Montblanc Star Legacy Orbis Terrarum, nuevo giro a la Tierra

La firma renueva su visión del Star Legacy Orbis Terrarum. Rediseña estéticamente los dos discos giratorios superpuestos con la visión de la Tierra y la hora mundial. La finalidad es una lectura más clara. Nueva forma de verlo de manera elegante y práctica.

La base del diseño de este Montblanc Star Legacy Orbis Terrarum, lanzado originalmente en 2014, fue la estética de los primeros textos geográficos y mapas que se habían creado en el primer milenio. Una estética clásica con fundamento histórico y antropológico que casaba muy bien con el estilo de la línea Star Legacy, con referencias tomadas de los relojes de bolsillo de Minerva de finales del siglo XIX y principios del XX: coronas en forma de cebolla, carátulas refinadas con patrón guilloché y correas de piel Sfumato —procedentes de la peletería florentina de la firma—. Una apuesta por la elegancia más formal.

Y la casa de Hamburgo da un giro más a la Tierra que se representa en estas dos nuevas versiones del Montblanc Star Legacy Orbis Terrarum. El disco giratorio superior está hecho de cristal de zafiro y es parcialmente transparente. Para una mayor visibilidad y lectura, lleva un recubrimiento metálico —rodio u oro rosa— que hacen destacar los continentes y meridianos de la visión cenital de la Tierra frente a mares y océanos. Se refuerza de este modo la visión tridimensional. Y se mantiene el anillo que representa a las 24 ciudades.

Hay un nuevo modelo Montblanc Star Legacy Orbis Terrarum en acero. El disco con la indicación día/noche gira debajo del disco de zafiro y, en esta versión, cambia de azul claro a oscuro para identificar la noche. Y en la nueva versión en oro, se opta por la tonalidad marrón. El centro del disco se ha decorado con olas, utilizando el guilloché flinqué-forissé. Y se agrega un triángulo con punta roja a las 12 h para indicar la hora local. Las manecillas y los puntos cada cinco minutos se han rediseñado también y se ha mejorado su recubrimiento con SuperLuminova.

La nueva versión llega en caja de 43 mm y con hermeticidad a 50 metros. El calibre MB M29.20 es un movimiento automático con 42 horas de reserva de marcha. El funcionamiento de la complicación de la hora mundial es de fácil manejo. Se presiona el pulsador de las 8 horas para seleccionar la ciudad en el triángulo rojo de las 12 h como referencia. Ahí se ajusta la hora con la corona y se verifica que el indicador día/noche esté alineado correctamente. A partir de ahí, las 24 zonas horarias se pueden leer con las ciudades del disco y, al viajar, solo con el pulsador de las 8 h se pueden mover hasta la ciudad de referencia para seguir sincronizado automáticamente. Práctico para los viajeros frecuentes y aventureros incansables. La versión en oro rosa de este Montblanc Star Legacy Orbis Terrarum está limitada a 500 piezas.

Deja un comentario
Artículo anterior

Bovet y su cristalina pasión relojera Chapter Two

Siguiente artículo

Osadía cromática

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
1
Share