El lujo deportivo de BMW

BMW M3 Competition Sedán y M4 Competition Coupé son dos opciones de la firma alemana este año con enfoque deportivo de lujo.

Cualquier BMW engalanado con una letra M adicional es algo especial. Esto se debe a que esa letra proviene de la división M Motorsport de la firma bávara, la cual nació con el único propósito de preparar versiones de competencia como el exitoso 3.0 CSL de principios de los años70; el primer producto de M es el mítico M1 seguido del ya legendario M3 E30, que aterrorizó a la competencia  en el Campeonato Alemán de Turismos (DTM). Actualmente, se considera como el más puro ejemplar de M Motorsport, con precios acorde a ese estatus de culto. Ahora la M de BMW se vuelve en poderoso deportivo de lujo.

Lujo deportivo sobre ruedas

El éxito del primer M3 obligaba a continuar con el linaje; así, con cada generación sucesiva del Serie 3 inevitablemente le seguía una versión con la letra M. Si bien el primer M3 era un coupé de dos puertas, desde la generación siguiente se ofrecieron versiones posteriores con cuatro puertas. En 2014 BMW replanteó su nomenclatura de modelos y los coupé pasaron a ser Serie 4 y los sedanes quedaron como Serie 3; es así que surgió el primer M4 con dos puertas y el M3 de cuatro.

Avance rápido a 2021, al inicio del año fueron reveladas las versiones Competition –más extremas– de la última generación de cada auto: el M3 Competition y el M4 Competition. Estos gemelos fantásticos van un paso por arriba del M3 y M4 digamos “convencionales”, los cuales de por sí tienen especificaciones y desempeño que bien podrían calificarse como “pornografía mecánica”.

En las versiones Competition el desarrollado y súper rígido chasis es aderezado con un sistema de suspensión adaptativa, que se ajusta automáticamente a las condiciones del camino en tiempo real, lo que brinda una sensación de manejo extremadamente pura, sin sacrificar demasiado del confort.

Dos sensaciones de frenado

Sin embargo, es claro que el enfoque es deportivo, no hay manera de confundir la marcha de ninguno de estos autos con la sedosidad de un Serie 7. La dirección M Servotronic es también ajustable y se adapta a las condiciones y velocidad. Esto se combina con el sistema de frenado M integrado que ofrece la posibilidad de dos sensaciones de frenado, con una “mordida” inicial distinta dependiendo de las preferencias del afortunado conductor.

550 caballos de fuerza y ocho velocidades

Toda esa tecnología dinámica sería inútil sin un motor que pudiera llevar tanto al M3 Competition o al M4 Competition a velocidades más allá de lo razonable. Sus seis cilindros en línea de tres litros de cilindrada está alimentado por un sistema Twin Power Turbo con doble entrad.

Esto lo lleva a una potencia de hasta los 510 caballos de fuerza gracias a la transmisión realizada por M Steptronic Drivelogic de ocho velocidades a las ruedas posteriores. De esta manera, los cambios se efectúan a una velocidad superior a la que es humanamente posible. Permite llegar a los 100 km/h en sólo 3.9 segundos.

Artículo anterior

Subastas: Boom online

Siguiente artículo

Buzo de alta relojería

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share