SuperWatchMan, a la caza del famoso

Superwatchman ha alcanzado gran fama en la red social gracias a la obsesión que tenemos en nuestra sociedad por conocer los secretos de las celebridades.

Que la gente normal sentimos una irremediable atracción por las celebrities es algo de lo más comprensible. De hecho, esta es la principal fuente de ingresos de muchas ellas: el interés con el que seguimos su día a día y todo lo que les rodea. Esta pasión por el cotilleo que tan bien nos caracteriza a la sociedad moderna ha encontrado un medio de expresión perfecto en las redes sociales, con Instagram a la cabeza.

Ya no son solo los grandes medios de comunicación quienes nos relatan el trajín cotidiano de los famosos de turno, sino que son ellos mismos los que no dudan exponerse las 24 horas del día ante su nutrida audiencia. Esta retroalimentación, que se mueve entre la curiosidad y una ingenua envidia, nos lleva al público general a buscar constantemente dónde comen los famosos, dónde viajan y qué compran. Por supuesto, este afán por escudriñar sus vidas tiene su reflejo en el mundo de los relojes

La curiosidad del aficionado

Son muchas las cuentas dedicadas a buscar e identificar los relojes que llevan los famosos, ya sean deportistas, estrellas de la pantalla o políticos de la esfera internacional. Es cotilleo, sin duda, pero también una información de gran valor porque va más allá de los conocidos acuerdos de colaboración que los famosos establecen con la firma de turno. En realidad, se trata de averiguar el reloj que le gusta a un famoso, y no por el que han recibido dinero para que lo enseñen. Con este potencial atractivo, no es extraño que este tipo de cuentas de Instagram sean hoy en día tan populares. 

La más conocida de ellas se Superwatchman, que cuenta actualmente con nada más de 641,000 seguidores en todo el mundo. Los creadores de Superwatchman han mantenido hasta ahora un perfil muy discreto en las redes sociales y han cedido todo el protagonismo a cada una de sus jugosas entradas. Nos ha llevado tiempo, pero por fin hemos logrado que nos contestaran algunas preguntas, sin abandonar cierto secretismo.

En la imagen, los creadores de Superwatchman. Igor Radovanovic (a la izquierda de la imagen) y Nicholas Isaacs (a la derecha). 
Elección con criterio

El encargado de responder a nuestro cuestionario es Nicholas Isaacs, quien apunta una experiencia personal como germen de Superwatchman. “Decidí celebrar mis 25 años comprándome un buen reloj. Entré en un conocido establecimiento, me gustó mucho un modelo y el encargado me convenció de que era la elección perfecta para mí. Un año más tarde, ya no estaba tan convencido, entre otras cosas porque al reloj se le había caído la corona. Fui al servicio técnico con el deseo de arreglarlo, pero ya con la idea de venderlo. Ahí fue donde descubrí que el reloj había perdido un 30% de su valor de compra. Total, que mi primera experiencia como comprador fue un desastre”.

Aquella mala experiencia sirvió a Nicholas para proponer a su socio Igor Radovanovic la creación de Superwatchman. La web fue lanzada en 2020, con el apoyo de la Universidad de Mälardalen, en la ciudad sueca de Västerås. “Cuando era estudiante en Mälardalen conocí a Anna Berg, quien nos ayudó a dar forma a la web. Fue mi importante su ayuda como orientadora en el desarrollo de negocios”. 

El gancho del famoso

Nicholas describe Superwatchman como una guía de compra en el que los aficionados y detallistas pueden encontrar información del reloj más adecuado para cada persona. “Nuestro objetivo es asesorar a la gente para que elija el reloj adecuado. El valor de un reloj varía significativamente según su condición, el año de producción y, por supuesto, la marca elegida”. Más allá del servicio y utilidad de la web de Superwatchman.com, es incuestionable el acierto que han demostrado sus creadores al convertir su cuenta de watch spotting (la afición de identificar relojes) de famosos en una fenomenal herramienta captadora de visitas. 

Espejo de la sociedad

Navegar por la cuenta de Instagram de Superwatchman es una delicia para cualquier aficionado. Por supuesto, encontramos el esperado desfile de estrellas del deporte y artistas que dan rienda a su pasión con propuestas que van desde las más populares a verdaderos tesoros escondidos. Sin embargo, la habilidad y rapidez de reflejos de sus creadores convierte Superwatchman en un curioso espejo sociológico capaz de trasladar la actualidad al prisma relojero. No es extraño que uno de los posts más comentados de los últimos tiempos haya sido la imagen del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky con su TAG Heuer Carrera Chronograph Calibre Heuer 01.

“Nuestro trabajo consiste en agrupar las fotografías que los fotógrafos o las propias celebridades han ido publicando en las redes sociales”, nos comenta Nicholas Isaacs. “También es verdad que últimamente hemos notado un gran incremento de propuestas y solicitudes de algunas caras famosas para que les saquemos en nuestra cuenta”. Una reacción curiosa, aunque comprensible. No nos olvidemos que un fenómeno tan mundial como escudriñar la vida de los famosos no sería posible sin otro factor primordial: la vanidad de muchos de ellos para ser contemplados y admirados

Artículo anterior

Panerai sube el nivel con su nuevo Calendario Perpetuo

Siguiente artículo

SIAR Summer Experience refresca el verano en CDMX

Notas relacionadas
Leer más

El poder del imperio romano

Cuando la joyería y la alta relojería de Bulgari se encuentran. Octo Roma Emerald Grande Sonnerie proclama el cénit de la mecánica de la firma italiana.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share