El puente del futuro

Girard-Perregaux muestra su músculo contemporáneo con el nuevo Tourbillon con Tres Puentes Volantes, ahora en oro rosa.

Llevar el efecto arquitectónico a escala diminuta es una asunto complejo de proporción y estética. Y Girard-Perregaux hace tiempo que tuvo la visión de abrir los horizontes mecánicos de sus relojes para adentrarnos en un despliegue del tiempo muy inusual. Así nació su Tourbillon de Tres Puentes en 1867, un ícono que sigue creciendo y actualizándose. Precisamente, ha sido este modelo emblemático el elegido para seguir celebrando los 230 años de la casa suiza. Ahora da un salto y lanza el nuevo Tourbillon con Tres Puentes Volantes, por primera vez en oro rosa. Ha sido lanzado en Geneva Watch Days.

Constantin Girard fue quien decidió convertir los puentes de la complicación que compensa los efectos de la gravedad en el detalle de decoración del movimiento. De esta manera, los tres puentes no solo funcionan como soporte del engranaje, del barrilete y del tourbillon, sino que también lo hacen como platina. Un diseño que da la sensación de que el mecanismo flota en el aire. Esta peculiar construcción ha hecho necesario que se fijen los índices en el realce, a su vez unido a la caja.

Las superficies superior e inferior de los puentes de oro rosa están revestidos de PVD negro, un toque de lujo discreto que amansa la ostentación. De este modo, solo los delgados flancos verticales de los puentes quedan expuestos como pista de su noble metal.

Los puentes se achaflanan a mano de forma muy minuciosa con una pequeña pieza de boj. Se trata de una técnica utilizada durante siglos y en la que competentes artesanos deben emplear todo un día hasta conseguir un acabado perfecto.

Mostrar lo invisible

Patrick Pruniaux, CEO de Girard-Perregaux, lo explica: “Queríamos crear un reloj que tendiera un puente con nuestro pasado, pero que también mostrara nuestra visión del futuro. Que aprovechara el talento de nuestros artesanos y relojeros y combinara los métodos tradicionales con las técnicas más innovadoras. El Tourbillon con Tres Puentes Volantes adopta una arquitectura tridimensional, lo que permite al usuario contemplar muchas piezas que normalmente están ocultas”.

Girard-Perregaux muestra su músculo contemporáneo con el nuevo Tourbillon con Tres Puentes Volantes, ahora en oro rosa.
Un secreto para connoisseurs

Y continúa: “Aunque Girard­-Perregaux lleva iluminado lo invisible desde su misma creación. En esta ocasión nuestro equipo ha optado por algo ligeramente diferente, pues ha fabricado los puentes en oro y, más tarde, los ha revestido de PVD negro, excepto en sus laterales. Me parece maravillosamente tentador, algo propio del lujo, que ese detalle sea secreto para la mayoría de la gente y que solo los entendidos sepan de su existencia”.

Transparencia y efecto tridimensional

Una característica es que juega con las formas tridimensionales. Lo hace colocando varios elementos de la esfera a diferentes alturas. De este modo, y a pesar de su complejidad, la esfera aparece despejada, ordenada y fácil de leer, con el barrilete, el engranaje y el tourbillon alineados respecto el eje norte-sur. El barrilete ocupa la parte superior de la esfera, situado sobre un microrrotor de oro blanco, que aprovecha la energía del movimiento de la muñeca de quien lo porta.

El nuevo Tourbillon Con Tres Puentes Volante en oro rosa se esfuerza por demostrar la influencia contemporánea en cada esquina. Por ejemplo, la jaula del tourbillon está hecha de titanio de grado 5. Se trata de una aleación fuerte e hipoalergénica, además de ultraligera.

Como el Golden Gate, el Pont Neuf o el Puente de Brooklyn, los puentes del tourbillon de Girard-Perregaux son imaginarios culturales que ya habitan en nuestra mente. Los puentes también se construyen en esferas que encapsulan el tiempo para llenarlo de poesía.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Girard-Perregaux Tourbillon con Tres Puentes Volantes

    
Movimiento:
   
Automático GP09400-1273, marcha 60 horas, 21,600 alt/h.
   
Función:
   
Tourbillon, horas, minutos, pequeño segundero en la jaula del tourbillon.
   
Caja:
   
Oro rosa, 44 mm, cristal zafiro tratamiento antirreflejos.
   
Carátula:
   
Tres puentes de oro en la parte frontal cubiertos de PVD negro y tres puentes de titanio y PVD en el fondo.
   
Correa:
   
Piel aligátor negra con efecto caucho, cierre desplegable triple de oro rosa.
   
Versiones:
   
Se entrega con una correa adicional de piel de aligátor negra con efecto oro.
   
Precio:
   
$156,000
Artículo anterior

Anuario 2021

Siguiente artículo

Chopard aprieta el acelerador del Alpine Eagle

Notas relacionadas
Leer más

Chopard pone música al Día de Muertos

La manufactura Chopard recupera su premiado calibre de repetición de minutos en el espectacular L.U.C Full Strike Día de los Muertos. Solo se realizará una sola pieza de este reloj para todo el mundo.
Leer más

éxito rotundo del siar

La 15ª edición del SIAR México muestra como nunca antes la vitalidad de la creciente comunidad relojera del país

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share