Rolex Perpetual 1908: terreno por conquistar

La firma de la corona vuelve a la carga en el segmento de los relojes clásicos. Desaparecido el Cellini, es el turno del Perpetual 1908. Entre sus puntos fuertes, un diseño muy elegante y la posibilidad de disfrutar de los acabados de su movimiento.

Gran noticia para los seguidores de Rolex, una casa muy poco pródiga en el lanzamiento de nuevas referencias. La gran firma suiza acaba de presentar el Rolex Perpetual 1908, primera referencia de la nueva colección Perpetual, su nuevo intento para conquistar el segmento de relojes clásicos, después de dominar con mano de hierro el mercado de relojes deportivos con la línea Oyster Perpetual.

Aunque extraño para los más jóvenes, el interés de Rolex por el mercado clásico no es nuevo. Hace nueve años la firma realizó un serio intento con la última generación de la colección Cellini, un nombre de gran tradición dentro de la historia de la casa. Los responsables de la firma manejaban con secretismo el final de ciclo de la colección y, en lugar de lanzar nuevos modelos, han cortado por lo sano para lanzar esta flamante creación

Rolex Perpetual 1908 de frente

El Perpetual 1908 es un reloj completamente nuevo, pero bien anclado en la tradición de la casa. Comenzamos por el nombre de la colección, referencia directa al sistema de carga automática creado por Rolex en 1931 y que tan bien simboliza el espíritu eterno de la casa. En cuanto a la cifra, 1908 fue el año en el que el fundador Hans Wilsdorf registró el nombre de Rolex. Con estos indicios, es evidente el interés de sus creadores en vincular el Perpetual 1908 con los orígenes de la casa. De paso, demuestran cómo este reloj nuevo viene avalado por 115 años de historia

Puro clasicismo

La imagen del Rolex Perpetual 1908 no deja lugar a dudas: estamos ante un reloj clásico puro. Para conseguirlo, Rolex aplica elementos imposibles de imaginar en otros relojes imposibles de emplear en referencias tan conocidas como Datejust o Day-Date. Comenzamos por la caja, de 39 milímetros de diámetro, acorde con las tendencias del mercado y la cifra más común en la actualidad en los modelos de tres agujas. El grosor es de apenas 9.50 milímetros, bastante menos que el Day-Date (12.2 milímetros) e ideal para que el reloj sea llevado con un elegante conjunto de traje y corbata.

Rolex Perpetual 1908 de esfera negra

Hay elementos rescatados de los mencionados Cellini, como el sofisticado bisel de doble curvatura, estriado en su parte inferior y liso en la superior. Otros son de nuevo cuño, como las agujas finamente biseladas y con apertura central en el caso de la horaria, o el segundero independiente junto al índice de las 6 horas. 

Rolex Perpetual 1908 de lado

Hay que girar la caja para descubrir el mayor atractivo del Rolex Perpetual 1908. Como bien saben los aficionados de Rolex, unas de las características más conocidas de sus relojes es el fondo macizo de sus cajas. Un vínculo con el origen deportivo de la firma, admitido de buen grado por sus aficionados, aunque un poco extraño en los tiempos actuales, mucho más si hablamos del segmento de los relojes clásicos. El Perpetual 1908 rompe con esta tradición y equipa un fondo con ventana de cristal de zafiro que permite disfrutar a sus dueños de la excelente decoración de la maquinaria. 

Visión del movimiento

Esta decisión de mostrar los secretos del Rolex Perpetual 1908 ha obligado a los responsables de la firma a desarrollar un nuevo calibre acorde con la naturaleza del reloj. Su nombre es Perpetual 7140, un calibre de nueva factura, equipado con los más avanzados ingenios de Rolex (escape Chronergy y espiral Syloxi de silicio, entre otros), aderezado de un soberbio acabado de sus puentes en forma de Côtes de Genève Rolex. Como apuntan desde la firma, esta decoración difiere un poco de los Côtes de Genève tradicionales al incorporar una fina incisión entre las franjas de la decoración que remarca el efecto tridimensional cuando refleja la luz sobre la superficie. El movimiento viene completado con una masa oscilante calada y realizada en oro amarillo

Rolex se lanza de lleno al mundo clásico con este reloj, pero no deja de lado los elementos técnicos del reloj. El Perpetual 1908 cuenta con el certificado de Cronómetro Superlativo que garantiza la precisión de su maquinaria en un arco de -2 / +2 segundos de desviación por día. En cuanto a la hermeticidad, los 50 metros que notifica la compañía aseguran la buena protección en un uso habitual, aunque no deportivo, del reloj. 

Cuatro modelos, hasta ahora

Esta primera entrega del Rolex Perpetual 1908 se ciñe a cuatro únicas versiones, según el material de fabricación de la caja y acabado de la carátula. El reloj está disponible con caja de oro blanco o amarillo. En cuanto a la carátula, se puede escoger entre blanco o negro. En ambos casos tienen un acabado mate para evitar molestos reflejos de luz, aunque con un fino satinado acorde con el excelente acabado de reloj. 

Elegante, discreto y con una extraordinaria maquinaria, el Perpetual 1908 cuenta con todos los ingredientes para contar con la aprobación de los muchos seguidores de Rolex. Ha nacido una nueva estrella. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

ROLEX PERPETUAL 1908

    
Movimiento:
   
Calibre 7140 de carga automática, 28,800 alt/h, 66 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos y segundos.
   
Caja:
   
Oro blanco o amarillo, 39 mm. Cristal de zafiro. Fondo con ventana de zafiro. Hermeticidad a 50 metros.
   
Carátula:
   
Blanco o negro en acabado mate, agujas, número árabes e índices facetados de oro blanco o amarillo.
   
Correa:
   
Piel de aligátor marrón o negro, según el color de la carátula, en acabado mate y con cierre desplegable Dualclasp de oro.
Artículo anterior

Rexhep Rexhepi y el deseo de perdurar

Siguiente artículo

La carátula universal de Omega se renueva

Notas relacionadas
Leer más

Edox toma el pulso a las carreras

El nuevo Edox Chronorally Automático sella la alianza de la firma con BMW M Motorsport. Un asociación que convirtió a Edox en cronometrador oficial de la carrera de autos en 2021.
Leer más

Sabor a caramelo con alma caribeña

Los colores vibrantes y exóticos de Cuba se trasladan a la colección Señora Caramelo de Cuervo y Sobrinos. Un acierto total.
Leer más

Pon un héroe en tu vida (relojera)

La segunda creación de Audemars Piguet con Marvel nos trae el Royal Oak Concept Tourbillon “Spider-Man”. Y ya bate récord.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share