Subastas: Boom online

Ha sido el mejor año para las subastas de relojes, con récords nunca vistos en línea. El último, este mes: un Patek que se vendió por más de 7.8 mdd.

La pandemia ha puesto patas arriba el mundo. Y la industria del lujo no se ha escapado este año de un zarandeo inédito, que ha puesto en jaque al sector. Pero una porción del pastel se ha fortalecido. Las subastas han registrado en este año del covid-19 un sistema inmunológico a prueba de virus. Inesperadamente llegó el rey Midas y convirtió en récords algunos de los relojes que tocaba. No solo eso, una nueva cohorte de coleccionistas han accedido a las subastas online. El 30% de ellos son menores de 40 años. Otro cambio importante es el monto promedio de ventas por este canal, que se ha disparado.

Aurel Bacs, Consultor Senior de Relojes en Phillips.

Aurel Bac, Consultor Senior de Relojes en Phillips responde categórico y exultante: “El 2020 fue el mejor año de la historia para las subastas de relojes”. Para una casa de remates como Phillips, acostumbrada a alcanzar los récords más sonados (Rolex Paul Newman por casi 18 mdd), este año también anota gol para un reloj vendido en línea.

“Nuestro mayor logro es que el precio promedio ha crecido. Vendimos en línea un Patek por 5.5 millones de dólares. Esto es algo que ni yo me imaginaba hace un año. Es el precio más alto de la historia para un reloj vendido así”. Este récord ya ha quedado opacado por otro Patek codiciado que se subastó este mes. Salió con un precio de salida de 3.73 mdd y se vendió por 7.8 mdd. Se se trata del Patek Philippe Ref. 2523, modelo con esferas de mapa decorativas de esmalte cloisonné; cinco con América del Norte, tres con América del Sur y tres con Eurasia. Una de las últimas, la más antigua, es la que alcanzó récord este mes. Un Santo Grial para coleccionistas.

Sabine Kegel, Jefa de Relojes de Europa de Christie’s, también coincide con la buena racha de las subastas online. “El mercado no se ha ralentizado. Hemos visto mayor interés de los coleccionistas, que han tenido más tiempo para perseguir sus pasiones”. Y también menciona cifras: “Las ventas aumentaron en línea un 261% en 2020 (313 mdd). En concreto, Christie’s Watches Online contribuyó con más de 31 mdd en línea, un 10% del total de subastas de la casa en 2020. Los compradores en línea aumentaron 228% y el 32% de los nuevos clientes fueron millennials (23-38 años)”, especifica. 

Sabine Kegel, Jefa de Relojes de Europa en Christie´s

Kegel hace referencia a dos récords: un Rolex Steel Submariner “MILSUB” Ref. 5513/17 por 400,000 dólares y un F.P. Journe Tourbillon platino Souverain, Ref. T de 1999 que se vendió  por  577,500 dólares. El próximo 22 de mayo se subastará en Christie´s en Hong Kong una pieza de Patek Philippe que también puede ser un récord. Es un pieza de oro amarillo de Alan Banbery, un calendario perpetuo Ref. 3448J “Senza Luna”, uno de los relojes de pulsera más famosos del mundo. Este excepcional e históricamente importante reloj de pulsera automático tiene calendario inglés y es un prototipo de indicación de año bisiesto y ‘sin luna’ fabricado en 1970, especialmente modificado a pedido de Henri y Philippe Stern en 1975 como una pieza única para regalar a Alan Banbery, personaje clave de la firma.

Este Patek Philippe Ref.3448J ‘Senza Luna’ puede superar los 5 millones de dólares.
Este Rolex Steel Submariner “MILSUB” Ref. 5513/17 se vendió por 400,000 dólares en Christie´s

Otras de las casas sólidas de subastas, Sotheby’s, también se alista en la meta de récords. Sam Hines, director mundial de la división de relojería, menciona que la empresa de remates sostuvo “más de 140 ventas en línea, obtuvieron 47.4 mdd en 2020, cinco veces el valor de 2019”.

En Sotheby’s hubo 50% de compradores nuevos en relojes, 20% más que en 2019 y 40% fueron menores de 40 años. Destacó por dos récords batidos en línea: un John Player Special Rolex Daytona por 1.5 mdd y un Rolex Cosmograph Daytona referencia 16516 de platino y esfera de lapislázuli que alcanzó 3.3 mdd.

