chronoswiss

Odysseus, el nuevo héroe sajón

Odysseus, nombre mítico para el lanzamiento de la nueva familia de A. Lange & Söhne. Un proyecto que comenzó hace 13 años, según fuentes de la marca germana. El primer reloj de colección de la casa fabricado en acero. Un héroe homérico con nuevo mecanismo de manufactura.

A. Lange & Söhne se adentra por primera vez en el competido segmento sport-elegant. Aunque para algunos se trata de un mercado menos exigente en cuanto a las altas complicaciones, la casa de Glashütte no baja la guardia y sigue sin concesiones su exigente filosofía en búsqueda de la ingeniería perfecta, que ahora estrena una gran indicación para el día de la semana y fecha de forma simétrica.

Su propuesta es un guardatiempo de inconfundible sello deportivo masculino con estética austera, refinada robustez y funcionalidad certera, como su hermeticidad a 120 metros –la primera caja resistente al agua con corona atornillada en la firma-.

Los detalles añaden valor y marcan siempre la diferencia. Su esfera tridimensional azul oscuro juega con el acabado irregular de la superficie principal en mate, al igual que el pequeño segundero, y líneas concéntricas bajo la técnica llamada “azurage”.  Presenta un bello anillo biselado en color plata con la minutería que rodea la esfera. Las agujas típicas de Lange para esta pieza son de oro blanco.

Odysseus llega en una caja de acero de 40.5 mm que combina superficies cepilladas y biseladas que se prolongan en las asas y los eslabones de un brazalete de acero macizo. La confortable pulsera incorpora un ingenioso botón en el cierre que permite extenderlo de forma cómoda.

Su diseño destaca por la banda media compuesta en tres partes ligeramente elevadas como voladizo. Lo primero que llama la atención es las dos grandes ventanas. A las 3 h, el día del mes y a las 9 h, el día de la semana. Es la funcionalidad fundamental del nuevo calibre.

Sus funciones se ajustan con dos pulsadores con forma de cuña ubicados a las 2 y 4 horas, perfectamente delineados en la carrura. El nuevo calibreL155.1 Datomatic de cuerda automática late a 28,800 alt/h con la masa oscilante del rotor central en platino y elementos rodinizados en negro.

Con escape de áncora, el mecanismo aporta una reserva de marcha de 50 horas. La corona se usa para ajustar la hora y también alimenta la cuerda del reloj. Datomatic alude a la combinación de la indicación de la fecha y la cuerda automática. El nombre aparece visible en el rotor esqueletado del fondo, que exhibe los detalles del trabajo artesanal.

A nivel técnico, lo más destacable es el original diseño del volante, regulado con cuatro tornillos al mismo nivel de la parte exterior del aro del volante. Una construcción que reduce la fricción y mejora la aerodinámica de cara a la eficiencia energética y una mayor precisión.

Estéticamente también llama la atención por la fijación de un puente –grabado a mano- en lugar del tradicional coq de la firma sajona –la “barra” decorada de un solo brazo-. Todas las piezas de la caja son de alpaca. Un mecanismo acabado manualmente y montado dos veces, una regla que sigue la casa teutona. Odysseus, Lange 1, Saxonia, 1815, Richard Lange y Zeitwerk son las seis colecciones que conforman ahora el catálogo de A. Lange & Söhne.

Artículo anterior

Rolex y sus 5 razones para estar en la F1

Siguiente artículo

Forjar una leyenda

Notas relacionadas
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share