un chico bueno

Diego Boneta es el chico bueno de Berger. Para esta joyería ha realizado la campaña Promesas, que en esta época celebra la Navidad.

Es imposible mirar a Diego Boneta y no ver al personaje con el que ha vivido a cuestas varios años. Diego y Luis Miguel parecen el mismo. El escenario es Berger, la joyería más importante de México. El actor es protagonista de la campaña publicitaria de este año, Promesas. Y llega para estar en la rueda de prensa del evento más importante del negocio, el Berger Private Experience. El espacio está lleno de periodistas, firmas relojeras y clientes. Es recibido como una estrella. A escala pequeña, digamos que esto que sucede puede hacernos imaginar en qué se ha convertido este actor que empezó a trabajar a los 10 años (ahora tiene 30).

Todos quieren hacerse fotos con él y preguntarle sobre la última temporada de Luis Miguel, la serie, estrenada en Netflix a finales de octubre. En el tumulto, no sabes bien si aclaman a Luis Miguel o a Diego Boneta. Hay una simbiosis actor-personaje que hace dudar todo el tiempo. Sonríe, y solo puedes ver a Luis Miguel… Es lo que él quería cuando empezó el proyecto. Pero ahora, ya quiere desligarse del papel que más proyección y credibilidad le ha dado en su carrera.

“Todo esto es muy abrumador. Es parte de lo que hago, pero no deja de ser abrumador. No me acostumbro”, admite cuando logramos unos minutos con él en una habitación sin barullo. Queremos conocer más sobre su afición por los relojes. “Mi pasión viene desde niño. Siempre he tenido una fascinación con el tiempo y las máquinas que lo miden. Es sorprendente algo tan perfecto y a la vez tan artesanal”, comienza. “Cuando conseguía un papel me regalaba un reloj. Era lo que más me gustaba. Y así fue como conocí a la familia Berger”. 

Pero hagamos un paréntesis. Porque Diego Boneta no apareció de la noche a la mañana. Si la vida es un círculo perfecto que hay que cerrar, Diego Boneta es de esas personas que ha logrado hacerlo, al menos en su faceta profesional. Un círculo virtuoso que empezó cuando imaginó en su niñez que quería ser como los artistas que veía en el Auditorio Nacional, entre ellos Luis Miguel. Así fue como se animó a interpretar La chica del bikini azul, un éxito del Sol de México en Código F.A.M.A. a los 13 años.

No se imaginaba que años más tarde sería propuesto para interpretar al cantante en su biopic. Antes tocó la fama gracias a Rebelde, una serie convertida en fenómeno en la que actuó y con la que salió de gira en conciertos. Tenía 15 años. Fue parte de Rock of Ages junto a Tom Cruise, en 2012. Y apareció en Scream QueensPretty Little Liars, entre otras series. Hasta que Luis Miguel, la serie fue el broche de oro para una carrera que necesitaba un gran reto. 

En todos estos años, también crecía su interés por los relojes. “El primer reloj que me compré fue un Panerai. Soy muy fan de Rolex. Me encanta todo lo que representa. Es muy cool. También Zenith y Patek Philippe”. Pero admite que no solo de Rolex viven los aficionados. De hecho, le gustan marcas independientes como H. Moser & Cie. Y no duda en hablar del lado emocional de estos objetos. Menciona uno muy especial, un Cartier que le regaló su padre para el estreno de Rock of Ages. “Hay relojes que no tienen precio por el valor sentimental que representan”, concluye.

Boneta fue primero cliente de Berger. La relación fue haciéndose cada vez más profunda. “No sabía la historia detrás de Berger, que venía del abuelo que fue sobreviviente del Holocausto, que es un negocio familiar. Esto se me hizo muy especial porque yo soy igual, muy unido a mi familia. Con ellos, me siento en casa. Compartimos los mismos valores, por eso la relación se fue dando de manera muy orgánica, primero como cliente, luego se dieron cuenta de mi pasión por los relojes y por eso me invitaron a hacer esta campaña”.

Una campaña inusual en el sentido de que Diego implicó a toda su familia. “En la campaña aparecen mis hermanos y papás. Es la primera vez que hacemos algo así. Yo creo que la familia Berger y mi familia tienen muchas cosas en común y fue por eso que todo se dio de forma tan orgánica”.

Por un momento, no preguntar sobre Luis Miguel nos ha dejado ver un poco más de Diego Boneta. Parece que su relación con Berger promete más entregas. “Para mí lo más importante son las relaciones a largo plazo. No hago alianzas o campañas que sean a corto plazo. Lo que me importa es la relación y lo fácil que se dio esta”. También tiene planes para seguir su carrera. Ha creado su propia productora y a partir de ahora promete sorprendernos con proyectos que nos hagan vibrar tanto como con su interpretación de Luis Miguel. 

Artículo anterior

EP66: SIAR DÍA 3 Un reloj para los fanáticos de Star Wars

Siguiente artículo

Un Gorilla mexicano en Jumboon

Notas relacionadas
Leer más

Aquaracer se apunta la moda superdiver

TAG Heuer se suma a la lista de firmas que ofrecen relojes de buceo de altas prestaciones. El Aquaracer Professional 1000 Superdiver esconde sus magníficas características para el buceo con un traje discreto y muy versátil.
Leer más

Gérald Genta, últimas confidencias. Primera parte

Es el año del Royal Oak, pero también de Gérald Genta, el genio del diseño relojero que creó uno de los relojes más icónicos de la industria suiza. Un maestro de las formas que se inspiró en Raymond Loewy para idear su estilo transgresor. Esta entrevista la dio a Tiempo de Relojes tres meses antes de fallecer. Merece la pena recuperarla.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share