chronoswiss

SIHH 2019: Girard-Perregaux tiende un puente hacia el cosmos

Tierra y cielo, materia y espacio se funden en una pieza maestra. Dos globos completos –celeste y terrestre– muestran el lado invisible y visible del universo. En esta proeza mecánica los signos del zodíaco desfilan uno tras otro en un firmamento en miniatura mientras la Tierra efectúa su rotación cotidiana. Como el cielo, el reloj posee dos rostros: día y noche. Bridges Cosmos revela las zonas ocultas del cielo nocturno e irradia una luz negra. Este reloj con tourbillon, carta celeste y horas universales está hecho de partículas mecánicas y paradojas poéticas.

Para poner en órbita al Cosmos, en su interior palpita un nuevo movimiento de manufactura, el calibre GP09320-1098. No tiene corona. El ajuste manual de las horas y de las indicaciones se efectúa por el fondo.

La disposición simétrica del doble globo del Cosmos surgen de la búsqueda del orden y la belleza. Sus complicaciones se distribuyen sobre sus ejes horizontales y verticales, en los cuatro puntos cardinales. A mediodía, las horas y los minutos descentrados. A las 6 horas, un tourbillon bajo un gran puente de titanio negro. A las 3 horas, un globo terrestre que hace las veces de indicador día/noche. A las 9 horas, una carta celeste, que puede ser personalizada por el propietario. Como telón de fondo un cristal de zafiro tintado. Invisible en pleno día y lleno de partículas luminiscentes de hidrocerámica por la noche, que crea el efecto de una vista del cielo en timelapse.

Carta celeste

Grabada con láser sobre un globo de titanio tintado de azul, efectúa una rotación cada 23 horas, 58 minutos y 4 segundos, es decir, la duración exacta de un día sideral. Esta esfera se centra en las formaciones estelares más conocidas y más visibles: las del zodíaco.

El Cosmos, equipado con hidrocerámica luminiscente, cumple su vocación astronómica incluso en las noches más oscuras. La constelación de la que forma parte la Tierra es la única que no se puede ver, pues está oculta por el sol cegador. Finalmente, el globo celeste muestra la constelación del zodíaco invisible al mediodía por el lado de la esfera y la visible a medianoche por el lado del fondo.

Un modelo reducido de la Tierra

A las 3 horas, un globo terráqueo completo ofrece dos indicaciones. Permite saber si el huso horario local se encuentra bajo la luz del día o en plena noche. Igualmente, una escala graduada situada sobre 24 horas, cerca de su ecuador, ofrece una lectura de tipo GMT. El segundo huso horario se efectúa mediante la aguja más sofisticada que se pueda imaginar: un modelo reducido de la Tierra. Este mapamundi, también de titanio y grabado con láser, presenta los océanos en profundidad y los continentes en relieve.

Física telúrica

Con 48 mm de diámetro, la caja del Cosmos es un mundo en sí mismo. Delimita su universo con titanio satinado por microesferas. Su cristal de zafiro es un glassbox, un cristal abombado que actúa como telescopio astronómico. Bajo esta lente, no deformante, palpita un nuevo movimiento, el calibre GP09320 de cuerda manual.

Su marcha está regulada por un tourbillon emparentado con la familia de los Neo. El puente de tourbillon es de titanio PVD negro y está arqueado sobre el vacío.

Caja sin corona

La carrura de la caja del Cosmos es lisa y no lleva corona. En su lugar presenta cuatro llaves de ajuste, todas situadas en el fondo de la caja, que se colocan sobre la muñeca sin molestia alguna. En el fondo de la caja, hecho de zafiro y de titanio, se han creado cuatro ejes, dedicados respectivamente al remontaje, la puesta en hora, el ajuste del globo celeste y el del globo terráqueo.

 

.

Artículo anterior

SIHH 2019: La vuelta de Jaeger-LeCoultre a la súper mecánica

Siguiente artículo

SIHH 2019: Audemars Piguet lanza Code 11.59

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes
Leer más

El toque excéntrico de Speake-marin

El twist extravagante de Speake-Marin llega al SIAR Summer Experience. Una dual time con un toque de menta y negro fuera de lo común.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share