chronoswiss

Seiko lanza su primer tourbillon, Fugaku Tourbillon Limited Edition

Es el primer tourbillon de Seiko. Y habita en Fugaku Tourbillon Limited Edition, un reloj que fusiona la mecánica con mayúsculas con los oficios milenarios. Un tourbillon con grabado en 3D y técnica de lacado inspirado en el periodo Edo es resultado espectacular que hace hornor a los ideales de belleza japonesa. Es una edición limitada de 8 relojes disponibles en las boutiques de Seiko.

Fugaku Tourbillon Limited Edition ha sido realizado por los artesanos más reconocidos de Seiko, nombrados por el gobierno de Japón como Maestros Artesanos Contemporáneos (Contemporary Master Craftsmen). El nuevo tourbillon calibre 6830 mide menos de 4 mm de delgado y está hecho y ensamblado por Satoshi Hiraga. El grabador es Kiyoshi Terui. El diseño general, incluyendo la integración del tourbillon, el grabado en metal y el trabajo de lacado ha sido labor de Nobuhiro Kosugi, el primer diseñador de relojes seleccionado como maestro artesano. El experto en la técnica Urushi, Isshu Tamura, aporta el acabado del esmalte.

Seiko3

El calibre 6830 es un movimiento mecánico basado en el calibre 68 ultradelegado y es el primer tourbillon de Seiko. Incluyendo la jaula del tourbillon, el movimiento completo mide 3.98 mm de profundidad y tiene un díametro de 25.6 mm. El resultado es el tourbillon más delgado por volumen, según Seiko.

La inspiración de la carátula viene de la serie de dibujos de Katsushika Hokusai conocidos como Thirty-six Views of Mount Fuji. Uno de sus dibujos pintados en el siglo XIX, periodo conocido como Edo, The Great Wave off Kanagawa, trajo a la fama mundial a Hokusai gracias a una composición dinámica y al uso de la perspectiva. Para llevar esta obra a la esfera, Kiyoshi Terui trabajó hasta los límites de su capacidad técnica en el grabado para dar vida en tres dimensiones a la ola que domina la escena representada en la esfera. La ola de oro amarillo y blanco es de 1,6 mm en su parte más gruesa y 0,5 mm en su lado más delgado, una verdadera maravilla de la artesanía manual. Además, este motivo de la ola también decora el fondo transparente del reloj. En el puente del volante aparece la forma del Monte Fuji, motivo central del trabajo de Hokusai. De hecho, Fugaku es otra forma de los japoneses de llamar al Monte Fuji.

Seiko4El emblema Credor en la esfera también está hecho a mano por Isshu Tamura en laca de oro, técnica conocida como Maki-e. Los índices horarios son de oro amarillo.
La caja de platino mide 43 mm y está adornada con 43 zafiros azules con distintas gradaciones de color. La correa es de cocodrilo.
El reloj tiene 153 componentes y 22 rubíes. Es una edición limitada de 8 piezas.

Seiko1

Otra versión de este modelo es Engraved Skeleton Limited Edition, con trabajo de grabado inspirado en las olas pero que late con otro calibre, el 6889. En la esfera destaca el trabajo de madreperla de Isshu Tamura y el uso de gradación morado a amarillo-verde para representar el movimiento de las olas. Es manual, tiene 133 componentes y 26 rubíes. La caja es de oro blanco y está lacada con la técnica Urishi. Es una edición limitada de 30 piezas.

Artículo anterior

Jacob & Co Twin Turbo celebra 30 años de la firma

Siguiente artículo

Vulcain Cricket Manufacture Calibre V-40, la evolución de un clásico

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. Un 26 de junio el maestro registró la patente. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share