Hublot

Chopard aprieta el acelerador del Alpine Eagle

Esta moderna colección lanzada hace apenas dos años reivindica su carácter deportivo con la incorporación de un calibre de alta frecuencia.

Es hora de soltarse el pelo. O de apretar el acelerador, si le gusta más esta imagen. Lanzada en 2019, la colección Alpine Eagle ha sido la apuesta más ambiciosa de Chopard en los últimos tiempos. Un reloj que, por un lado, remite al pasado de la marca y, por el otro, se inscribe dentro de la actual tendencia de relojes de brazalete integrado. Asentada ya la colección, es el momento de echarle un poco de pimienta con esta versión Cadence 8HF. 

El Alpie Eagle es la apuesta de Chopard dentro de la actual moda de los brazalete integrados

Dos son los aspectos más importantes que diferencian a esta novedad respecto de las versiones ya conocidas del Chopard Alpine Eagle. La primera es su fabricación íntegra en titanio. Cuando Alpine Eagle salió al mercado hace dos años, la oferta de la colección quedó limitada al acero y oro, más las esperadas versiones bicolor. La llegada del titanio aporta al Alpine Eagle una considerable rebaja del peso, algo que se agradece en un reloj deportivo. También un acabado un poco más oscuro que el conocido de las versiones en acero, muy marcado gracias al contraste de los cepillados y pulidos que encontramos en toda su superficie. Para conocer la segunda gran exclusiva del reloj tenemos que adentrarnos en su interior. 

Altas pulsaciones

Obsesionado con la cronometría de sus relojes, era cuestión de tiempo que Karl-Friedrich Scheufele se interesara por los mecanismos de alta frecuencia. Está comprobado que un aumento de las revoluciones de giro del volante es una buena solución para garantizar la precisión del movimiento. Dicha cualidad se debe a su más rápida capacidad de reacción ante las acciones externas que pueden alterar la correcta marcha del organismo. Aunque está solución tiene sus contrapartidas en forma de mayor consumo de energía y desgaste de piezas. Un problema que debía solucionar el equipo de Chopard Manufacture. Lo consiguieron en 2012 con el lanzamiento del L.U.C 8HF, el primero de la manufactura con movimiento de alta frecuencia en conseguir el certificado de cronometría.  

El fondo de la caja informa de la alta frecuencia de su movimiento.

Convertido hoy en pieza de coleccionista (apenas se fabricaron 100 piezas de aquel pionero), el L.U.C 8HF tuvo un digno sucesor en la versión Power Control de cerámica mate y, un poco más tarde, en el espectacular Superfast Power Control 919 HF. La nómina de calibres de alta frecuencia se completa ahora con el Chopard 01.12-C que, como vemos, no suma el apellido L.U.C de las anteriores referencias al fabricarse en la otra manufactura de movimientos la firma. Al igual que sus antecesores, el Chopard 01.12-C funciona con una frecuencia de 8 hercios, el doble de empleada en la gran mayoría de movimientos automáticos del mercado. 

Silicio de larga marcha

Mencionábamos antes el problema que suponen los movimientos de alta frecuencia en términos de reducción de la reserva de marcha. Cuanto más rápido funciona un escape, más energía consumirá. Este inconveniente se ha solucionado en esta ocasión mediante el uso del silicio monocristalino. Se ha empleado este material en la fabricación del áncora y su escape, los componentes que más acusan la fricción en el órgano regulador. Su revestimiento autolubricante reduce considerablemente dicha fricción y, en consecuencia, se pierde menos energía durante el correcto funcionamiento del calibre. En consecuencia, el calibre es capaz de funcionar durante 60 horas seguidas con su vertiginosa frecuencia de 57,600 alternancias a la hora, y todo ello con un solo barrilete de carga.  

En primer plano, los componentes del Chopard 1.12-C realizados en silicio para reducir la fricción.

En el exterior, solo la marcha más constante del segundero nos informa del carácter de alta frecuencia del movimiento. Si no somos conscientes de esta pequeña variación, siempre nos queda la opción de fijarnos en la flecha impresa justo debajo del eje de las agujas: es el símbolo que identifica a todos los relojes Chopard con movimiento de alta frecuencia. 

Relojes únicos

En apariencia similares, hay algunos pequeños ajustes estéticos que diferencia al Chopard Alpine Eagle Cadence 8HF de la versión ya conocida en acero. El más evidente es el rediseño de la minutería. Desaparecen los números romanos de los cuartos (con la excepción del XII) para aligerar la estética del conjunto. Sutil cambio también en el acabado de la carátula, realizada en tono Gris de Vals en homenaje al color de los tejados del Cantón de los Grisones. El peculiar acabado circular de su superficie, bautizado por Chopard como “iris de águila”, sea realiza ahora con un patinado artesanal que permite a cada reloj ser único en el mundo. Es imposible repetir el mismo patrón de un reloj a otro.

El patinado realizado a mano de la carátula lleva a que no haya dos relojes iguales en el mundo.

Ligero, deportivo y elegante, el Alpine Eagle Cadence 8HF suma puntos para convertirse en el emblema de la actual colección. Cuenta para ello con su movimiento superlativo, capaz de dejar atrás a todos sus compañeros de catálogo. Solo ha necesitado para ello apretar un poco el acelerador. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

CHOPARD ALPINE EAGLE CADENCE 8HF

    
Movimiento:
   
Calibre Chopard 1.12-C de carga automática de 57,600 alt/h y 60 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos y fecha.
   
Caja:
   
Titanio grado 5, 41 mm. Fondo transparente. Hermeticidad 100 m.
   
Carátula:
   
Latón estampado con relieve iris de águila en color Gris de Vals. Índices y agujas con Super-LumiNova Grade X1
   
Correa:
   
Titanio grado 5, cierre desplegable.
   
Versiones:
   
Edición limitada de 250 ejemplares.
   
Precio:
   
19,000 USD
Artículo anterior

El puente del futuro

Siguiente artículo

México en el corazón y en la muñeca

Notas relacionadas
Leer más

Un atril turquesa

Un bello homenaje significativo a la fundación de la firma el 1 de mayo de 1822 por los tres hermanos. Y nuevos colores que alegran el alma.
Leer más

Pasarela en dubai watch week

Dubái es el centro relojero del mundo durante esta semana. Estos son algunos de los lanzamientos más destacables.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share