chronoswiss

Un Tudor Black Bay con sello METAS

Nuevo Black Bay Ceramic de 41 mm, completamente negro y con calibre de manufactura MT5602-1U certificado por METAS.

Nace el primer Tudor Black Bay con sello Master Chronometer, el certificado suizo METAS. ¿Seguirán más piezas con este sello que hasta ahora estaba utilizando Omega? Una garantía que trajo Omega en 2015, bajo la externa auditoría de este Instituto suizo, como competencia directa al Cronómetro Superlativo de Rolex. Y ahora Tudor, la firma hermana, recurre al METAS para este Black Bay Ceramic de 41 mm.  Tudor sigue buscando su propio camino para alcanzar la mayoría de edad. Y este Black Bay Ceramic es el apropiado para emanciparse. Tudor se pasa al lado oscuro y se libera del complejo de Edipo.

Es paradójico que Tudor haya buscado los parámetros de precisión del vecino. “Black Bay Master Chronometer” luce en su esfera abombada completamente negra mate. Y claro que el Black Bay mantiene su fidelidad a la histórica referencia 7922 de Tudor de los 50: su bisel giratorio, las agujas “Snowflake” y los rasgos esenciales que también hemos visto en las dos nuevas ediciones de este año del Black Bay Fifty-Eight. Pero aquí el diseño neovintage, en caja de 41 mm, es una declaración de buceo mucho más atrevida con la estética que aporta una pieza de cerámica integral.

Nada de añoranza y nostalgia por el pasado. Es cierto que sí existe un precedente directo: Black Bay Only Watch del 2019 en color completamente negro. La cerámica no es uno de los materiales que habitualmente vemos en Tudor —salvo en el bisel—. Y también podemos recordar un Fastrider Black Shield fabricado en cerámica monobloque con ese aspecto completamente dark. Fue un cronógrafo que rendía tributo a la Ducati Diavel que inspiraba su diseño.

Ahora, en cambio, hay que apuntar con mayor detalle al corazón mecánico. La gran novedad de este Black Bay Ceramic es su nuevo calibre de manufactura MT5602-1U. Existe un primer movimiento (MT5602) que ya nacía con certificado COSC y ha sido utilizado en el Pelagos y en la propia familia Black Bay. Un movimiento que trabaja a 28,000 alt/h y con una reserva de marcha de 70 horas gracias a su rotor bidireccional que apostaba por la tecnología del silicio en la espiral. Sin embargo, este Black Bay Ceramic justó utilizó la previa certificación COSC del primer calibre para examinarse y obtener el sello Master Chronometer del METAS.

COSC Y METAS

Más exigente, aquí las piezas deben funcionar dentro de un intervalo de variación diaria de cinco segundos (0 /+5); es decir, cinco segundos menos de lo que permite el Control Oficial Suizo de Cronómetros (-4/+6) en un único movimiento. Esto implica también un segundo menos que la norma interna que aplica Tudor para sus calibres de manufactura (-2/+4). A ello se suma, resistencia a 15,000 gauss, hermeticidad a 200 metros y la mencionada reserva de marcha de 70 horas.

Sello “swiss made” multiplicado por dos para una pieza muy vanguardista completamente “dark” en caja monobloque con superficies pulidas a chorro de arena, bordes biselados, pulido espejo y otro acabado satinado con efecto rayos de sol en el bisel. Y cuyo calibre se exhibe también en acabado negro a través del cristal de zafiro del fondo. El único contraste es el material fosforescente blanco de los marcadores. La pieza presenta una correa híbrida de cuero y caucho, así como la correa característica de tejido de la casa. Este Tudor Black Bay con sello METAS no ha dejado indiferente a nadie.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Tudor Black Bay Ceramic

    
Movimiento:
   
calibre MT5602-1U Master Chronometer, marcha 70 horas
   
Función:
   
Horas, minutos y segundos
   
Caja:
   
Cerámica negra mate 41 mm, 200 metros
   
Carátula:
   
Negra abombada
   
Correa:
   
Cuero/Caucho o Tejido NATO
   
Precio:
   
110,850 Pesos Mexicanos aproximadamente.
Artículo anterior

Este american es Único e idéntico al original

Siguiente artículo
Ilustracion apertura de artículo Redes Sociales instagram Relojería

Cómo las redes sociales han cambiado el mundo relojero

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. Un 26 de junio el maestro registró la patente. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

El sorprendente lado fashionista de Panerai

Panerai y Prada tienen diversos puntos de conexión como su origen italiano, el equipo Luna Rossa y ahora también esta unión de relojes y moda en la Ciudad de México.
Leer más

Baselworld resucita

La feria relojera intenta convertirse en Ave Fénix. Anuncia cita presencial del 31 al 5 de abril de 2022, los mismos días que Watches & Wonders

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share