fbpx

Asombro por la belleza interior

El Overseas es una referencia obligada cuando se habla de relojes deportivos,  que fueron una apuesta discreta de Vacheron Constantin desde finales del siglo xix, pero que tomaron su forma definitiva hasta 1977, cuando nació este modelo como una celebración del 222 aniversario de la histórica manufactura fundada en 1755. Por primera vez en su historia, la colección Overseas de Vacheron Constantin presenta un modelo esqueletado que nos permite adentrarnos en la complejidad de su movimiento. Fue un hito. El Overseas se convirtió en una colección emblemática y, como tal, ha evolucionado sabiamente.

Recordemos sus evolución de 2016, cuando se decidió que su espíritu viajero debía hacerlo más cómodo, ergonómico y libre de todo aquello que fuera considerado superfluo en él, dejando solo lo esencial. En 2020, el Overseas Perpetual Calendar Ultra-Thin Skeleton se muestra más desapegado que nunca. Con menos peso y menos “ropa”, ahora permite ver su intrincado interior, que hace gala de un delgadísimo movimiento de calendario perpetuo que tiene apenas 4.05 milímetros de grosor.

Esta es la primera vez que el Overseas se presenta en versión esqueletada, lo que implica una complicación de complicaciones. A esta técnica hay que sumar la habilidad especial de Vacheron Constantin de hacer mecanismos ultradelgados para relojes complejos como el que vemos ahora, donde al calendario perpetuo se suman las fases de luna, algo que tampoco han tratado de manera regular.

Contrario a otros relojes con complicaciones similares, este esqueletado ultradelgado no requiere ningún ajuste en su calendario ni en sus fases de luna hasta el 1 de marzo de 2100. Esto es, en definitiva, un gran logro técnico considerando el proceso de miniaturización de sus 276 componentes.

Fiel a su pasión por la aventura, el Overseas Perpetual Calendar Ultra-Thin Skeleton suma a todas sus propiedades una gran flexibilidad en su apariencia. Puede llevarse con un brazalete de oro rosa de 18 quilates a juego con su caja o, dependiendo de la ocasión, con correa de aligátor Mississippiensis de color azul o una más casual de caucho en el mismo color. Las tres opciones tienen broche de oro rosa con la hebilla en forma de la tradicional Cruz de Malta de la casa suiza. Una pieza de 41.5 mm con el Punzón de Ginebra que monta el calibre automático 1120 QPSQ/1 .

No Comments Yet

Comments are closed