Hublot

México en el corazón y en la muñeca

Una carátula de obsidiana procedente de México distingue a la edición especial que la firma acaba de presentar de su Montblanc 1858 Split Second Chronograph Edición Limitada 100.

Montblanc no ha querido desaprovechar la celebración de una nueva edición de SIAR y ha presentado una edición especial para el público local. Se trata de una versión muy especial de su Montblanc 1858 Split Second Chronograph. Su acabado así lo confirma. La caja de 44 milímetros se presenta en un impecable negro gracias al tratamiento DLC del titanio. Sofisticado y a la vez ligero, justo lo que se pide a un cronógrafo de Alta Relojería. Aunque es su carátula el elemento más exclusivo de esta edición. 

Basta un simple vistazo para comprobar que no se trata de una carátula normal. En efecto, en lugar del habitual latón, este disco está fabricado con piedra, y no una cualquiera. La piedra usada procede de México. un origen diferente hubiera desvirtuado el sentido de la edición. Carente de tratamientos artificiales y con un suave pulido de su superficie, la obsidiana hace valer su peculiar estética para dotar a la edición de una fuerte personalidad. Su tono oscuro casa bien con el acabado negro de la caja de titanio. 

Buena legibilidad

Por otra parte, la legibilidad es más que aceptable. Esta regla no es siempre fácil de conseguir en las carátulas de superficie irregular, ya sea piedra, madera o cualquier otro material usado. No es el caso de este Montblanc 1858 Split Second Chronograph. Incluso sus diseñadores se han permitido el lujo de combinar dos acabados diferentes (blanco y amarillo) en las agujas de segundos y la escala telemétrica que rodea la carátula. Por experiencia sabemos lo habituales que pueden llegar a ser las tormentas en algunos rincones de México. Nunca está de más contar con un reloj que nos permita medir la distancia a la que estas se encuentran. 

El acabado bicolor de las escalas de la carátula nos recuerda el carácter rattrapante de su calibre. En 2021 apenas ya es necesario recordar el excelente nivel de los calibres procedentes de la manufactura de Villeret. Heredera de la mítica Minerva, este centro de producción es responsable de algunos de los mejores cronógrafos fabricados en Suiza en los últimos cien años. Evolución de aquellos legendarios mecanismos es este calibre MB M16.31.

A la vieja usanza

El enorme tamaño del movimiento (su diámetro alcanza los 38.40 milímetros) implica que toda la trasera de la caja esté cubierta por el cristal de zafiro que lo protege. Lejos de suponer un problema, esta disposición no permite ver con detalle todos sus componentes. Es entonces cuando vemos el excelente acabado que tanto recuerda a los calibres que la casa desarrolló en los años 30 del siglo pasado. La decoración de Côtes de Genève y el caracoleado que cubre las superficies se siguen realizando a mano del mismo modo que hace un siglo. También artesanal es la espiral contenida en el órgano regulador. Recordemos que Montblanc es una de las pocas manufacturas que aún fabrica en casa este componente clave del funcionamiento del movimiento

Como ha ocurrido con anteriores referencias, esta edición especial Montblanc 1858 Split Second Chronograph revela el interés de la firma por acercar la relojería clásica a la una nueva generación de coleccionistas. Para ello no duda en combinarla con presentaciones más modernas que se apartan de las tradicionales disposiciones. Hace unos años hubiera sido difícil encontrar una versión de estética tan arriesgada, pero la industria está cambiando. Y, por supuesto, siempre está el orgullo de contar con un reloj tan vinculado con la idiosincrasia nacional. No en vano, quien lo adquiera sabrá que siempre llevará un trozo de México con él.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Montblanc 1858 Split Second Chronograph Edición Limitada 100

    
Movimiento:
   
Calibre MB M16.31 de carga manual, 287 componentes, 25 rubíes, 18,000 alt/h, reserva de marcha de 50 horas.
   
Función:
   
Cronógrafo monopulsador rattrapante
   
Caja:
   
Titanio DLC negro, 44 mm de diámetro, por 14.20 de grosor. Hermeticidad a 30 metros.
   
Carátula:
   
Obsidiana negra, escalas taquimétrica y telemétrica en acabados blanco y amarillo.
   
Correa:
   
Piel de caimán negra con costuras en beige y cierre de hebilla en DLC negro.
   
Versiones:
   
100 piezas.
Artículo anterior

Chopard aprieta el acelerador del Alpine Eagle

Siguiente artículo

éxito rotundo del siar

Notas relacionadas
Leer más

Un atril turquesa

Un bello homenaje significativo a la fundación de la firma el 1 de mayo de 1822 por los tres hermanos. Y nuevos colores que alegran el alma.
Leer más

Pasarela en dubai watch week

Dubái es el centro relojero del mundo durante esta semana. Estos son algunos de los lanzamientos más destacables.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share