fbpx

Cronometría sustancial solo para México

El trabajo que Julien Tornare realiza en Zenith sigue dando sus frutos. El directivo conoce a la perfección la filosofía de la manufactura de Le Locle y sabe que el futuro de la casa pasa por dar una nueva imagen a un legado basado en su dominio de la cronometría, el elemento que siempre le ha identificado.

Y lo consigue con el Defy El Primero 21 “Park Lane” por imagen, muy tecnológica, casi industrial, siempre atenta a las últimas tendencias en materia de relojería deportiva; pero también en cuanto a técnica gracias a su enorme grado de precisión. Visto en el plano teórico, el calibre 9004 es el mejor homenaje que se le puede hacer a El Primero. La evolución del concepto original, capaz de medir con una fidelidad de una décima de segundo, y lo sublima hasta alcanzar las centésimas de segundo.

Este logro se debe a las sinergias creadas dentro del grupo LVMH, puesto que este movimiento adapta la tecnología ya desarrollada por el equipo de Guy Sémon para el Mikrograph de TAG Heuer. Combinación de dos órganos reguladores diferentes, uno de ellos dedicado en exclusiva al cronógrafo, con una frecuencia de 360,000 alternancias a la hora.

El gran valor del Defy El Primero 21 es que además muestra de manera muy intuitiva su exclusividad técnica, algo que no siempre logran las marcas relojeras. La rotación de la manecilla, capaz de completar una vuelta completa a la carátula en un segundo, es la mejor carta de presentación con la que cuenta el Defy El Primero 21 “Park Lane”.

Por supuesto mucho mejor, si este despliegue técnico viene acompañado de una estética acorde. El esqueletado de la carátula y el acabado de los componentes del movimiento cumplen a la perfección con esta función.

Todas las características del Defy El Primero 21 quedan magníficamente expuestas en la edición exclusiva que Zenith ha realizado con Park Lane y cuyas 60 unidades estarán únicamente disponibles para clientes del territorio mexicano. La pieza se identifica por la combinación de negro y oro, una tendencia muy popular en la relojería deportiva hace años y que gana adeptos.

Además, el oro siempre ha tenido una simbología especial en México, en especial en la época prehispánica. Conviene matizar que el elemento dorado de este Defy El Primero 21 se centra en los acabados del calibre. Y el contraste se lo aporta una caja de cerámica muy atractiva con toque mate mediante la aplicación de chorros de arena.

Características técnicas

Caja: 44 Mm en cerámica.

Hermeticidad: 100 m.

Reserva de marcha: 50 horas.

Calibre: EL Primero 9004.

No Comments Yet

Comments are closed