fbpx

El Tinder de las marcas relojeras

¿Cuál es una de las principales deficiencias en la industria relojera cuando las firmas quieren internacionalizarse? Hay respuesta y propósito de enmienda. No existía hasta el momento una base de datos por país para saber qué marcas, distribuidores o agentes en cada lugar son intermediarios idóneos y activos en el desarrollo de la relojería. Este hueco quiere llenarlo The Watch Distributors Directory, que conecta distribuidores y firmas emergentes de relojes alrededor del mundo. ¿Quiénes son compatibles en el Tinder relojero, candidatos a una relación duradera y fructífera?

Los cerebros intelectuales son Thierry Huron y Thomas Baillod. El primero fundador de la consultora The Mercury Project y antiguo jefe de marketing de TAG Heuer. El segundo fundador de The Watch Trade Academy. La cartera de distribuidores está respaldada por Baselworld, también socio institucional exclusivo.

Actualmente, la base de datos enlista más de 1,600 distribuidores y mil casas relojeras de 100 mercados. Los creadores de la idea creen firmemente que ayudarán a distribuidores a detectar qué marcas tienen más potencia para el desarrollo local. Los usuarios pueden orientar su búsqueda de acuerdo al tipo de compañía, precio, territorio objetivo, el poder de consolidación del distribuidor con los retailers y su presencia y visibilidad online. El registro en la base de datos es gratis para todos los distribuidores. Las firmas deberán pagar 995 francos suizos anuales.

Mark Lewis en Ciudad de México

Mark Lewis, jefe de desarrollo de negocio en Caribe y Latinoamérica de The Watch Distributors Directory, quiere que esta iniciativa sea un dinamizador de negocios, sobre todo en estos momentos de revolución y cambio: “Queremos provocar que la gente piense más, con una estrategia más de ajedrecista, que no solo dé uno o dos pasos adelante, sino siete u ocho. Que vean a más largo plazo”. En este sentido Lewis menciona la filosofía de Huron: “Thomas menciona el blended retail que es una mezcla de distribución: utilizar las mejores prácticas de los modelos tradicionales con la disrupción de las plataformas digitales e incitar a la gente a pensar cómo extraer lo mejor de ambos para proteger hoy en día un modelo que es eficaz y que impulsa la venta en punto de venta. Además, hay unos formularios para ayudar a la gente a definir su sell in y su sell out”. Al final, concluye, “unas marcas se renuevan, otras prefieren el canal tradicional y el resto una mezcla de lo mejor de ambos universos. O también la distribución 4.0. Cuando nos apalancamos hay que revisar el modelo de negocio”.

La situación en México refleja lo que menciona Lewis. Renovarse o morir ante los desafíos del siglo XXI, sobre todo ahora que algunas marcas están tratando de instaurar el modelo directo al cliente, como Audemars Piguet. Pero en México, todavía es pronto para esto. Lewis nos da una imagen del país en el sector de la relojería: “Aparte de 35 o 40 marcas hay muchas más que quieren entrar a México. Nosotros podemos decir a estas compañías cómo alcanzar este mercado. Y para eso vamos a establecer un directorio mundial lo más comprensible y actualizado posible donde las marcas y los distribuidores se pueden encontrar uno a otro. Esta base de datos va a seguir evolucionando”.

Esta iniciativa inédita reconoce que los distribuidores desempeñan un papel de intermediarios entre una marca y muchos minoristas en un país específico. Conocen su territorio, el idioma, la cultura, su gente y tienen relaciones personales con los minoristas, son como traductores para la firma. Y una advertencia: una marca de relojes que busque obtener ganancias en 12 meses no debería aventurarse con un distribuidor que quiera construir raíces y permitir que un producto se mantenga en el mercado más de 10 años.

“El mercado de México tiene un gran valor para nosotros”, afirma Mark Lewis. “Estamos viendo alianzas para apoyar la industria y para estimular una nueva forma de pensar y estar abiertos a adaptarse a nuevas posibilidades. Por eso estamos aquí. Queremos conectar gente, oportunidades. Latinoamérica sigue siendo tradicional pero va a evolucionar porque la tendencia, no solo aquí sino a nivel mundial, es que las cosas están cambiando y rápido. No hay una solución para cada empresa, ni un molde que sirve a todos. Sabemos que el cambio, la renovación va a ser una constante. Tenemos que estar preparados”, termina.

La web es www.watch-distribution.ch

No Comments Yet

Comments are closed