Jaquet Droz viaja al paraíso con Tropical Bird Repeater

“Algunos relojes cuentan el tiempo, algunos cuentan historias”. Este lema es el eje rector de Jaquet Droz, compañía relojera que desde 1738, año en que su fundador (de mismo nombre) creara el primer taller de la casa, ha cautivado la atención de los amantes del tiempo por sus extraordinarias creaciones.

En sintonía con dicho linaje, Jaquet Droz lanzó en 2012 una serie de relojes autómatas excepcionales, los cuales contaron con la participación de los mejores maestros de Ateliers d’Art, quienes se encargaron de dotar de colorido y valor artesanal a los propios autómatas.

Así nace Tropical Bird Repeater. Se trata de una pieza de colores vivos, que presume esfera en color nácar alojada en una caja de oro rojo. Mientras tanto, el costado de los cuernos y la banda de la carrura llevan un grabado de animales, el cual fue realizado a mano por los artesanos de la marca.

Dentro de la misma carátula lleva una cascada que genera un ambiente sereno para la fauna y flora que también se alojan allí. La caída de agua en este jardín es constante, al tiempo que en el centro, un colibrí esculpido y grabado a mano se desplaza de manera real hacia un arbusto con aves del paraíso en color naranja luminoso.

La animación de los autómatas contenidos en este reloj es única, pues el colibrí aletea cuarenta veces por segundo, con un realismo extraordinario. Mientras tanto, a la derecha, un pavo real de plumaje azul intenso despliega y repliega realmente su cola, a la vez que a las 3 h un tucán surge de entre las hojas de la palmera. A las 9 h, el vuelo de tres elegantes libélulas otorga magia, tanto diurna como nocturna, pues sus minúsculas alas están recubiertas con SuperLuminova.

Además de estas animaciones, que pueden generar hasta 4 escenarios diferentes, el guardatiempo posee la complicación de repetición de minutos, la cual permite que suenen las horas, los cuartos de hora y los minutos a pedido, gracias a la vibración de los timbres estilo catedral que producen los martillos dentro de la caja. Este mecanismo complejo es activado por un pulsador.

El Tropical Bird Repeater, limitado a 8 ejemplares, cuenta con movimiento manual, calibre RMA89, indicaciones de horas y minutos descentrados, caja oro rojo de 18 quilates con número de serie grabado al reverso, correa de piel aligator verde oscuro hecha a mano y hebilla desplegable prestige también oro rojo de 18 quilates.

Artículo anterior

Las otras estrellas de la subasta Phillips

Siguiente artículo

Christie's subastará relojes de Joe DiMaggio y Amelia Earhart

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes
Leer más

El toque excéntrico de Speake-marin

El twist extravagante de Speake-Marin llega al SIAR Summer Experience. Una dual time con un toque de menta y negro fuera de lo común.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share