chronoswiss

Pre SIHH 2017: H. Moser & Cie lanza Swiss Mad, el primer reloj 100% suizo con caja de queso

La firma suiza lanza su reloj Swiss Mad. Su caja está hecha de queso suizo auténtico, integrado con material compuesto itr2, la correa es de cuero vacuno también suizo y la esfera roja fumé se combina con los índices blancos en alusión a la bandera de ese país. Es una pieza única y costará poco más de 1 millón de francos suizos. Con ella, H. Moser & Cie critica que la etiqueta Swiss Made para la fabricación de relojes sólo requiera que 60% de los componentes sean de origen suizo. “Esta etiqueta resulta muy poco exigente, no constituye una garantía, provoca confusión y respalda los abusos del sistema”.

H. Moser & Cie nos ha acostumbrado a discutir sus puntos de vista diferentes con golpes de efecto materializados en sus propios relojes y ciertas dosis de crítica ácida. Si Swiss Alp Watch es su respuesta a la fiebre smartwatch de Apple, ahora su campo de batalla está en la defensa del sello Swiss Made. La razón es los nuevos parámetros que las firmas relojeras deben cumplir para que un reloj sea considerado y pueda llevar estampada la etiqueta Swiss Made.

HMC3A partir del 1 de enero de 2017, el 60 % de los componentes de los relojes deberán ser de origen suizo para poder contar con el prestigioso sello Swiss Made. H. Moser & Cie. considera este refuerzo insuficiente: “esta etiqueta ocasionará una mayor confusión en lugar de añadir valor. Existe una gran diferencia entre la percepción de la etiqueta por parte de los consumidores finales, para quienes la denominación Swiss Made significa, por lo general, que el artículo es 100 % suizo, y la realidad de las marcas, que fabrican muchos componentes en otros países”, advierte la firma que presume de que sus relojes son 95% suizos. Para ellos, era necesaria una norma más estricta y exigente. Ante la situación, han tomado decisiones que ya han anunciado. Como reza en su comunicado: “H. Moser & Cie. ha decidido renunciar a la etiqueta «Swiss Made» y, a partir de 2017, esta dejará de aparecer en la esfera de las nuevas creaciones de la firma.

https://www.youtube.com/watch?v=xyn7tgXBoY4

Creemos firmemente en los valores suizos y luchamos para defender a diario la relojería mecánica tradicional”. Y añade, “en nuestra manufactura, diseñamos, desarrollamos y producimos todos nuestros componentes de principio a fin, incluidos los espirales y elementos de regulación”, explica Edouard Meylan, CEO de H. Moser & Cie. El directivo hace hincapié además en que “actualmente, la etiqueta Swiss Made está devaluada debido a que marcas de gama básica la utilizan para justificar su propia existencia o sus precios de venta al público. Y esto, en última instancia, socava nuestra propia imagen”.

HMC2Y para que estas palabras no caigan en el vacío, la firma suiza acaba de lanzar el reloj Swiss Mad que inaugura la etiqueta Swissness (origen suizo). Un nuevo reloj con una llamativa esfera rojo fumé que se presentará el lunes 16 de enero en el Salon International de la Haute Horlogerie (SIHH). Para esta nueva aventura recurre al humor y la ironía. Haciéndose eco de lo absurdo y ridículo del cambio realizado en la legislación Swiss Made, el comentario satírico de H. Moser & Cie sobre el asunto pone de manifiesto un recurso alternativo, 100 % natural y completamente suizo: uno de los recursos suizos más preciados que existen: las vacas. Por eso, la caja del reloj Swiss Mad está creada a partir de un queso suizo auténtico como material principal, un Vacherin Mont d’Or medalla de oro, añadido a un novedoso material compuesto, itr2©, que posteriormente se mecaniza y pule con los acabados de la firma H. Moser. Para la correa, la elección evidente tenía que ser cuero vacuno suizo. El reloj está acabado con una esfera en rojo fumé e índices dobles en las 12, las 3, las 6 y las 9, que recuerdan con sutileza a la bandera suiza. ¿El resultado? 100% suizo y totalmente irreverente. Y como broche de oro su mecanismo: calibre mecánico de cuerda manual HMC 327 de fabricación in house, que late a 18,000 alt/h, tiene 29 rubíes y una reserva de marcha de 3 días como mínimo.
Este original reloj, que cuesta 1,081,291 francos suizos hace un guiño a la firma del Pacto Federal suizo del 1 de agosto de 1291. Todos los ingresos obtenidos de la venta de este reloj se utilizarán para crear un fondo de apoyo a los proveedores independientes de los fabricantes de relojes suizos, que en la actualidad están sufriendo una complicada situación económica y subcontratando en Asia. Desde esta declaración de intenciones llaman a los devotos del verdadero Swiss Made a unirse a la campaña #MakeSwissMadeGreatAgain en clara complicidad irónica con el eslogan de Donald Trump Make America Great Again, para conseguir que la etiqueta Swiss Made recupere su valor.

Artículo anterior

¡STOP! Llega el nuevo Big Bubble de Corum

Siguiente artículo

Pre SIHH 2017: Los 4 fantásticos de Greubel Forsey

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share