El gran escape de MB&F

La colección Legacy Machine de MB&F nació en 2011 como una suerte de experimento por parte del fundador de la casa, Maximilien Büsser, quien un día se preguntó “qué pasaría si hubiera nacido en 1867 en vez de 1967”. El resultado es una familia de relojes de pulsera apegados a la tradición relojera, pero siempre con el toque de innovación y rebeldía de la empresa de Büsser.

A pesar de que dicha colección ha visto pasar por sus distintos modelos varias funciones, complicaciones y atributos estéticos, posee una constante técnica: la rueda de balance se mantiene, literal y metafóricamente, por encima de todas las partes que conforman el reloj. Esta sello distintivo hoy se eleva a una categoría y nivel técnico superiores con la Legacy Machine Split Escapement, nueva creación de MB&F.

Debajo del punto más alto del cristal en forma de cúpula se encuentra el balance LM SE que late al tradicional ritmo de 18,000 alt/h. Lo que no resulta para nada tradicional es la construcción del propio balance, pues contrario a la mayoría de las ruedas de balance suspendidas, parece oscilar por sí mismo, sin ninguna ingesta visible de energía. Esto se debe a que cuenta con un par de componentes especiales del escape (ancla y rueda), las cuales proporcionan el impulso necesario, al tiempo que permanecen ocultas en el lado opuesto del movimiento, casi 12 mm por debajo.

Esta proeza mecánica requirió una concentración absoluta en cuanto a la estabilidad de construcción, pues hubo que hacer significativos recortes a sus dimensiones, ya que cualquier elemento sobrante hubiera arruinado la manufactura. Para asegurarse que no exista ninguna falla con el reloj, los artesanos, una vez descubiertas las medidas correctas, incorporaron dos joyas anti-shock en cada una de las partes del escape, así como un puente fijado en dirección contraria de la rueda de balance, para un óptimo ajuste.

Esta máquina relojera se presenta en caja de oro blanco, pero con 4 versiones de carátula, limitadas a 18 piezas cada una: azul, rutenio, oro rosa u oro amarillo. Todos los relojes comparten un movimiento desarrollado por Stephen McDonell para MB&F, reserva de marcha de 72 horas, funciones de horas y minutos, indicadores de fecha y reserva de marcha, pulsador para ajustar la fecha, 44 mm de diámetro, resistencia al agua de 30 metros, cristales de zafiro tanto en la carátula como en el fondo de la caja y correas café o negra de piel aligator con broche de oro blanco.

 

 

Artículo anterior

Richard Mille pedalea junto a Alain Prost

Siguiente artículo

La comunidad SIAR dona 3 millones de pesos a la Cruz Roja Mexicana por el 19S

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share