Un meteoro impacta en Roman Gauthier

Se trata del primer reloj de la casa Romain Gauthier hecho en acero, que además tiene una esfera hecha con trozos del meteorito Henbury, que cayó en Australia en los años 30.  La carátula está compuesta de bandas de cristal de níquel y hierro que se entrecruzan y que brillan espectacularmente cuando el usuario mueve la muñeca con el reloj en ella.

El Prestige HMS Stainless Steel late con el calibre manual 2206 HMS, que tiene una reserva de marcha a 60 horas. El fondo transparente dejar ver el movimiento que se aloja en una caja de 43 mm.

 

Este reloj tiene una corona plana en el fondo de la caja que se extrae para dar cuerda al reloj. Por su gran tamaño y perfil ondulado hace más eficiente la energía. El sistema de corona está compuesto de una esfera de cerámica y un muelle de caucho que administra las fuerzas que se producen en el centro y radiales y que se ejercen durante el enrollado y ajuste del tiempo, sistema que mejora el desempeño de un muelle convencional. También destaca una esfera de cerámica que resiste el desgaste y reduce la fricción para un funcionamiento suave.

El meteorito que se usó para fabricar las úicas 10 piezas del Prestige HMS Stainless Steel se descubrió en 1931 en el campo de cráter Henbury en la zona del norte de Australia, uno de los sitios de impacto de meteoritos más conocidos de esa nación.

A primera vista el meteorito parece una trozo de un metal de gris, sin embargo recibió un tratamiento con ácido nítrico que deja ver las bandas de cristal de níquel-hierro que se cruzan, conocidas como patrones de Widmanstätten o estructuras de Thomson.
Romain se sintió atraído por este meteoro, ya que creció en una casa rodeada de rocas y minerales recolectados por su padre.

 Para hacer la carátula, la firma utilizó una combinación de mecánica y de descarga eléctrica para crear un disco de meteorito con un diámetro de 33 mm y un grosor de 0.8 mm. Se aplicó un tratamiento anticorrosión para garantizar que su apariencia no se deteriore con el tiempo. Aparte de la pieza utilizada aquí, la única otra muestra conocida de este meteorito de Henbury se encuentra en el museo de minerales, meteoritos y rocas del sur de Australia en Adelaida. De hecho, este espécimen de meteorito en particular es extremadamente raro y es notable por la aspereza de sus bandas de cristal de níquel-hierro, también llamadas laminillas, que se convierten en brillos cuando se observa la esfera desde diversos ángulos

“Cuando puse mis ojos en este meteorito, el tamaño de sus bandas de cristal y la forma en que reflejan la luz, supe que era algo especial. Realmente se destacó de los otros meteoritos de hierro que estamos acostumbrados a ver. Inmediatamente mis pensamientos se centraron en cómo podría usarlo para un reloj de edición especial “. Destacó Gauthier.

Ve también: Romain Gauthier Insight Micro-Rotor Lady, mucho más que una cara bonita.

Artículo anterior

"Mi experiencia en mercados de Asia y Estados Unidos es una ventaja"

Siguiente artículo

Un Quasar ilumina el tiempo

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes
Leer más

El toque excéntrico de Speake-marin

El twist extravagante de Speake-Marin llega al SIAR Summer Experience. Una dual time con un toque de menta y negro fuera de lo común.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share