La electricidad apela a las emociones

Audi RS e-Tron quattro es el eléctrico deportivo tan rápido como un súper bólido, pero más funcional y confortable

La parte del nuestro cerebro que responde a las emociones fuertes y a la inyección de sensaciones que nos produce mirar y conducir un auto Gran Turismo, es tomada en cuenta por quienes idearon y crearon el Audi RS e-Tron quattro. Más allá de tener un larguísimo nombre es un sedán deportivo de esos que se ven veloces y emocionantes. Incluso cuando están estacionados y en silencio –bueno, al ser eléctrico, casi siempre está en silencio–.

Al parecer hay buenas razones para respaldar esa percepción. Si bien la electrificación ya está aquí, llegando por los escalones más altos de casi todas las marcas en sus modelos más vendidos de gama elevada, SUV, CUV, es refrescante ver que un sedán deportivo de elevado desempeño está entre las prioridades de Audi.

El Audi RS e-Tron quattro, además de su silueta (esculpida en el túnel de viento) cubre una larga distancia entre ejes y ancho de vía. Esto le da una presencia visual única, además de los beneficios dinámicos y de habitabilidad. El coeficiente aerodinámico es increíble.

Solo de 0.24, con elementos activos que lo hacen súper eficiente al dirigir el flujo de aire hacia donde y cuándo sea necesario. Por ejemplo cuando requieren refrigeración los frenos, los cuales son asistidos por el sistema de regeneración de energía, sistema que les da una vida útil mayor y mejora el rango efectivo de las baterías.

El techo es de cristal, pero opcionalmente se puede reemplazar por un panel hecho de fibra de carbón muy ligero y una opción si no soportas tener el sol sobre la cabeza todo el día. La parte inferior del auto está carenada por completo. Esto es para hacer más limpio el flujo de aire hacia atrás. Desde ahí sale por un difusor funcional que asiste al agarre y aerodinámica del auto.

Las luces frontales pueden ser de tipo láser adaptativas como opción. Estas son una maravilla técnica, que adoptan el concepto del Tucker ’48 y el Citroën DS de 1955, pero con alta y mucha tecnología. Por ejemplo: la suspensión específicamente diseñada para este auto es adaptativa y controlada por computadora. Además de que el bajo centro de gravedad hace una delicia conducir este Audi, ya sea en modo confortable o con cierta premura.

Sofisticado sistema de audio

Interiormente, la versión RS lleva un sofisticado sistema de audio de Bang & Olufsen. Se reduce un poco el área posterior para equipaje a 305 litros, pero al frente hay espacio adicional.

El poder que entregan los dos motores eléctricos de la versión RS alcanza los 598 caballos de fuerza. Por breves periodos puede llegar a 646 bajo aceleración intensa e impulsando las cuatro ruedas.

Recarga de 5 minutos para 100 km

El alcance máximo es de 488 km gracias a los 800 v que entrega su batería compuesta por 396 elementos y que puede recargarse a un máximo de 270 kw con cargadores especiales. En solo 5 minutos puede recargar energía para 100 km de recorrido. Por cierto, hablando de silencio, éste se rompe cuando se activa el sonido e-Tron Sport Sound para avisar a los peatones que se acerca. Además, en el interior provee retroalimentación al conductor.

Toda la información del auto y su recarga se monitorea a través del smartphone. Esto a través de la app gratuita myAudi. Claro, antes hay que tener el coche; el cual –seamos honestos– cada vez se antoja más.

Carlos Matamoros

Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

Artículo anterior

SIAR, templo de las horas para los coleccionistas

Siguiente artículo

¿El “Milsub” definitivo? Emerge el nuevo Tudor Pelagos FXD

Notas relacionadas
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share