fbpx

Inequívoco lenguaje del mar

Panerai presenta una nueva tendencia diver dorada, además anuncia la ampliación de su garantía a 8 años. Antes de que Robert Louis Stevenson soñara nostálgica y literariamente con piratas en La isla del tesoro (1883) y Julio Verne presagiara criaturas y máquinas extraordinarias en 20 mil leguas de viaje submarino (1869), el señor Giovanni Panerai ya había abierto su taller de relojería en Ponte alle Grazie, Florencia (1860), para iniciar la conquista del mar.

Una tienda que, convertida en laboratorio científico, desarrollaría un sello relojero moderno sin parangón. Brújulas, profundímetros y linternas subacuáticas insólitas a comienzos del siglo xx para domeñar las profundidades y tomar la medida precisa a los límites de la naturaleza bajo confidencia militar junto a la Armada italiana.

Que la colección Submersible apele a los “instrumentos de supervivencia” de Panerai no es un banal efecto literario. En su propio origen está el paso de gigante de un buzo que se lanzaba al abismo azul para desentrañar sus hondos secretos y combatir al enemigo en misiones de guerra. Submersible, como familia independiente, nació tímidamente por primera vez en 1998 después de que Richemont adquiriera la firma.

Luminor Submerisble PAM25 era un guiño estético a L’Egiziano de 1956, del que tomaba su extraordinario diámetro de caja, el bisel graduado para medir tiempo de inmersión y una pequeña lupa en la ventana de fecha a las 3 horas. Solo 1,500 piezas que no hicieron mucho ruido en aquel momento pero que, en 2013, comenzarían su andadura exitosa: tres nuevas ediciones especiales bajo el sello Luminor 1950 en titanio, cerámica negra y bronce. Y notas  destacadas como el nuevo juego de manecillas semiesqueletadas y la recuperación de la cerámica negra, ya usada por primera vez en 2007 con Black Seal (PAM292) y en 2012 con el Tuttonero (PAM438).

Tras Luminor y Radiomir, hoy sí podemos afirmar que Submersible es una colección con entidad sustantiva y codiciada en el mercado. Y esta nueva edición Goldtechtm viene a poner de manifiesto la apuesta por el reloj de buceo por excelencia. Propuestas más deportivas que acercan el diseño icónico clásico de la marca a un diver moderno más abierto al lenguaje joven y refrescante de las actividades acuáticas en general.

Sin perder la identidad genética de la firma, son más de veinte referencias vestidas con materiales como el acero, bronce, titanio, BMG-TECH, Carbotech o el uso del recubrimiento DLC. “Hay dos best sellers actualmente, los relojes de buceo Submersible y también Luminor Due”, nos asegura Benoit de Clerck, director internacional de ventas de la casa.

Panerai ahora retoca con un guiño clásico el guardatiempo gracias al uso noble de un oro rosso mucho más especial. Goldtechtm es una nueva aleación fabricada con un porcentaje de cobre que confiere al material un cálido y destacado tono. Contiene una pequeña cantidad añadida de platino que preserva el material contra el óxido.

Monta el calibre OP XXXIV, el mismo movimiento que encontramos en todos los Submersible de 42 mm, un tamaño más fácil de encontrar ahora en un catálogo que apostaba tradicionalmente por grandes dimensiones de diámetro. Las cajas de oro también ha ido permeando en la tendencia scuba que el mercado ha vivido en los dos últimos años. Este nuevo Panerai Submersible Goldtechtm presenta bisel de cerámica y en la esfera negra muestra las funciones de horas, minutos, pequeño segundero a las 9 horas y fecha a las 3.

Extensión de garantía

La  firma también anunció la extensión de su garantía limitada internacional a 8 años. El programa llamado Pam.Guard, aplica a todas las colecciones Panerai adquiridas hasta dos años antes de lanzada esta iniciativa. Para acceder a este beneficio los coleccionistas deberán registrar sus piezas en línea y crear su perfil de usuario.

“Es una herramienta dedicada a la comunidad de clientes, a quien Panerai guía en un viaje interactivo para comprender completamente el espíritu técnico e histórico de la marca. Extender la garantía limitada internacional hasta ocho años es un paso natural, casi inevitable”. Destacó Jean-Marc Pontroué, CEO de Panerai.

 

 

No Comments Yet

Comments are closed