chronoswiss

La odisea creativa de MB&F y Caran d’Ache en SIAR 2016

Odisea creativa. Así es esta estilográfica de Caran D’ Ache en colaboración con Maximiliam Büsser, el relojero con alma de niño que concibe máquinas con toques de arte y excentricidad. Bajo el savoir faire del laboratorio de MB & F y la imaginación de Büsser se ha conseguido un instrumento de escritura que parece conquistar otro planeta. Todo comenzó hace cuatros años, cuando Maximilian Büsser externó a los directivos suizos de Caran d’Ache su propuesta de crear una estilográfica con los sueños de su infancia sobre un viaje al espacio. Así comenzó la travesía entre ambas compañías, una idea tan poética como técnicamente desafiante. Todos se pusieron a trabajar para construir un cohete actual que fuera una pluma ergonómica y funcional. Astograph es el resultado y nadie duda que este objeto es una metáfora de los sueños infantiles de muchos. La prueba de que todos guardamos un sueño de la infancia en nuestro corazón.

mb7El desarrollo de Astograph ha sido  difícil. Cuatro años de gestación y discusiones para perfeccionar el concepto técnico. El resultado de esta colaboración es un diseño futurista de un instrumento de escritura que ha requerido una multitud de ideas innovadoras. En total 99 componentes que incluyen un sistema de “retén” para la estabilización vertical, caja de plataforma de lanzamiento, estatuilla magnética … Se necesitan más de 500 operaciones manuales para producir cada pieza, la prueba verdadera de una aventura. El diseño innovador de la estilográfica Astograph es hoy por hoy la creación del instrumento de escritura más complejo que jamás se ha hecho en los talleres Caran d’Ache, según la propia firma.

mb1El cuerpo delgado, curvo de Astograph recuerda a la silueta de un cohete espacial. Su diseño fluido se ve acentuado por un patrón a cuadros, mejorado con laca color antracita. Las proporciones se han diseñado para asegurar que todo el cuerpo esté perfectamente equilibrado para que se acomode de forma cómoda en la mano.

La estructura se articula gracias a un ingenioso mecanismo inspirado en navajas: una palanca miniatura, que es la puerta de entrada al cohete, oculta en el anillo de la pluma, activa el descenso simétrico y simultáneo de de tres patas estabilizadoras. Éstas, al igual que la escalera en miniatura que se despliega junto con los “motores propulsores” tienen partes que están tratadas con chorro de arena, con acabado satinado y chapadas en rodio. Una vez que las patas estabilizadoras se han desplegado, es posible colocar la estilográfica Astograph sobre la base, verticalmente, lista para el despegue.

mb5El cohete Astograph también viene con una estatuilla en miniatura de un astronauta. Chapado en rodio y magnetizado, parece dispuesto a “subir a bordo”. También han diseñado una caja de presentación en forma de una plataforma de lanzamiento. Este instrumento de escritura puede ser colocado en una posición vertical, apuntando hacia las estrellas: 5, 4, 3, 2, 1 … Listo para despegar.  El instrumento se desenrosca para revelar una pluma estilográfica en el interior del fuselaje. La estilográfica está “en marcha” y fuera de su “base” para unirse a la mano que va a escribir el resto de la historia, dejando espacio a los sueños plasmados en papel.

mb2Astograph stá disponible en tres acabados: rodio de alto brillo, de rodio mate con chorro de arena o rutenio mate antracita. Todos en versiones de pluma fuente excepto de la rodio con chorro de arena que también hay en roller pen. Para cada declinación, se han hecho 99 piezas.

Estas ediciones limitadas están dirigidas a los amantes inusuales de objetos de arte y, por supuesto, a aquellos que son capaces de mantener una parte esencial de sus sueños de la infancia.

Artículo anterior

Cuenta atrás para los Premios Tiempo de Relojes 2016

Siguiente artículo

SIAR 2016: Plataforma de lanzamientos mundiales

Notas relacionadas
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share