Mercedes-AMG SL 55 4MATIC+

El nuevo Mercedes-AMG SL, mejor que nunca

La nomenclatura “SL” en los automóviles Mercedes-Benz proviene de la abreviatura en alemán “Super Leicht” que hace referencia a su carrocería y chasis de construcción ligera, con máxima rigidez y prestaciones de alto nivel. Esta designación se ha utilizado en varios modelos de la marca a lo largo de los años y representa la combinación de rendimiento deportivo y bajo peso que caracteriza a los vehículos de la serie SL.

La idea detrás de esta designación es destacar la naturaleza deportiva de los modelos SL, que suelen ser automóviles deportivos de alto rendimiento con un énfasis en la sofisticación y el lujo. Los modelos SL se han ganado una reputación por su capacidad de rendimiento en carretera, motores potentes y tecnología avanzada, mientras que también ofrecen comodidad y estilo para el conductor y los pasajeros.

Alas de Gaviota

La historia de los automóviles Mercedes-Benz SL se remonta a la década de 1950, cuando la marca alemana introdujo el icónico Mercedes-Benz 300 SL, también conocido como “Alas de Gaviota” debido a sus puertas que se abrían hacia arriba, una solución que tiene fundamento en el tipo de chasis de estructura tridimensional que utilizaba y que impedía el uso de puertas normales. “La forma sigue a la función”, reza el mantra del diseño alemán. 

476 caballos de fuerza con transmisión automática AMG SPEEDSHIFT MCT 9G de nueve velocidades. La potencia pasa a las cuatro ruedas con el sistema 4MATIC+.

Después del éxito en competencias, especialmente la Carrera Panamericana de 1952, este modelo se lanzó al público en 1954 como un automóvil deportivo de alto rendimiento con auténticas raíces competitivas y se convirtió en uno de los vehículos más emblemáticos de la época. Fue el primer automóvil de producción en contar con sistema de inyección directa de combustible –derivada de los motores de aviación de la firma de la estrella–, lo que lo hizo aún más especial en términos de tecnología y desempeño dinámico.

Diseño aerodinámico

Mercedes-Benz 300 SL estaba destinado principalmente a los mercados de exportación, especialmente Estados Unidos, donde ganó una gran cantidad de fanáticos y seguidores; todo aquel que quería presumir de estatus conducía un 300 SL. Su motor de seis cilindros en línea y 3 litros producía una potencia impresionante para la época. Además, su bajo peso, diseño aerodinámico y características técnicas avanzadas lo convirtieron en un apreciado automóvil de alto rendimiento tanto en la carretera como en la pista.

El éxito de Mercedes-Benz 300 SL llevó a la introducción de varias generaciones posteriores de la serie SL, cada una con sus propias mejoras y avances tecnológicos. A lo largo de las décadas, modelos SL se convirtieron en la personificación del lujo, el rendimiento y la elegancia en el mundo de los convertibles –rigurosamente biplazas– de alta gama, a pesar de que su primer ejemplar fue un coupé, poco después le siguió 300 SL Roadster en 1957, estableciendo el camino a seguir.

A lo largo de su historia, Mercedes-Benz SL ha evolucionado constantemente para incorporar las últimas innovaciones tecnológicas y satisfacer las demandas de los conductores de todo el mundo y la nueva generación es una excelente muestra de esto. Más aún en el deportivo MercedesAMG SL 55 4MATIC+.

One man, one engine

Comenzando con el motor y fieles a la filosofía AMG de “one man, one engine” que significa que cada V8 de 4 litros de cilindrada con dos turbocargadores de doble entrada es cuidadosamente ensamblado y ajustado por un solo técnico que coloca su nombre y firma en una placa metálica en cada bloque, esta planta motriz de alto desempeño entrega 476 caballos de fuerza con transmisión automática AMG SPEEDSHIFT MCT 9G de nueve velocidades y esa potencia es distribuida a las cuatro ruedas en forma permanente a través de un sistema 4MATIC+. La transmisión es una pieza de alta tecnología, ya que puede hacer los cambios con una enorme rapidez o hacerlos de manera suave y casi imperceptible, dependiendo del programa de conducción elegido.

El sistema de infoentretenimiento MBUX puede ser controlado a través de la pantalla central de 11.9 pulgadas, con ajuste de inclinación para evitar reflejos, especialmente cuando se conduce sin la lona eléctrica.

Asimismo, el sistema AMG ACTIVE RIDE CONTROL “lee” las condiciones del camino y la situación de conducción. De esta manera, adapta la firmeza y amortiguación de la suspensión y la velocidad de respuesta y asistencia en la dirección. Esto permite que la sensación de control sea total en cualquier condición. Si fuera poco tiene un sistema que permite elevar la suspensión delantera 30 mm para evitar daños en la fascia frontal al encarar topes o entradas de vehículos muy altas.

A cielo abierto

El toldo de lona se pliega eléctricamente en tan solo 15 segundos, de modo que puede modificar la experiencia tan rápidamente como las condiciones climatológicas lo exijan. Los asientos exclusivos AMG Performance proporcionan gran seguridad y confort al prácticamente “abrazar” a los ocupantes para aportar una experiencia única.

El sistema de infoentretenimiento MBUX y el sistema de sonido surround Burmester® High-End 3D desarrollado por la firma berlinesa de hi-fi pueden controlarse a través de la pantalla central de 11.9 pulgdas. Esta tiene un ajuste de inclinación para evitar reflejos, especialmente cuando se conduce a cielo abierto. El increíble sistema AIRSCARF rodea el cuello de los ocupantes con aire cálido, como una bufanda invisible, de manera que es posible disfrutar un hermoso cielo azul invernal sin congelarse.

El sistema AMG ACTIVE RIDE CONTROL “lee” las condiciones del camino y la situación de conducción. Esto permite una sensación de control total en cualquier condición.

La plétora de dispositivos técnicos de alta tecnología asiste al conductor en todo momento incluye vigilar que no se aparte de su carril en caso de distracción o cansancio. También cuenta con asistencia activa de frenado y un asistente para señales de tráfico, el cual permite que el sistema de pantallas lance una alerta recordándonos la señales y condiciones del camino.

Estacionarse no podría ser más fácil, ya que el nuevo modelo cuenta con un sistema de asistencia por medio de cámaras de 360° que dan una visión desde el cielo de la posición del auto.

NOTA IMPORTANTE: Las imágenes que aquí aparecen son usadas como referencia. Consulte especificaciones de los vehículos en www.mercedes-benz.com.mx o en su Distribuidor Autorizado. Mercedes-Benz®, Mercedes-AMG®. Mercedes-EQ® y Mercedes me® son marcas de Mercedes-Benz Group AG.

Carlos Matamoros

Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

Artículo anterior

Tudor busca su propio camino

Siguiente artículo

ÁNGULO PEYRELONGUE – Reine de Naples 8918

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share