Un clásico de Ulysse Nardin solo para boutiques

Tal y como muchos otros relojes de Ulysse Nardin, el Classic Dual Time Enamel es un concentrado perfecto de los tres pilares fundamentales que han hecho de la firma su reputación en el mundo de la relojería mecánica: vanguardia técnica con el uso del silicio en el movimiento, fabricación in-house del calibre UN-324 realizado y producido por la manufactura y el extraordinario savoir-faire artesanal en la creación de la esfera eggshell en esmalte Grand Feu.

El esmalte “Grand Feu” es una técnica de esmaltado secular del siglo XVII muy compleja y exigente realizada in-house en Ulysse Nardin por solo unos pocos especialistas, expertos de Donzé Cadrans. La esfera deslumbra con números grandes romanos y agujas negras que realzan el doble fechador a las 2 horas. El pequeño segundero aparece sobredimensionado a las 6 horas.

Equipado con la función Dual Time patentada por la firma, cuenta con un segundo huso horario que se ajusta instantáneamente hacia delante o hacia detrás con una simple presión en uno de los dos pulsadores situados a las 8 y a las 10 horas. Estos pulsadores permiten ajustar la aguja de las horas en un huso horario distinto sin alterar la marcha del indicador de la hora local situada a las 9 horas, que sigue su rotación de 24 horas. Una complicación mecánica realmente fácil de usar y una de las características de la firma Ulysse Nardin. Otro ejemplo en su búsqueda constante de innovación, es el ajuste de la hora y fecha a partir de un selector de modalidades integrado a la corona. Este mecanismo permite ajustar el reloj sin tener que pulsar ni tirar de la corona.

Con una reserva de marcha de 48 horas, el movimiento manufactura UN-324 de carga automática está protegido por una caja en acero inoxidable de 42 mm, sumergible 30 metros.

Esta versión solo se venderá en boutiques de la marca y es una edición limitada de 99 ejemplares con una correa de piel.

Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Mido invita a la aventura con su nuevo reloj cronógrafo

Siguiente artículo

Bell & Ross acelera con un auto conceptual en la muñeca

Notas relacionadas
Leer más

Hazañas al mejor postor

Este fin de semana se subasta el Patek Philippe que llevó el piloto británico Henry Segrave en varios de sus récords de velocidad. También te contamos todo sobre los relojes de Michael Schumacher que se rematarán el 13 de mayo

MANUEL MARTÍNEZ

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share