Pre Baselworld 2016: Ulysse Nardin Hourstriker Horse inspira el brío de dos caballos autómatas

Ulysse Nardin rinde tributo al caballo con su reloj Hourstriker Horse. La razón es la profunda relación entre este animal y el ser humano desde hace siglos. En grandes batallas, travesías terrestres, trabajos humildes o competiciones de élite, esta criatura ha sido cómplice de hazañas y rutinas. Ellos son discretos confidentes, vinculados siempre con el sentido de libertad, independencia y servicio. Soberbio y majestuoso, el caballo es tan imponente como encantador, mostrando una sabiduría única que lo diferencia de cualquier otro animal. Poderoso en dimensiones, cálido de expresión, el caballo llega al corazón por muchos motivos. Todavía más con este reloj edición limitada de Ulysse Nardin, que convierte a los caballos en Jaquemarts animados.

Hourstriker-post2

Es una edición limitada de 28 piezas de oro rosa o platino, cada pieza cuenta con Jaquemarts tallados a mano sobre una esfera de ónix negro. Uno de los pocos maestros de la alta relojería en utilizar Jaquemarts, Ulysse Nardin es también uno de los primeros fabricantes de relojes que ha sustentado el renacimiento de la sonería. Con esta unión de sonido y movimiento, los Jaquemarts se mueven en sincronía a cada gong.

Hourstriker-post1

Sonería al paso con un movimiento automático excepcional, el Hourstriker Horse suena bajo demanda la hora y la media hora, o puede configurarse para dar el “gong” al paso de cada hora. Tiene un sistema de activación de carillón automático. Cada vez que el martillo golpea el gong, los Jaquemarts actúan a la vez.

Hourstriker-post4

Colocados entre las diez y las doce y entre la una y las tres, los dos caballos Jaquemarts representan dos posturas diferentes. En una de ellas, el caballo muestra miedo, encabritándose para luchar o huir. En la otra, corre hacia algo o bien huyendo de algo. Se trata de una libre interpretación para quien luzca la pieza. Ambas figuras irradian una belleza impresionante, a través de sus músculos profundamente cincelados, pronunciados rasgos faciales y larga y voluminosa crin y cola.

Con una caja redonda de 43 mm, el reloj es tan artístico como funcional. Es automático, con una reserva de marcha de 42 horas. Tiene fondo transparente de cristal zafiro.

 

Artículo anterior

Pre Baselworld 2016: Speake-Marin Serpent Calendar

Siguiente artículo

Pre Baselworld 2016: Manufacture Royale Voltige Plume Noire

Notas relacionadas
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share