fbpx

Ferdinand Berthoud muestra el regulador con diseño inédito

Con una visualización del regulador de un diseño inédito y con su caja de acero inoxidable cementado ultra resistente, el Chronomètre FB-1R.6-1 amplía la colección de la Chronométrie Ferdinand Berthoud. Su calibre FB-T.FC.R, con tourbillon y transmisión mediante cadena y huso, se puede admirar a través de un fondo de cristal de zafiro y de dos ojos de buey laterales, que proporcionan una visión única del interior de este excepcional cronómetro.

Al igual que en las anteriores ediciones del Chronomètre FB 1, el movimiento posee unas complicaciones inspiradas en los instrumentos científicos que eran los cronómetros marinos de Ferdinand Berthoud. En concreto, la inspiración procede directamente de las investigaciones realizadas por Ferdinand Berthoud sobre su Reloj Marino N°7. Este modelo concentraba muchas soluciones que mejoraban los principios del funcionamiento de sus relojes de longitud. Entre otras, su visualización contravenía las reglas habituales de los reguladores, que adjudican a las horas, a los minutos y a los segundos un emplazamiento diferente en la esfera, por la utilización de una gran aguja central para el segundero.

FB 1R.6-1 incorpora detalles inéditos en comparación con los rasgos estéticos y técnicos de las versiones anteriores. Sigue siendo un reloj de 44 mm de diámetro que está formado por un cilindro de acero que alberga el movimiento. Este acero ha sido sometido a un reforzamiento de su estructura molecular, mediante un procedimiento termoquímico de difusión de carbono en fase gaseosa, lo que le garantiza una duración excepcional de 1200 Vickers en superficie, haciéndolo extremadamente resistente. Posee una gran resistencia a la corrosión y además es biocompatible.

La caja está vestida con dos brazos laterales de acero de forma octogonal, que le aportan su forma característica y cuyos flancos están perforados con dos ojos de buey laterales, situados a las 2 horas y a las 11 horas, que permiten admirar el funcionamiento del mecanismo de huso-cadena. En cuanto a la corona de acero inoxidable está provista de un medallón de cerámica negra, garantiza una cómoda carga del movimiento, dotado de 53 horas de reserva de marcha.

La construcción del Chronomètre Ferdinand Berthoud FB 1R.6-1 es diferente y se distingue claramente de todas las visualizaciones de regulador existentes hasta ahora. En lugar de presentar una gran abertura para poder observar el tourbillon y la rueda de arrastre de los segundos, como sucedía en las anteriores versiones, la mayor parte de la esfera del Chronomètre Ferdinand Berthoud FB 1R.6-1 está cubierta. A modo de esfera, es la cara posterior de la placa de complicación la que facilita la visualización del regulador.

Está fabricada en alpaca satinada a mano en vertical y rodiada en negro, y dispone de tres aberturas de pequeño tamaño. La primera, descentrada a las 2 h, permite la lectura de las horas. La segunda desvela un inédito mecanismo de visualización de la reserva de marcha. La tercera abertura está situada en el centro del contador de los minutos, a las 12 horas. Delicadamente biselada, granallada y rodiada en negro, esta abertura central permite la visualización del engranaje y un decorado grabado a mano que representa un motivo denominado « pirámides », inspirado en la decoración de un péndulo astronómico de esqueleto de Ferdinand Berthoud, que pertenece a la colección del LUCEUM.

Objeto de una solicitud de patente, el dispositivo de la indicación de la reserva de marcha es visible a través de la abertura del semi-puente del fondo. 

El calibre FB-T.FC.R está construido según una arquitectura única. Este movimiento de carga manual presenta 18 puentes de alpaca, encerrados por unos pilares de titanio pulido que rodean los órganos mecánicos. Esta construcción es característica de los cronómetros marinos del siglo XVIII.

La particularidad del calibre FB-T.FC.R es que su barrilete y su huso están invertidos, están colocados boca abajo y, sobre todo, que ambos están suspendidos. Solo se sujetan por uno de sus lados. Esta construcción, que también es objeto de una solicitud de patente, permite ahorrar algunos milímetros preciosos. Así, con sus 9.89 mm el movimiento del Chronomètre Ferdinand Berthoud FB 1R.6-1 sigue siendo muy plano para su categoría, a pesar de la visualización del regulador y de la nueva indicación de la reserva de marcha.

El tourbillon del calibre FB-T.FC.R está formado por 67 componentes agrupados en una jaula de titanio. Hay un aspecto más que hace que este tourbillon sea tan especial: da una vuelta por minuto, pero no indica los segundos, puesto que el Chronomètre Ferdinand Berthoud FB 1R.6-1 es uno de los pocos tourbillones que poseen un segundero central. Extremadamente largo y fino, fabricado en bronce dorado, se mueve con una precisión y una estabilidad extraordinarias.

Los puentes del calibre FB-T.FC.R están fabricados en alpaca no tratada. La alpaca es una aleación de cobre, zinc y níquel, que presenta un brillo excepcional al pulido, pero que resulta extremadamente frágil. Cualquier imperfección es irreparable. La alpaca se distingue también por su color gris cálido, muy apreciado por los expertos.

 

 

 

 

No Comments Yet

Comments are closed