Grandes Relojes de 2015: Tudor North Flag

Puede que sea una de las noticias relojeras del año. Por su naturaleza y por sus consecuencias. Tudor, la marca hermana de Rolex, presenta su primer movimiento automático de manufactura. El futuro, en la firma creada por Hans Wilsdorf en 1926 —el mismo fundador de Rolex—, se escribe con tinta y acciones propias, tal y como sucede cada vez de forma más masiva en gran parte de la industria desde hace unos años.

Tudor-post3
La caja de 40 mm tiene doble bisel de acero y cerámica negra mate, y es hermética hasta 100 metros. La carátula despliega horas, minutos y segundos centrales, además de fecha e indicador de reserva de marcha. Está disponible con brazalete de acero o correa de piel.

La nueva colección se llama North Flag y toma su nombre de una aventura extrema en el Polo Norte en la que los modelos de Tudor jugaron un papel muy interesante. Justo en el mismo momento en que Sir Edmund Hillary ascendiera al Everest con un Rolex (1953), otra expedición británica investigaba en los parajes más recónditos de Groenlandia (casi en el Polo) interrogantes geológicos, fisiológicos o meteorológicos aún sin responder por la ciencia de aquella época.

Así pues, los integrantes de la British North Greenland Expedition, encabezada por Desmond ‘Roy’ Homard, llevaban en su muñeca un Oyster Prince y con él experimentaron la precisión de los relojes automáticos en condiciones infernales justo donde los equipos electrónicos suelen fallar merced al desbarajuste magnético en el lugar más boreal de la Tierra. Es una buena historia que valía la pena rescatar.

Tudor-post4
El calibre MT5621, de carga automática (rotor bidireccional) y con 70 horas de reserva de marcha, es el primer movimiento desarrollado y fabricado internamente por Tudor.

Hoy, el resistente calibre MT5621, enclaustrado en una caja de 40 mm hermética hasta 100 metros con doble bisel de acero y cerámica negra mate, es el protagonista de otra aventura. (Una variante de este calibre se usa en la actualización más reciente del Pelagos.) Un desafío necesario con rotor bidireccional, espiral de silicio, certificación COSC, una autonomía de marcha de 70 horas, 28,800 alt/h y un grosor de 6.5 mm. Rolex-Tudor, como una compañía de conjunto, empieza a ocupar posiciones en la guerra amplia de precios desde una entrada favorecida a la relojería suiza hasta la excelencia exclusiva de materiales e innovaciones. Las voces de Edmund Hillary y Roy Homard se escuchan a la vez. (Por Manuel Palos)

Artículo anterior

Business: ¿Por qué innovar importa más que el oro y los diamantes en la relojería?

Siguiente artículo

Grandes relojes de 2015: Vacheron Constantin Referencia 57260

Notas relacionadas
Leer más

Señores de negro

Chopard presenta L.U.C Time Traveler One Black y L.U.C GMT One Black. Dos ediciones limitadas en titanio ceramizado.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.
Breitling Super Chronomat
Leer más

Breitling Super Chronomat, campeón EN pesos pesados

El reloj aviador por excelencia de Breitling gana músculo con una versión más grande y con guiños a la estética de los años ochenta. Atentos a su módulo de segundo huso horario en el brazalete.
Leer más

Besos de azúcar para mamá

¿Una esfera de cristales de azúcar? Lo ha hecho posible Bovet. Una técnica inédita con pintura en miniatura que captura ternura, amor, nostalgia, coquetería y romanticismo. Ideal para regalar a mamá.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share