Cima y simas heladas

Montblanc 1858 Iced Sea es un diver con dotes ortodoxas y estilo más clásico. El efecto visual de la esfera evoca las profundidades de un glaciar.

La colección se llama Montblanc 1858 Iced Sea y, en el fondo, luce un bonito relieve en tres dimensiones de un iceberg y la figura de un submarinista. Aquí la inspiración son justamente las aguas del Mer de Glace en el valle de Chamonix. Volvemos a las cimas y los parajes de los glaciares. “No estoy interesado en hacer otro reloj de buceo más porque hay demasiados y nadie está esperando que Montblanc haga un reloj de buceo así que tiene que ser algo totalmente inesperado y consistente con la historia de Montblanc”, afirma Nicolas Baretzki, CEO de Montblanc.

“Laurent Lecamp y yo respondimos que había que hacer algo de un mundo de exploradores, de Montblanc, de los glaciares y un poco de mi sueño que, como un buceador, sería bucear debajo del hielo, que eso es otro tema. Soy un buceador frecuente y necesito ir por esa certificación si quieres bucear bajo el hielo”.

Montblanc 1858 Iced Sea es un diver con dotes ortodoxas y estilo más clásico. También es una interpretación del buceo desde la herencia 1858 y el legado que nació en las montañas. La esfera del reloj aporta una estética peculiar. Se buscaba deliberadamente un efecto visual similar a la mirada a las profundidades de un glaciar. Una textura que imitara la estructura de los cristales helados. Y Montblanc empleó aquí la técnica tradicional “gratté boisé” que también ha utilizado en su innovador Montblanc 1858 Geosphere Oxígeno Cero.

La esfera helada del Montblanc 1858 Iced Sea es otro reflejo del espíritu de exploración. Esta nueva colección nace con tres colores que representan los tonos de los colores del hielo glaciar en diferentes puntos geográficos. El hielo azul puede encontrarse en el Mont Blanc y se forma cuando tiene burbujas de aire. Por otro lado, el hielo con tonalidad verde se encuentra en la Antártida y es el resultado de la presencia de algas de nieve microscópicas. El hielo negro, finalmente, aparece cuando no contiene burbujas de aire, lo que le permite absorber suficiente luz como para verse negro.

Un diver con buenos argumentos

Montblanc 1858 Iced Sea es un diver en caja de acero de 41 mm y hermético a 300 metros. Cuenta con sistema de intercambio fácil y seguro para usarlo con brazalete de acero o correa de caucho ajustable. La firma ha apostado por homologar la pieza siguiendo la norma ISO 6425 que rige el estándar de las piezas de buceo.

“Nadie espera que Montblanc entre a ese mundo del buceo y por eso quise asegurarme de darle muy buenas razones a nuestros clientes para que compren este reloj”, explica Baretzki sobre la certificación. Además, tanto el Iced Sea como Geosphere Oxígeno Cero cuenta con el Certificado Montblanc Laboratory Test 500H.

Ficha técnica

Montblanc 1858 Iced Sea

Calibre automático MB 24.17/SW200

Horas, minutos, segundos y fecha

Marcha 38 horas

Acero 41 mm

300 m

Esfera pulida y lacada

Bisel giratorio unidireccional de cerámica con Super-Luminova

Agujas e índices luminiscentes

Brazalete o correa de caucho intercambiable

Artículo anterior

Nimsdai Purja es el nuevo rey de las cumbres

Siguiente artículo

H. Moser & Cie. Undefeated, el más duro de la ciudad 

Notas relacionadas
Leer más

El poder del imperio romano

Cuando la joyería y la alta relojería de Bulgari se encuentran. Octo Roma Emerald Grande Sonnerie proclama el cénit de la mecánica de la firma italiana.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
13
Share