La última caja redonda (no redonda) de Richard Mille

Richard Mille es un laboratorio que rompe moldes. Y pensar “out of the box”es un riesgo ya asumido para crear piezas no tan ortodoxas que juegan con las formas establecidas. Este RM 33-02 ofrece una visión integral de caja, esfera y movimiento para una pieza de lenguaje deportivo, que no pierde la funcionalidad, pero apuesta por un código estético más preciosista.La firma endulzó la temporada pasada con la colección Bonbon una propuesta provocadora, colorista y llena de sabor.

Una pieza que ofrecía materiales con un tratamiento diverso y un abanico de distintas cajas. Ahora da un nuevo giro creativo con el RM 33-02, el primer modelo de la firma de carbono TPT con caja redonda. Una pieza sport que juega con el código unisex para amantes de la alta relojería sin etiquetas.

Richard Mille convierte cada reloj en una pieza de ingeniería sofisticada que combina materiales de última generación. El diseño justamente obedece a ese mismo principio donde forma y fondo apelan a la filosofía de innovación técnica más compleja. El nuevo RM 33-02 es una reinterpretación del primer reloj ultrafino que lanzó la casa independiente en 2011.

Un estilo deportivo que fusiona las curvas de la caja tonel con la perfección, siempre intacta del círculo. Un objeto versátil y llamativo que realza las líneas maestras de la pieza. El bisel y el fondo son de carbono TPT y presenta un canto de oro rojo satinado que se proyecta en el interior de la esfera.

Una combinación preciosista entre el oro y la textura singular del carbono en capas, en esta pieza de 41 mm con hermeticidad a 30 metros gracias a dos anillos tóricos de nitrilo que refuerzan el sellado de la caja. A las 12 y a las 6 horas, cuenta con un acabado cóncavo que toma continuidad en el diseño marcado de la correa.

A nivel técnico, el RM 33-02 cuenta con un calibre esqueletado con platina de titanio y acabado arenado. Un movimiento automático que late a 21,600 alt/h con espiral de Nivalfex y dispositivo Incabloc. Los puentes también de titanio presentan tratamiento PVD. En la esfera, los índices de oro se han creado a partir de metal macizo y son montadas sobre dos raíles de titanio enlazados y ajustados al movimiento.

Las cifras cuentan con relleno Superluminova. Una legibilidad máxima gracias a los grandes números. Una esfera que juega con los volúmenes del diseño en tres dimensiones. Este RM 33-02 es una edición limitada de 140 ejemplares.

Tiempo de Relojes

Artículo anterior

El año que nos espera en voz de sus protagonistas

Siguiente artículo

Para crear un icono “necesitas tiempo”

Notas relacionadas
Leer más

La vuelta al mundo en ocho ciudades

Louis Moinet atrapa en ocho relojes su bitácora de viaje. Esferas que recorren París, Nueva York, Kuala Lumpur, Tokio, Bangkok, San Francisco, Singapur y Abu Dhabi

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share