puede romperse”. Una nueva generación de mecanismos con tourbillon y espiral fabricada con nanotubos de carbono. Se produce a partir de un gas que sustituye a las versiones con aleación “Elinvar” y el propio silicio.

Sémon asegura que, gracias al tourbillon modular, el nuevo sistema se puede montar en las versiones precedentes del Carrera Heuer 02T. El guardatiempo es un cronógrafo con certificación de cronómetro de la marca. El volante es de aleación de aluminio con incrustaciones en oro blanco y detalles en Superluminova®. Además de sus características señaladas, la espiral presenta un comportamiento térmico y una aeroelasticidad sobresalientes en esta combinación con el aluminio. Oscilaciones perfectamente concéntricas gracias a su nueva geometría para una perfecta oscilación a 28,800 alt/h.

Heuer 02T Tourbillon Nanograph presenta un diseño que reproduce el patrón hexagonal nanoscópico del carbono –un millón de veces más pequeño que un milímetro-. Presenta una esfera multicapa en combinación con el calibre. Un patrón de hexágonos tratados con chorro de arena y sutil cepillado en la placa visible. La masa oscilante también presenta el dibujo con tratamiento PVD negro. Detalles en verde neón dan el toque avant-garde a este potente esqueletado. Carrea Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph es el primer reloj con esta innovadora creación. Una pieza de 45 mm en caja de titanio en PVD negro y bisel de carbono. Es hermética a 100 metros y llega con correa de piel de becerro.

“Ahora mismo tenemos sólo dos máquinas en La Chaux-de-Fonds, la producción de la nueva espiral será controlada”, asegura Guy Sémon. Stéphane Bianchi, nuevo CEO de TAG Heuer y de la división relojera de LVMH, ha comenzado su nueva andadura con este gran hallazgo, un proyecto de varios años de desarrollo. “Esta nueva interpretación del TAH Heuer Carrera, con su avanzada tecnología de manufactura propia, destaca nuestra tradición en la consecución de la excelencia relojera y demuestra que seguimos siendo fieles a nuestros valores de rendimiento, disrupción y vanguardia”.

No Comments Yet

Comments are closed