fbpx

Una estación espacial en tu mesa

Hace seis años se presentó Starfleet Machine y ahora llega una nueva expedición intergaláctica. Una estación espacial con tres cohetes preparados para explorar el universo de las horas. Nuevo diseño de MB&F y fabricación de L’Epée 1839, la firma suiza especializada en relojes de mesa de alta gama. Starfleet Explorer presenta un tamaño más compacto y colores más brillantes.

La nueva pieza de MB&F y L’Epée.

Starfleet Explorer llega en tres ediciones limitadas de 99 piezas cada una —azul, verde y rojo—. Un nuevo clock que indica las horas y los minutos y presenta una animación especial. Tres cohetes completan el movimiento orbital de la estación en cinco minutos. Un movimiento visible totalmente que cuenta con ocho días de reserva de marcha. Se alimenta la cuerda manualmente con una llave doble que sirve para armar el movimiento y para poner en hora el reloj.

La lectura de las horas y los minutos se indican mediante dos discos y una aguja de color brillante. Gracias a la abertura central, los minutos se presentan en movimiento gracias a una especie de antena parabólica. Por el contrario, el disco de las horas se ubica en la parte inferior y es completamente estático. Completa una vuelta cada 12 horas al girar sobre sí mismo.

Max Büsser y Arnaud Nicolas.

Todo el movimiento del nuevo Starfleet Explorer se coloca de forma horizontal, pero el escape se posiciona verticalmente. Los componentes lucen un brillo especial gracias al latón con tratamiento de paladio o de estaño (inoxidable) fabricados in house por L’Epée. Con la platina esqueletada, se exhiben los engranajes y el barrilete en una estructura arquitectónica concéntrica.

Starfleet Explorer es un reloj de sobremesa con los mismos mecanismos esenciales que un reloj de pulsera, pero más grandes: tren de engranajes, barrilete de muelle real, volante, rueda de escape y áncora. “Un tamaño dos veces más grande no solo supone el doble de tiempo de trabajo, sino que aumenta exponencialmente la complejidad. Para el pulido es necesario aplicar la misma presión que para el acabado del movimiento de un reloj de pulsera, pero en una superficie más grande, lo que hace la tarea más difícil”, comenta Arnaud Nicolas, director general de L’Epée 1839. “La experiencia y la destreza de nuestros relojeros son lo que permite que el Starfleet Explorer tenga unos acabados de semejante calidad”.

 

No Comments Yet

Comments are closed