Bvlgari decora la esfera de Lvcea con mosaicos diminutos de oro

En la Antigua Roma se desarrolló un pronunciado gusto por los mosaicos, arte decorativo típico de la época que prevalece hasta nuestros días. En homenaje a esta artesanía milenaria, Bulgari ha creado dos nuevos modelos inscritos en su colección Lvcea. En estos nuevos relojes, la carátula está compuesta de “azulejos” minúsculos hechos totalmente en oro, material de lujo que sustituye a la piedra típica de los mosaicos romanos para conseguir un acabado más sofisticado.

Para lograr este efecto único, Bulgari ha utilizado una refinada técnica, donde pequeñas piezas de oro fueron colocadas minuciosamente en cada espacio pacientemente, un proceso largo y laborioso, que consiste en cortar una placa de oro de 18 quilates en alrededor de 700 diminutas baldosas cuadradas que miden exactamente 0.84 mm cada una. La colocación de cada recorte respeta el patrón tradicional de los mosaicos (primero colocan las piezas centrales, y de ahí se disponen el resto hasta llegar a las orillas) a través del cual se obtiene una superficie no uniforme, otra característica primordial de este tipo de oficio artístico.

El reloj tiene caja de oro rosa u oro blanco de 18 quilates, con bisel que luce 78 diamantes. La correa es de piel galuchat (obtenida de la mantarraya o tiburones pequeños) y es de color negro para la versión de oro blanco o marrón para la versión de oro rosa.

Los nuevos Bulgari Lvcea Mosaique poseen un movimiento de cuerda automática, el cual impulsa las indicaciones de horas, minutos y segundos, además de coronas con piedra semipreciosa y diamante. La caja mide 33 mm de diámetro y es sumergible 50 m.

Artículo anterior

Grupo Richemont crece 12% en ventas

Siguiente artículo

Nuevo bólido retro de Bell & Ross inspira dos relojes

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share