Chopard y la Mille Miglia: una pasión compartida

La carrera más bella del mundo celebra su 40 edición con Chopard, un copiloto leal que es su cronometrador oficial.

La carrera más bella del mundo sigue teniendo como protagonista a Chopard. Del 15 al 18 de junio, la firma cumplió 35 años como cronometrador oficial y patrocinador internacional de este trayecto legendario, la Mille Miglia. La histórica carrera automovilística celebró su 40 edición. La primera cita fue en 1927 y contó con 77 participantes. Este año, incluyó 404 autos fabricados por 63 marcas de automóviles en la línea de salida en Brescia.

Como cada año, el copresidente de la firma relojera, Karl-Friedrich Scheufele, se unió a los 404 autos al volante de su Mercedes Benz 300 SL de 1955. Este auto es conocido en la 1000 Miglia por su pintura rojo fresa.

Un asunto de familia

“Este fue el mismo coche en el que participé en mi primera 1000 Miglia allá por 1989, acompañado por la leyenda del automovilismo, embajador de Chopard y gran amigo de todos nosotros, Jacky Ickx”, dijo Karl-Friedrich Scheufele. “Desde entonces, hemos conducido la ruta juntos muchas más veces y, aunque siempre siento un cierto nivel de nerviosismo antes del inicio, estar al lado de un seis veces ganador de Le Mans cuya carrera en Fórmula 1 lo vio subir al podio 25 veces siempre aumenta mi confianza”.

El 15 de junio, Jacky Ickx estaba en la rampa de salida de Brescia. Desde allí, despidió al copresidente de Chopard mientras partía junto a su hija Caroline-Marie. Para ella, es su segunda 1000 Miglia después de debutar como copiloto en 2019.

Junto con Karl-Friedrich y Caroline-Marie Scheufele, el equipo Chopard está compuesto por varios coches de pedigrí. Entre ellos un Porsche 356 Speedster azul de 1955, conducido por el embajador de Chopard Romain Dumas, un habitual de las 1000 Miglia.

En la carretera de nuevo

A pesar de la expansión masiva de la red de carreteras de Italia durante los últimos 95 años, la ruta de la 1000 Miglia se ha mantenido notablemente cerca de la ruta original de Brescia a Roma y viceversa.

Después de que el formato en sentido contrario a las agujas del reloj utilizado por última vez en la década de 1950 fuera revisado en 2021, y después de que la bandera de salida cayera a la 1:30 p. m. del miércoles 15 de junio, los autos partieron de Brescia de uno en uno por orden de edad (el más antiguo primero).

Un ruta espectacular

Inicialmente, los participantes se dirigieron al lago de Garda antes de dirigirse a Mantua y luego a la primera parada nocturna en Cervia-Milano Marittima. En total, más de 300 km que, para los conductores de vehículos más antiguos supuso al menos seis horas en la carretera. El segundo día, el convoy se dirigió a Roma en un viaje más arduo de 500 km que los llevó a la Ciudad Eterna mucho después del anochecer, antes del viernes por la mañana.

Mille Miglia 2022 Race Edition

La cuarta y última etapa fue una ruta de poco más de 150 km con una parada en el circuito de carreras de Monza. Toda el trayecto estuvo al volante la nueva edición del reloj de la casa suiza para la carrera.

Como cada año desde 1988, durante una cena exclusiva celebrada en el Hotel Alberteta el día antes de la carrera, Karl-Friedrich Scheufele y Jacky Ickx presentaron dos relojes que conmemoran la “Corsa Più Bella del Mondo”. La nueva entrega se distingue de las anteriores ediciones en varios detalles. Lo primero que destaca es su esfera gris plateada marcada por un sutil satinado circular y el uso de un azul intenso para las agujas, los índices y el bisel.

  

Los totalizadores del cronógrafo, situados a las 6 y a las 12 h, destacan por su azulado periférico y su escala aplicada en calco, más etérea que la del segundero pequeño a las 9 h. Estos contadores se distinguen también por la punta de sus agujas, que como el gran segundero del centro acaban en una punta roja, un guiño al color de la 1000 Miglia.

Chopard se ha apoyado en un calibre de carga automática ultrafiable y probado. Late a la frecuencia de 4 Hz y tiene una reserva de marcha de 48 horas. Un aliado inquebrantable de los pilotos. Tiene certificado COSC.

Además, el modelo Mille Miglia 2022 Race Edition tiene un bisel fijo y fino, de color azul intenso, que incluye una escala taquimétrica. Sus graduaciones están calcadas en blanco a modo de contraste y miden la velocidad media entre 60 y 400 km/h gracias al segundero del cronógrafo.

La versión con caja de acero es una edición limitada de 1,000 piezas. La declinación bicolor, con caja de acero y oro rosa ético es una serie de solo 250 ejemplares.

Artículo anterior

Jean-François Mojon y Chronode, un genio en la sombra

Siguiente artículo

Amarás el guilloché (y la psicodelia) por encima de todas las cosas

Notas relacionadas
Leer más

Perrelet adopta look racing

Turbine Carbon Racing se inspira en los circuitos de carreras gracias a los colores que evocan la bandera de cuadros blanca y negra que ondea al final de la carrera o la roja que indica la suspensión del trayecto
Leer más

Leroy luce esqueleto Art Déco

El Tourbillon Regulator Skeleton de Leroy late con calibre calado con decoración Art Déco. Una obra de arte en miniatura.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share