fbpx

Grandes Relojes de 2015: TAG Heuer Carrera Heuer 01

Para entender correctamente la importancia del Carrera Heuer 01 es necesario conocer su progresión en el tiempo, es decir, de dónde viene el Carrera y el futuro de TAG Heuer. El primer aspecto, las raíces de la colección, son conocidas por todos los aficionados, puesto que el Carrera es uno de los relojes más conocidos de la historia de TAG Heuer. Desde su lanzamiento en 1963 (hay que recordar las series conmemorativas del 50 aniversario que se presentaron hace dos años), el Carrera ha conocido múltiples variantes y adaptaciones. Fue diseñado por Jack Heuer para una nueva generación de cronógrafos basados en el diseño limpio y funcional de las corrientes artísticas del momento. Lo acertado del dibujo original ha permitido, principalmente en los últimos tiempos, un resurgir de los modelos más antiguos, que todavía hoy en día muestran todo su atractivo a viejos y nuevos aficionados.

El Carrera Heuer 01 rompe esta tendencia vintage y propone una nueva etapa para la colección. Su lanzamiento no es casualidad, pues coincide con la llegada a la presidencia de la firma de Jean-Claude Biver, que mantiene su cargo de responsable de relojería de LVMH. Visto desde esta perspectiva, el Carrera Heuer 01 es toda una declaración de intenciones. Primero, porque aporta una imagen deportiva extrema inédita hasta la fecha. La sencillez da paso a la complejidad, el contraste de materiales, los tornillos vistos y los acabados abiertos. Los componentes empleados en la caja suman un total de 12, fabricados en acero y titanio, y con acabados negros y rojos en alguno de ellos.

Tag-Heuer-post1
La nueva cara del Carrera: Calibre Heuer 01 de carga automática con 50 horas de reserva de marcha y cronógrafo de rueda de pilares. Caja de acero de 45 mm y bisel de antracita. Carátula esqueleto negra. Hermético hasta 100 metros.

Visto con detenimiento, es fácil de encontrar las raíces en la saga histórica Carrera, aunque los cambios son tan radicales que a primera vista tenemos la sensación de estar ante un modelo completamente distinto. Las sensaciones se repiten con su bisel sobredimensionado en color antracita y, sobre todo, con su espectacular esfera calada, a través de la cual vemos algunos de los detalles del mecanismo. Aquí reside la segunda sorpresa del Carrera Heuer 01. Su nombre ha sido tomado del propio movimiento que lleva. Heuer 01, bautizado en honor del mismísimo Jack Heuer, es el nuevo calibre manufactura de TAG Heuer. Más específicamente, es la cuarta generación de su calibre 1887. Los cambios se centran en el apartado estético, como el mencionado acabado esqueleto de la parte superior, donde el disco de fecha juega ahora un importante papel decorativo, el nuevo rotor de carga (la reserva de marcha sigue siendo de 50 horas) y el recubrimiento en rojo de la rueda de pilares que controla el cronógrafo. El diámetro se va hasta los 45 milímetros y se completa con una correa de caucho perforada.

Que el Carrera Heuer 01 sea la más moderna representación del espíritu deportivo de TAG Heuer no implica de manera invariable una subida de precio. Todavía no hay datos definitivos, pero Biver se ha comprometido a comercializar este reloj por debajo de los 5,000 francos suizos, lo que le convierte en un caso único en el mercado si hablamos de cronógrafos manufactura. La fórmula diseño vanguardista más precio rompedor no es nueva, pero siempre ofrece magníficos resultados. Y TAG Heuer seguirá por este camino, porque ya ha anunciado una segunda versión con mecanismo tourbillon cuyo precio competitivo, según fuentes de la compañía, hará correr ríos de tinta en revistas y foros especializados. Estaremos atentos. (Por Andrés Moreno)

No Comments Yet

Comments are closed