Un Longines de Oskar Schindler a subasta

Relojes de varias personalidades han salido a subasta por distintas casas, entre los que destacan un Omega que perteneció a Elvis Presley, un Cartier Tank que fue propiedad de Jaqueline Onassis y hasta un Rolex Daytona de Paul Newman. En esta ocasión destaca una pieza que perteneció a Oskar Schindler, un empresario y miembro del partido nazi que arriesgó su fortuna por salvar a muchos judíos de los campos de concentración.

Se trata de un reloj Longines básico con un estilo de los años 40. Su caja es de acero y una esfera en blanco que ahora tomó un color crema, denota el paso del tiempo.  Sus agujas e índices horarios son de oro. Tiene funciones de horas, minutos y pequeño segundero. La pieza no está en óptimas condiciones, pero el valor reside en el personaje que fue su propietario.

Esta pieza viene incluida en un lote de 5 objetos que además del reloj incluye: una medalla Sudetenland de 1938, una brújula, dos bolígrafos Parker y una tarjeta de visita. Según menciona Bobby Livingston, vicepresidente ejecutivo de la casa subastas RR, estos objetos pertenecían a su esposa Emilie Schindler, quien murió en 2001.

La casa de subastas RR ubicada en Boston, en Estados Unidos, espera obtener por estos artículos 22,000 dólares. Las apuestas ya están abiertas y terminan el 6 de marzo. Al momento de escribir esta nota la puja va en 30,600 dólares.

Oskar Schindler fue un empresario alemán que perteneció al partido nazi, incluso fue condecorado por su participación en la ocupación de Checoslovaquia en 1938. La medalla que se subasta en este lote es un reconocimiento a esa labor. Sin embargo, nunca estuvo de acuerdo con el proceso de exterminación de los judíos en esa época. Para evitar su deportación a los campos de concentración y con el pretexto de emplearlos en su fábrica enlistó a cerca de 1,200 judíos, incluyendo mujeres y niños. El personaje se hizo mundialmente conocido gracias a la película La lista de Schindler.

Artículo anterior

Lange 1 da el salto a la Luna

Siguiente artículo

Luminor y Eilean desembarcan en el Caribe Mexicano

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share