Cronógrafos para soñar

Jean-Marie Schaller, CEO de Louis Moinet, es uno de los líderes suizos de las firmas relojeras independientes con mayor carisma. Y gracias a su peculiar modo no exento de mística de entender la relojería, sus facultades creativas están en vilo permanente. Después de emplear meteoritos y fragmentos de piedras de la Luna o de Marte, su visión ha vuelto a poner los pies en la tierra.

El pequeño dial donde se indican las horas y los minutos de este nuevo Memoris está fabricado con madera de palma fosilizada. Y se estima que procede de hace 70 millones de años. Una alusión a los valores eternos del tiempo y de nuestra naturaleza, siempre expuesta a miles de riesgos por la mano del hombre.

Está permitido soñar con el tiempo, no solo cuantificarlo de forma precisa. Jean-Marie Schaller es experto en convocar los espíritus del pasado para que convivan con el presente en piezas únicas. Su colección Memoris es un sentido homenaje al inventor del cronógrafo, el propio Louis Moinet, y presenta ediciones exclusivas que dan rienda suelta a la imaginación y satisfacen el apetito de coleccionistas.

Schaller recuperó el nombre del maestro relojero del olvido para dar curso a la firma que dirige. Por ello, Memoris se ha convertido en el eje vertebrador más exitoso de las colecciones de la casa. Está diseñado para que luzca justamente la función cronógrafo de la aguja central. En esta edición, presenta la escala marcada por la minutería ferrocarril en blanco con los pequeños índices en números arábigos sobre el bisel interior, del mismo modo que se presentan las subesferas del crono pintadas sobre el cristal de zafiro.

El aspecto clásico lo aporta su monopulsador a las 2 horas. Una de las versiones con estética más vanguardista de la familia Memoris, que siempre mantiene sus detalles característicos como las agujas “gotas de rocío” Esta versión llega en caja de 46 mm de oro blanco. El calibre LM54 está conformado por 302 componentes.

En su carátula esqueletado, se muestran 147 elementos como las ruedas y el mecanismo del crono. Disfrutar de la magia en movimiento es uno de los grandes secretos al descubierto. Es un calibre automático, pero que cuenta con el sistema “Energie Plus”, el cual le permite aumentar la carga también a través del giro inverso de la corona. El rotor aparece grabado y exhibe el sello de la flor de Lis, símbolo de la firma. Gracias a ello, cuenta con una reserva de marcha de 48 horas.

Artículo anterior

El vuelo más exquisito de Santos-Dumont

Siguiente artículo

La armadura blanca se enciende

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share