El calendario eterno de IWC

Este calendario perpetuo secular de IWC no necesitará ajustes hasta 3999. Su fase lunar seguirá siendo precisa durante 45 millones de años

La firma IWC lanza su primer calendario perpetuo secular. Un logro enorme que va más allá del calendario perpetuo que conocemos. Esta función está equipado con un engranaje de 400 años de nuevo diseño que anula las excepciones de la reglas de los años bisiestos del calendario gregoriano y salta tres años bisiestos en cuatro siglos. En un calendario perpetuo convencional se necesita una corrección en el año 2100. Este calendario eterno no será necesario ajustarlo hasta el año 3999. Además, IWC combina esta complicación con la indicación de fases Double Moon, que se desviará de la órbita de la Luna un día cada 45 millones de años.

Un poco de contexto

El calendario gregoriano se utiliza en la mayoría de los continentes y culturas. Divide el año en 12 meses de 28, 30 o 31 días. Los años que son divisibles por cuatro se consideran bisiestos, lo que significa que hay que añadir un día 29º a finales de febrero. Sin embargo, es necesario incorporar una corrección adicional para mantener el calendario sincronizado con el año solar real: solo los años múltiplos de 100 que pueden dividirse por 400 son bisiestos, todos los demás son años normales. Esto significa que los años 2000 y 2400 son años bisiestos, mientras que 2100, 2200 y 2300, por ejemplo, son años normales. Sin embargo, un calendario perpetuo tradicional solo está programado para un ciclo de cuatro años, en el que tres años normales van siempre seguidos de un año bisiesto. Según su diseño, interpretará el año 2100 como un año bisiesto y necesitará una corrección.

Lo mismo ocurrirá con los años 2200 y 2300. Por eso, un calendario perpetuo necesitará tres correcciones en un periodo de 400 años. En cambio, un calendario perpetuo secular, como el Portugieser Eternal Calendar (Ref. IW505701), está programado mecánicamente para tener en cuenta estos matices tan complejos. Calculará correctamente el año bisiesto al menos hasta el año 3999, ya que aún no se ha decidido oficialmente si el año 4000 será bisiesto o no.

Engranaje de 400 años

El Portugieser Eternal Calendar se basa en el mismo diseño modular y sincronizado que el calendario perpetuo ya existente. Todos los indicadores pueden manipularse mediante la corona. Lo peculiar de este IWC Portugieser Eternal Calendar es que incorpora un mecanismo adicional. Cada cuatro años, a finales de febrero, un nuevo módulo informa al calendario sobre si el año es bisiesto o no. El denominado engranaje de 400 años completa solo una vuelta cada cuatro siglos. Contiene tres muescas, que hacen que el calendario se salte tres años bisiestos en ese periodo.

Para este reloj también idearon un nuevo tren de engranajes reductor que utiliza tres ruedas intermedias. A nivel matemático, el indicador solo se desviará un día de la órbita lunar transcurridos 45 millones de años. Otro reto consistió en integrar este nuevo tren de engranajes en el reducido espacio del módulo del calendario eterno.

La fase lunar se muestra en la esfera mediante la característica indicación Double Moon™, que muestra la luna vista desde los hemisferios norte y sur. El indicador consta de dos discos superpuestos. Un disco celeste con dos pequeñas aberturas circulares gira sobre un disco inferior estático con dos puntos. Con esta representación en negativo se consigue la sensación de que dos pequeñas lunas crecen o menguan. En este caso, el disco inferior es de titanio y está decorado con un motivo guilloché. El disco superior es de cristal.

Materiales exquisitos

El IWC Portugieser Eternal Calendar tiene caja de platino con superficies pulidas y satinadas. La esfera de cristal ha requerido procesos complejos. Primero se esmerila la parte inferior de la carátula y se aplica un lacado en blanco. Las subesferas se mecanizan y se pulen por separado y, a continuación, se fijan a la esfera. Después, se realiza la impresión y se montan los apliques a mano. La profundidad del cristal confiere una sensación de ligereza ingrávida a la impresión y a los apliques. Los números y la característica escala de minutos están impresos en un reborde lacado en blanco situado entre la esfera de cristal y el cristal frontal.

Nuevo calibre

Late con el nuevo calibre 52640 de manufactura de IWC. Tiene sistema de cuerda Pellaton. Gracias al uso de los movimientos del rotor en ambas direcciones, este sistema puede acumular una reserva de marcha de 7 días (168 horas) en los dos barriletes. Las piezas del sistema de cuerda sometidas a una tensión muy alta se han fabricado en cerámica de óxido de circonio, un material prácticamente inmune al desgaste. El fondo de zafiro deja observar el movimiento, con un acabado de graneado circular y decoración Côtes de Genève.

Junto a IWC son pocas las firmas que dominan la complejidad de un calendario perpetuo secular. Algunos relojes destacables con esta complicación son el Calibre 89 de Patek Philippe, el Calendario Secular Perpetuel de Svend Andersen, el Mega Aeternitas de Frank Muller, el Code 11.59 Universelle de Audemars Piguet y el Calendario Perpetuo Secular de Furlan Marri.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

IWC Portugieser Eternal Calendar

    
Movimiento:
   
Calibre IWC 52640, sistema de cuerda Pellaton automática, engranaje de 400 años para reconocer los años bisiestos irregulares, pequeño segundero con mecanismo de parada, rotor de oro de 18 quilates, 28,800 alt/h, marcha de siete días, 54 rubíes.
   
Función:
   
Calendario perpetuo secular con indicadores de fecha, día, mes, año con cuatro dígitos, fase lunar perpetua con una precisión de 45 millones de años para los hemisferios norte y sur
   
Caja:
   
Platino, 44.4 mm, fondo de zafiro, sumergible 50 metros.
   
Carátula:
   
Esfera de cristal lacada en blanco, agujas y apliques chapados en rodio.
   
Correa:
   
Piel aligátor negra de Santoni con cierre plegable de platino.
Yolanda Ruiz

Periodista todoterreno, llevo más de una década tomando el pulso a la industria relojera. “De los relojes lo que más me asombra es cómo actúan como instrumento de identidad. Son testigos de los cambios sociológicos y culturales».

Artículo anterior

Las obras maestras brillan por sí solas, Datograph Perpetuo Tourbillon Honeygold Lumen de A. Lange & Söhne

Siguiente artículo

Vacheron Constantin Traditionnelle Cronógrafo Tourbillon entra en la colección Excellence Platine

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share