Purnell, más allá del lujo convencional

Su reloj Escape Primo presume de ser el único tourbillon de triple eje del mundo con la jaula engastada de piedras preciosas. Un desafío más en el proyecto megaexclusivo de Purnell.

Purnell ha dejado de ser una agradable sorpresa para convertirse en toda una referencia dentro del sector más exclusivo del mercado. Su filosofía se mantiene inalterada en los pocos años que lleva en el mercado: un producto diferente que convierte su increíble mecanismo en el protagonista estético y su principal argumento conceptual.

Por supuesto, el movimiento tiene que ser excepcional, tarea de la cual se encarga el genio relojero Eric Coudray, creador del Spherion, un tourbillon de triple eje. Las primeras creaciones de Purnell jugaban con este mecanismo por partida doble (Escape II). Más tarde ha venido una variación del movimiento con un único tourbillon Spherion, aunque esta simplificación del mecanismo no ha hecho perder a la colección ni un ápice del atractivo de los primeros Escape II. En realidad, ha ocurrido todo lo contrario. 

Más sencillo, más lujoso

El Escape Primo que ha presentado Purnell demuestra el poder estético de la propuesta. El enorme espacio disponible en el interior de la caja queda repartido en dos mitades claramente diferenciadas. Arriba, el grueso del mecanismo con el contador horario transparente y la visión parcial de los dos barriletes encargados de aportar la energía necesaria para su marcha, estimada en 50 horas. La parte inferior queda totalmente vacía, con la excepción de un tourbillon Spherion en constante y frenética acción.

Su naturaleza de triple eje permite al tourbillon de triple eje moverse a una endiablada velocidad. La jaula exterior rota con una frecuencia de 30 segundos, a 16 segundos lo hace la intermedia y a 8 segundos la alojada en el interior del dispositivo. Puestas todas en marcha, el órgano regulador cambia de posición de un modo tan rápido que le hace estar en permanente equilibrio. Este fue el objetivo por el cual Abraham-Louis Breguet inventó este dispositivo. Realizado en titanio azul, el peso total del tourbillon Spherion es de apenas 0.831 gramos

Engaste del tourbillon con piedras preciosas

Si su sofisticada tecnología no fuera suficiente, la nueva versión del Escape Primo suma la exclusividad de ser el único tourbillon de triple del mercado cuya jaula está completamente engastada con piedras preciosas. En total son 152 piedras de diferentes colores, todas ellas cortadas en talla brillante. La peculiar construcción de la caja del Escape Primo nos permite ver las evoluciones del Spherion con todo detalle gracias a la ventana panorámica que despliega el cristal de zafiro junto al índice de las 6 horas.

Purnell Escape Primo oro rosa de frente

El elemento cromático del tourbillon también se repite en la pequeña carátula horaria de la parte superior. Doce piedras preciosas en talla baguette reproducen el arcoíris según la tendencia tan en boga en los últimos años dentro de los relojes joya. La correa, realizada en caucho y con un llamativo acabado naranja que también encontramos en la corona, aporta ese aire sport-chic tan característico de la Alta Relojería de autor del momento. Un reloj pensado para epatar incluso a los coleccionistas más exigentes.  

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

PURNELL ESCAPE PRIMO ROSE GOLD RAINBOW

    
Movimiento:
   
Calibre P11 de carga manual, 245 componentes, 37 rubíes, 50 horas de reserva de marcha, tourbillon de triple eje.
   
Función:
   
Horas, minutos, reserva de marcha.
   
Caja:
   
Oro rosa, 48 mm de diámetro, hermético hasta 30 metros.
   
Carátula:
   
Zafiro ahumado con índices engastados de piedras preciosas, agujas pulidas a mano y con esmalte artesanal.
   
Correa:
   
Caucho natural con cierre desplegable de oro rosa y titanio.
   
Versiones:
   
8 piezas.
   
Precio:
   
390,000 francos suizos.
Artículo anterior

Premier B21 Tourbillon, Breitling se viste de etiqueta

Siguiente artículo

La versátil elegancia de Bovet

Notas relacionadas
Leer más

Hielo sobre nieve

Es temporada de esquí, así que fuimos a Jackson Hole con un reloj que resulta el cómplice ideal, el Montblanc 1858 Iced Sea.
Leer más

Su próximo reloj será usado

Según la consultora LuxeConsult, el mercado de relojes de segunda mano triplicará su tamaño en la próxima década y superará incluso al mercado de relojes nuevos.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share