Chopard celebra el Año Nuevo Chino

Como cada año desde 2013, Chopard celebra el Año Nuevo Chino. Este año, L.U.C XP Urushi Year of the Ox recrea en la esfera el animal del zodiaco chino, que este año es el buey, símbolo de sabiduría y prosperidad. Lo hace mediante una técnica milenaria de esmalte y oro proveniente de Asia.

Las 88 carátulas de la edición limitada han sido producidas por los talleres de la centenaria compañía Yamada Heiando y han meticulosamente realizadas por el maestro artista de laca Minori Koizumi.

Minori Koizumi, artesano encargado de recrear el buey en la esfera del reloj.

El Año del Buey comenzará el 12 de febrero de 2021 y finalizará el 31 de enero de 2022. Es un signo de Tierra, símbolo del duodécimo mes lunar. El buey representa un periodo propicio tanto para la naturaleza como para la agricultura.

También es un año de calma y, por tanto, de sabiduría, optimismo, moderación y diálogo. Y algo que conecta con Chopard y es un buen presagio es que este animal también representa el valor del trabajo manual.

El concepto del reloj se desarrolla a partir de la línea L.U.C XP que se caracteriza por su caja ultradelgada. Como cada año, el maestro artesano aplica la técnica Urushi Maki-e que combina laca y polvo de oro. La escena de la carátula evoca el trabajo ancestral y la humilde prosperidad.

Todo encapsulado en una caja de oro rosa ético de 39.5 mm y 6.8 mm de grosor. Late con el movimiento automático in house L.U.C 96.17-L.

Nueva complicación para celebrar el Año Nuevo Chino

Pero este año, Chopard ha querido brindar doblemente por el Año Nuevo Chino, cuyas celebraciones se cancelaron en 2020 por la pandemia. Así que se suma otro integrante a la colección. Es L.U.C XP Urushi Spirit of Shí Chen, el primer reloj L.U.C que muestra el la hora según el sistema chino conocido como Shí Chen.

El guardatiempo tiene un mecanismo que muestra el tiempo tradicional chino de 12 horas al día, con cada hora representada por un animal del zodíaco chino, comenzando con la rata y terminando con el cerdo.. Se utilizó hasta el inicio de la dinastía Qing en el siglo XVII. El día de 24 horas se dividía en dos segmentos, cada uno duraba dos horas. Trasladado a la relojería contemporánea se trata de un indicador de 24 horas.

Aparecen todos los animales del zodíaco que desfilan lentamente sobre un disco de laca Urushi, acompañados del símbolo de la prosperidad y su dios Lu Xing.

Esta nueva complicación existe como una edición limitada de 88 piezas. Su movimiento L.U.C 96.29-L Chopard Manufacture está alojado en una caja ética de oro rosa de 18 quilates de 40 mm.

Texto: Yolanda Ruiz

Deja un comentario
Artículo anterior

Es la hora de reinventarse

Siguiente artículo

¿Qué hay de nuevo, Richard Mille?

Notas relacionadas
Vender Relojes con estilo Silas Walton 2
Leer más

El arte de vender relojes ANTIGUOS con estilo

La firma londinense A Collected Man se ha especializado en los grandes maestros independientes. Una de las claves de su éxito es su exquisita selección de piezas exclusivas.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share