Nuevos formatos

El éxito de las subastas online ha venido de la mano de nuevos formatos y mucha inversión en tecnología. Sotheby’s, Christie’s o Phillips han dirigido sus esfuerzos a implementar fotografía adicional, contenido de video e imágenes de 360º, marketing y publicidad digital y una función de chat que conecta a los clientes con especialistas. 

En Christie’s, Kegel habla de pasos tecnológicos: “Realidad aumentada, visor de escala relativa, herramientas de exhibición virtual personalizadas que incluyen salas de visualización, miniprograma en WeChat y los nuevos formatos de venta híbridos, catálogos electrónicos mejorados, contenido de video ampliado y mayor captura de email”.

Aurel Bacs también sugiere otra idea. “Los especialistas no pueden viajar, pero los relojes sí. Así que estamos enviando los relojes a nuestras oficinas en Hong Kong, Londres y Taiwán para que los coleccionistas puedan ir a verlos a nuestras oficinas locales”. 

Indies al alza

El año pandémico también ha puesto en valor nuevas firmas. Todas las casas de remates coinciden en que un grupo especial de relojeros independientes se han posicionado este año de coronavirus. “Las subastas en línea hicieron más visibles a F.P. Journe, Roger Smith, Philippe Dufour o Vianney Halter”, analiza Kegel. Y menciona el F.P. Journe Platinum Tourbillon Souverain con Remontoire d’Egalité Ref. T que se vendió por CHF 525,000 o el modelo de Vianney Halter Antiqua que alcanzó CHF125,000 en la misma puja.

F.P. Journe Platinum Tourbillon Souverain con Remontoire d’Egalité Ref. T vendido en Christie´s por CHF 525,000

En este ascenso indie coincide totalmente Bacs: “Hemos visto en el último año que relojes de marcas más independientes y menos conocidas han empezado a llegar hasta un millón de dólares o más, como F. P. Journe y Philippe Dufour. Estos relojes se vendieron por 30 a 50 mil dólares hace 20 años y ahora vendimos el Philippe Dufour Simplicity Anniversary Limited Edition por 1.5 millones de dólares”.

Philippe Dufour Simplicity Anniversary Limited Edition por 1.5 millones de dólares en Phillips

Nuevos negocios

La crisis es campo de cosecha para nuevas oportunidades. Otra iniciativa que nació en marzo de este año es Watch Collecting. Una plataforma que solo subastará relojes en línea y que ya ha anotado uno de sus primeros récords con la venta de un Patek Philippe Ref. 5711 (la firma anunció su descontinuación a principios de año), que vendió por 82,000 dólares.

Watch Collecting remata relojes en línea 24 horas al día, 7 días a la semana. A diferencia de las subastas tradicionales, los relojes se venden en un plazo de siete días en un proceso seguro. Su gran ventaja competitiva es que no hay comisiones de venta, por lo que el vendedor obtiene el 100% del precio alcanzado. El propietario conserva su reloj hasta que finaliza la subasta y se organice el envío. En general, la comisión total para compradores y vendedores en una casa de subastas tradicional puede alcanzar el 40% del precio de remate. Watch Collecting solo cobra el 6% a los compradores, con un cargo mínimo de 600 libras. 

Patek Philippe Ref. 5711 que vendió Watch Collectiong por 82,000 dólares.

Adrian Hailwood, Jefe de Relojes de Watch Collecting, está seguro del éxito. “La pandemia ha demostrado la rapidez con que los compradores y vendedores se han desplazado hacia el comercio en línea. El mercado de subastas tradicional es muy ineficiente en términos de costo y tiempo. Estamos ofreciendo un enfoque alternativo optimizado que ofrece una rentabilidad mucho mayor para los vendedores”.

Edward Lovett es el fundador del negocio, que traslada la misma fórmula de la plataforma para vender coches Collecting Cars a la industria relojera. En esta empresa facturó 48 millones de libras en los primeros 18 meses. En Watch Collecting, Hailwood estima ventas por 30 millones de libras el primer año.Para garantizar seguridad y privacidad, Hailwood menciona que están asociados con Experian, los líderes mundiales en verificación de identidad y a Art Loss Register, la base de datos internacional más grande de bienes perdidos y robados.

Adrian Hailwood, Jefe de Relojes de Watch Collecting

Otro enfoque interesante es que las piezas no tienen precio de salida. “Hay un precio de reserva establecido, pero ¿cuál es el beneficio de un precio de salida? En nuestra plataforma, los compradores ofertarán lo que crean que vale el reloj sin la presión o manipulación de una estimación”, justifica Hailwood, quien asegura que este modelo de negocio es factible porque no deben gastar en catálogos costosos e inútiles ni en viajes con las piezas alrededor del mundo. 

El tiempo es otro factor a favor de Watch Collecting. “Todo el proceso es posible en dos semanas, desde la primera consulta hasta el cierre de la venta. El pago requiere otros siete días. Una casa de subastas tradicional funciona en un ciclo más largo. Es posible que solo tengan tres o cuatro ventas al año. Esto obliga a un tiempo de envío de meses. Y el pago solo se realiza una vez que el comprador ha pagado a la casa de subastas, lo que puede demorar un mes adicional o más”, concluye Hailwood. 

Desde las casas de subastas tradicionales aseguran que Watch Collecting no puede dar el mismo servicio que empresas establecidas y consolidadas como ellos. Aurel Bacs lo tiene claro:una casa de subasta que cobra el 6% no podrá ofrecer ni tendrá el mismo servicio que nosotros. Ni la misma cantidad de tiempo para estudiar el reloj, para examinarlo, la misma atención al detalle”, explica.

Y concluye: “Ellos no exhiben los relojes y no tienen la experiencia de 25 años que en promedio tienen nuestros especialistas. Creo que tienen todo el derecho de existir y creo que es maravilloso, pero es como si le preguntaras a un restaurante con estrella Michelin: ‘Cobras 100 dólares por una comida, pero ¿sabes que hay un restaurante al lado en el que puedes comer por 10 dólares?’”.

Subastas del futuro

También llegan subastas con enfoque futurista. Como el anuncio de la alianza entre el gurú relojero Jean-Claude Biver y la empresa suiza de ciberseguridad WISekey, que anunciaron la primera subasta de NFT de un reloj de lujo a finales de marzo. El protagonista, el Hublot Bigger Bang All Black Tourbillon Chrono, una pieza histórica de la casa y uno de los relojes favoritos de Biver. Esta forma novedosa de subastar un bien inimitable no tangible está protagonizando récords increíbles con obras de arte. 

Hublot Bigger Bang All Black Tourbillon Chrono de Jean-Claude Biver, primer reloj de subasta NFT

El NFT permite usar el certificado digital de autenticidad existente en el reloj Hublot y la verificación y creación de un gemelo digital con su correspondiente certificado. Mientras Biver conserva la propiedad del reloj original, su gemelo digital se subastó como el doble “auténtico” del reloj físico en el espacio digital. El plazo del remate terminó el 30 de abril.  Biver donará todo lo recaudado a la Fundación Melinda y Bill Gates.

Unos días después de este anuncio,  Jacob & Co. hizo pública otra subasta NFT para su reloj digital  SF24 Tourbillon.  En un archivo digital se ve el tourbillon en funcionamiento y las solapas mostrando los nombres de criptomonedas como Bitcoin, Ethereum y Fantom en lugar de ciudades.

La experiencia de compra de esta pieza única termina con la entrega del archivo en un estuche físico con un certificado de autenticidad.  El reloj se subastó en la plataforma NFT @artgrails por 100,000 dólares, el equivalente a 50.075593  criptomonedas ETH.

Archivo digital del reloj Jacob & Co. SF24 Tourbillon se vendió por 100,000 dólares
No hay vuelta atrás

La conclusión está clara. Como dice Kegel, “la subasta online está aquí para quedarse y, por lo tanto, la visión de Christie’s es tener una oferta equilibrada de subastas en línea y en vivo en el futuro”Aurel Bacs visualiza un mundo híbrido y un enfoque en subastas presenciales para piezas especiales. También una tendencia de subastas temáticas que incluyan objetos de lujo como relojes, joyas, autos y arte.

¿Qué esperan para este año las casas de subastas? Bacs dice: “Lo que aprendí el año pasado es a no esperar nada. Estoy buscando estabilidad,  no récords”. Y continúa: “Estamos invirtiendo mucha energía en crecer en Asia pero, de nuevo, la estabilidad y el balance es algo que valoro mucho, así que no voy a invertir en crecer el mercado asiático a costa de Europa o de América”, zanja. 

Artículo anterior

Vistosa niebla oceánica

Siguiente artículo

El lujo deportivo de BMW

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share